Necrológicas

– Sergio Julio Lillo Descourvieres

– Valeria Ruth Mansilla

– Eduard Kucewicz Koprunner

– Raúl Mayorga Alvarez

– Orfa Luisa Oyarzún Alarcón

La crisis de Cabo Negro a pocos años de asfaltado

Lunes 7 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
159
Visitas

El automovilismo durante su historia se ha caracterizado por tener épocas de buen pasar y otras donde la actividad se vio disminuida por la baja en la participación de los pilotos en las competencias organizadas, fundamentalmente por problemas económicos.

Es así como a pocos años de la inauguración del asfalto en el autódromo de Cabo Negro se vivió una etapa de crisis donde no se lograba mantener una continuidad en las competencias, llegándose a suspender carreras dentro de la temporada por no alcanzar una inscripción mínima de corredores.

En una nota realizada por nuestro diario a Henry Scott, presidente de la Asociación Regional Austral de Automovilismo Deportivo (Araad) en 1986, se retrataba la dificultad que tenía el deporte motor en esos años.

La misma señalaba que no era un secreto que el automovilismo estaba pasando por momentos difíciles debido a diversos motivos y el principal de ellos era la baja experimentada en el parque de vehículos que temporada tras temporada venía disminuyendo peligrosamente.

CANDADO AL
AUTODROMO

Al respecto alertaba que “incluso han debido postergarse fechas del Campeonato Regional y si no hay una acción enérgica y bien respaldada por toda la gente que gira alrededor del deporte tuerca, que tiene tantos admiradores en la región, se corre el peligro de ponerle candado al autódromo de Cabo Negro”.

“Quizás la situación económica actual está incidiendo notoriamente en la marcha normal de la disciplina, pero por eso mismo es que más que nunca se requiera de un trabajo mancomunado y especialmente de generar nuevas ideas que de materializarse vendrían a ser como una verdadera tabla de salvación”.

“El automovilismo no está dormido y sus dirigentes tratan de salir adelante, buscando diversos caminos que encaucen este deporte en la ruta que tenía años atrás”.

Para conocer la situación de ese momento, “La Prensa Austral” entrevistó a Scott quien se mostraba optimista a pesar de la crisis que se vivía.

“Realmente tenemos un parque bastante disminuido en todas las categorías pero estamos buscando una solución a este grave problema, para lo cual estamos sosteniendo reuniones periódicas de directorio en conjunto con los delegados e incluso hemos conversado con los pilotos”, señalaba el ex timonel de Araad.

“Nuestro pensamiento es salir adelante y volver a lo que fue el automovilismo hace varios años, pero realmente la tarea es difícil. Actualmente estamos en etapa de planificación”.

CARRERA
A BENEFICIO

“Justamente una de las ideas que se está estudiando es la de hacer una carrera a beneficio de los pilotos de la Turismo Carretera para que ellos tengan los medios como para preparar en la mejor forma posible sus máquinas”, categoría que en ese tiempo tenía un reglamento muy poco restrictivo lo que significaba un alto costo de preparación y que finalmente terminó por dejar los autos guardados en los talleres.

La idea en esa oportunidad de los dirigentes de la Araad era la de hacer actuar en esa prueba, para darle mayor realce a la carrera, a pilotos de la “vieja guardia” como Mario Vitelle, Marcos Lausic, Esteban Guic e incluso de Río Gallegos donde se mencionaba a José Muñiz, Jorge Gorchs o Edgardo Thevenon, lo que finalmente no prosperó.

“Hay varias ideas más en busca de una solución para salir adelante en este difícil momento. Incluso hemos pensado hasta en un telebingo (juego de azar que se realizaba en ese tiempo por la Red Austral de Televisión Nacional) para ayudar a todas las categorías”, añadía Scott.

“En lo estrictamente deportivo estimamos a futuro que es necesario refundir las categorías hacia el Turismo Potenciado y dejar una serie standard, vale decir, que quedarían tres a firme considerando también la Turismo Carretera”.

INCENTIVOS

“La idea general es como ya dije volver a lo de antes, pero para ello es necesario incentivar a los pilotos. La falta de esto, a mi manera de ver, fue una de las causas principales que nuestro deporte haya bajado a un nivel realmente peligroso”.

“La verdad que si vemos bien las cosas nosotros dirigimos pero ellos son los actores, los encargados de brindar el espectáculo, además que fecha a fecha están arriesgando su propia integridad física”.

“Creo que no se le ha cooperado en la forma que debió hacerse. Desgraciadamente eso ahora no se puede hacer como uno quisiera. Es muy poco lo que se puede solucionar. Quizás haciendo beneficios sería una manera de poder ayudarlos”.

“No tengo la menor duda que con la colaboración de todos pueden venir días mejores, con la efectiva colaboración de los clubes, donde he visto que hay deseos de entregar un decidido apoyo”.

“Creo que con empeño y dedicación vamos a salir adelante. Por lo demás ya estamos viendo la manera de formar un grupo de directivos de los clubes para que trabajen con nosotros codo a codo”.

INMINENTE RECESO

“Esta actividad tiene que levantarse y yo estoy muy optimista sobre esto, porque de no concretarse las ideas que estamos estudiando, sencillamente habría que ponerle llave al autódromo, aunque creo que esta sería una determinación extrema”.

“Tendríamos que hacer un receso de seis meses o el tiempo que sea necesario para seguir buscando una fórmula salvadora y volver una vez que se pueda trabajar quizás como antaño, cuando se hacían dos o tres carreras al año, pero realmente interesantes”.

“No se saca nada con hacer varias fechas si no se puede incentivar a los pilotos. Tendrían que ser campeonatos más cortos, no más de cuatro fechas, porque extenderlos tanto como lo que se hace ahora no es conveniente, ya que les demanda grandes gastos a los participantes”.

“Por esto mismo es que varios coches, como alrededor de veintidós Turismo Carretera, están sin competir de tal manera que cuando hacemos la programación contamos sólo con siete u ocho”.

“Creo que también tenemos que ir en ayuda de esos pilotos, pero lógicamente que la acentuaremos con aquellos que están corriendo y entregando un respaldo a la asociación”.

“Puede que implementando esta medida y otras volvamos a contar con el respaldo del público, porque éste concurre al autódromo en la medida que tenga conocimiento que se van a realizar programaciones con numerosos autos. Por ejemplo si presentamos veinticuatro máquinas la gente responde, pero no así de actuar solamente catorce o quince”, que era lo que se lograba reunir con suerte para cada fecha en esa época.

FIAT 600

Para mejorar el parque se estudió la posibilidad de incorporar una nueva categoría monomarca, pensando en la utilización de autos Fiat 600 c.c. de muy bajo costo, pensando en sumar una mayor cantidad de máquinas y de pilotos a la actividad, lo que finalmente no se concretó.

“Creo que es factible acortar el campeonato porque ya hemos postergado una fecha y si no se puede materializar más adelante sencillamente habrá que pensar con los delegados en hacer un receso que duraría unos meses para luego comenzar con nuevas energías”.

“El receso sería para las competencias en pista, por cuanto el Fun Race 4 x 4, los rally y las Tres Horas (de Punta Arenas), que piensa organizar el Deportivo Prat, seguirán cumpliendo los programas que se determine oportunamente. Con esto continuaría latente el automovilismo deportivo”, concluía señalando el presidente de Araad en 1986, Henry Scott, ante el momento crítico que vivía el automovilismo deportivo.