Necrológicas
  • Baltazar Paredes Navarro
  • Adolfo Jaime Oyarzún Ruiz
  • Jovino Oyarzún
  • Lavinia Mansilla Barría

Penquista fue enviado a prisión por femicidio frustrado

Por La Prensa Austral Jueves 6 de Mayo del 2021

Compartir esta noticia
1,019
Visitas

La víctima logró zafarse del agresor pateándole los genitales.

Oriundo de Concepción es el trabajador que por estrangulamiento casi le quita la vida a su ex pareja, delito por el cual ayer fue enviado a la cárcel de Punta Arenas, a solicitud de la Fiscalía.

Daniel Martínez Castro, soldador, de 34 años de edad, mantuvo una relación sentimental con una ciudadana colombiana que duró tres meses, pero fue ella quien le puso término justamente por los constantes malos tratos y agresiones de que era víctima.

Prueba de esto es que en menos de cuatro días el sujeto protagonizó dos hechos de violencia. El sábado pasado, a las 23 horas, la mujer tuvo que llamar a Carabineros porque el sujeto tomó un cuchillo de cocina y la amenazó: “¡Soy sicario y te voy a matar!”. Además le advirtió que quemaría con gasolina a los funcionarios policiales cuando éstos llegaran.

Esto le costó la salida del hogar y que el juez le impusiera la prohibición de acercarse a la denunciante.

Sin embargo el martes, a las ocho y media de la mañana, volvió ebrio a la casa y golpeó a la mujer, molesto porque lo había denunciado a la policía.

En esos momentos, cuando la asfixiaba por el cuello con sus manos y la mujer casi no podía respirar, logró zafarse pateándole los genitales.

Ahí fue cuando logró salir descalza a la calle a pedir ayuda a un transeúnte que circulaba por el lugar. El sujeto escapó y horas después fue detenido por Carabineros.

A prisión

Ayer el fiscal Sebastián González formalizó a Daniel Martínez por femicidio frustrado y
desacato.

La mujer confesó que era agredida cada vez que la ex pareja bebía o se drogaba. La pauta de riesgo para casos de violencia intrafamiliar resultó muy alta para la mujer, indicó el Ministerio Público al pedir la prisión. Además de registrar el hombre condenas por dos delitos de microtráfico de drogas y de mantener otras causas pendientes.

El magistrado Ricardo Larenas habló de una “escalada de violencia”, y se preguntó al decretar el encarcelamiento, qué hubiese pasado si la víctima no logra zafarse de la agresión.