Necrológicas
  • Luisa Peña Zambrano
  • Hernán Guajardo
  • Orlando Estefó Cárcamo
  • Hernán Guajardo Valderas

Logran desvarar a segundo cetáceo en lo que va del año en la bahía de Puerto Williams

Por La Prensa Austral Domingo 2 de Mayo del 2021

Compartir esta noticia
246
Visitas

Personal de Sernapesca, con apoyo de la Armada, logró desvarar un segundo cetáceo en lo que va corrido del presente año en la bahía de Puerto Williams.

El primero fue durante el mes de enero y se trató de un “zífido”, cetáceo odontoceto muy difícil de avistar, ya que son de profundidad. Una vez que lo desvararon lo guiaron con zodiac, para que lograra salir de la bahía.
Ahora, mientras relocalizaban el cuerpo de la ballena que falleció la semana pasada producto del ataque de una manada de orcas, llevándola a un lugar de resguardo para realizar la necropsia, funcionarios de Sernapesca de Puerto Williams, en conjunto con personal de la autoridad marítima, recibieron el aviso de que una ballena había varado con vida a pocos kilómetros de ese lugar.

Al llegar pudieron verificar que había una ballena varada de grandes proporciones, que no se movía, así que los funcionarios ingresaron al agua para comprobar que estuviese con vida. Al acercarse al animal pudieron escuchar su respiración. Tenían pocas horas para actuar, ya que comenzaba a oscurecer.

Una vez que arribó la ayuda comenzaron rápidamente con las maniobras para desvarar al animal hasta que comenzó a nadar.

El gran cetáceo estaba en el sector este de Puerto Williams y la suerte es que había marea alta en ese momento.

Diego Illanes, encargado de la oficina Sernapesca de esa localidad, explicó que lo que hicieron fue rodear el sector del borde costero y golpear activamente con palos el agua. “La ballena demoró algunos minutos en reaccionar, se activó y nadó con sus propios medios hacia el sector medio de la bahía para luego salir hacia el canal Beagle”, argumentó.

A pesar de que lograron desvarar la ballena, los funcionarios de ambas entidades se quedaron vigilando el sector para verificar que no volviera a varar en otro sector cercano a la bahía.