Necrológicas

JEFE DE BARRA INDIGNADO

Sábado 5 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
123
Visitas

Muy molesto retornaba intempestivamente desde Puerto Montt en febrero de 1982 el director y organizador de la barra oficial del seleccionado de Punta Arenas, que por esos días se despedía sin pena ni gloria del Torneo Nacional adulto federado.

Mezclando impotencia y rabia, Juan Gatica explicaba sus razones, todo esto en medio de una discreta campaña del equipo magallánico que buscaba defender el título nacional logrado dos años atrás en casa. “Vengo totalmente desilusionado. Antes de partir habíamos hecho muchos proyectos, estábamos bien organizados para brindarle el máximo de apoyo posible a nuestros muchachos. Con gorritos, banderas, megáfono, formamos una barra que ni siquiera los dueños de casa tenían. Incluso, después nos copiaron. Colocamos tres grandes lienzos que decían ‘Barra oficial de Punta Arenas’. Hasta ahí todo perfecto…”, iniciaba su relato Gatica.

“Luego comenzaron los problemas: cada integrante de la barra tiró por su lado y se ubicó en cualquier lugar del estadio, menos donde debían estar. Traté de reunirlos pero fue en vano”, agregaba el conocido hincha magallánico, acusando también bromas y groserías por parte de la  barra portomontina.

“Mi indignación fue en aumento y, en conocimiento de que mi pequeño hijo estaba enfermo, consideré que lo mejor era volver. Aquí me tienen, molesto y amargado”, complementaba Gatica, reconociendo, eso sí, que “la barra comenzó a desmoronarse” con los resultados adversos de Punta Arenas.