Necrológicas

¿Por qué Brasil y no Chile?…

Martes 1 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
81
Visitas

Tras bajarse Argentina como sede de la Copa América, la Conmebol sorprendió otorgando ayer la organización íntegra del torneo al país de la samba. Según la prensa trasandina, “todos los caminos conducían a Chile…”.

En sólo cuestión de horas, la Conmebol pasó de anunciar que Argentina no será sede de la Copa América a otorgar la organización completa del certamen a Brasil. Una decisión sorpresiva, por decir lo menos, para una competencia que debe comenzar el 13 de junio y que tiene contemplada la finalísima el 10 de julio.

“Se jugará en Brasil. Las fechas de inicio y finalización del torneo están confirmadas. Las sedes y el fixture serán informados por la Conmebol en las próximas horas”, comunicó durante la mañana de ayer la rectora del fútbol sudamericano, ensayando una particular arenga: “El torneo de selecciones más antiguo del mundo hará vibrar a todo el continente…”.

COVID EN BRASIL

Primero fue Colombia, que renunció a la sede hace un par de semanas debido al estallido social que atraviesa y a las complicaciones sanitarias por el Covid. Argentina siguió el mismo camino la noche del pasado domingo argumentando sus altos índices de contagios y, en medio de este panorama, la Conmebol decidió de manera insólita trasladar la Copa América al país sudamericano más golpeado por el coronavirus.

La entidad que preside Alejandro Domínguez no vaciló a la hora de asignarle la responsabilidad de asumir la organización del torneo, una elección que muchos no entienden considerando las alarmantes cifras que presenta Brasil: casi 16,5 millones de contagiados, 80 mil de ellos en la última jornada, y la escalofriante suma de 461.057 muertos, 2.012 en el inicio de semana.

APOYO DE CHILE

Lo cierto es que Chile quería tener la Copa América. Al menos una parte de ella. Por eso se ofreció apenas Colombia comenzó a tambalear. Y cuando el país “cafetero” se bajó, la ANFP reafirmó su postulación con algunos “mensajes” a través de los medios.

Se cayó Argentina el domingo y lo de Chile adquiría tintes de realidad. Incluso, antes de la reunión de emergencia de ayer en la Conmebol, el suelo nacional sonaba fuerte.

Pero finalmente no fue. Brasil fue la sede escogida y, pese al interés de la ANFP por tener el torneo, esa elección tuvo apoyo de Chile.

Al menos así lo dejó en claro el mandamás de la Conmebol. Poco después de la sorpresiva determinación de darle el certamen a Brasil, Domínguez publicó un mensaje asegurando que todos los timoneles de Federaciones del continente estuvieron de acuerdo en la nueva sede. O sea, la ANFP respaldó que el actual campeón de América fuese el anfitrión, tal como lo hizo en 2019.

“Hoy (ayer) recibimos el firme respaldo de los miembros del Consejo de la Conmebol, quienes por unanimidad aprobaron la propuesta de disputar la Copa América 2021 en Brasil. Es una satisfacción contar con el apoyo constante de nuestros compañeros”, escribió el presidente del organismo.

UNA OPCION REAL

Sobre la posibilidad real de que Chile tomara la vacante de Argentina, en el país trasandino entregaron ayer los detalles que rondaron la reunión de urgencia de la Conmebol. “Todos los caminos conducían a Chile. Hasta la Conmebol mandó durante los últimos días una comitiva para que visite los posibles estadios sede. Sin embargo, el tema de la exención tributaria era una muralla imposible de derribar”, aseguró el portal A24.

“Chile sabía eso, y además, hoy (ayer) aseguró que estaba para ser una de las dos sedes, pero no para cargarse con el peso de la organización total, por lo que el pulgar del Comité fue para abajo”, agregó el medio.

Ciertamente, en La Moneda no estaban dispuestos a realizar exenciones impositivas de ningún tipo en relación a los recursos que se movieran producto de la organización del certamen. “Desde el primer día manifestamos nuestra disponibilidad de realizar la Copa en nuestro país, pero con las reglas claras respecto de las exigencias sanitarias y tributarias. Aquí las normas las establece el Estado y son para cumplirlas. Considerando lo anterior, desde la Conmebol tomaron la decisión más conveniente para ellos y Brasil, como el resto de los países”, explicaron desde el Mindep.

TAREA AVANZADA

Mientras tanto, en la ciudad paraguaya de Luque, donde está la sede de la Conmebol, aseguran que, si bien varios países mostraron interés en albergar la cita, nunca se refirieron formalmente a las candidaturas. La de Estados Unidos, por ejemplo, fue siempre un rumor, mientras que Brasil era una carta bajo la manga frente a lo que terminó sucediendo: que los anfitriones originales no estuvieran en condiciones de recibir el evento.

“Lo de Brasil se venía revisando. Se vieron infraestructura y logística y, en ambos casos, se trata de cualidades probadas en la organización de grandes eventos, como el Mundial, los Juegos Olímpicos y la última Copa América”, explican desde la Conmebol.

Asimismo, un punto fundamental fue el irrestricto apoyo que encontraron en el gobierno de Jair Bolsonaro, que no planteó demasiadas exigencias a la hora de aceptar el desafío. Ni siquiera frente a las alarmantes cifras de Covid.

CON PUBLICO

Un factor fundamental para adjudicar la organización de la Copa América era la presencia de público en las tribunas. Si bien en la Conmebol son cautelosos y explican que se están realizando chequeos en cada estado, considerando que cada uno tiene legislaciones diferentes, es un hecho que para la entidad es de un alto interés que el torneo se dispute con hinchas en las tribunas, lo que seguramente ocurrirá.

“Igualmente, se tomarán precauciones. Si aún no se han anunciado formalmente las subsedes del torneo es porque se está estudiando cuáles serán las ciudades que mejores condiciones ofrecen en materia sanitaria. En ese contexto, uno de los parámetros será el porcentaje de ocupación de camas críticas. En Río de Janeiro se acerca al 80 por ciento, mientras que en Sao Paulo supera ese margen”, detallan los reportes procedentes de Brasil.