Necrológicas

Por abusos y no violación enviaron a la cárcel a padrastro de niña de 14 años

Por La Prensa Austral Jueves 10 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
962
Visitas

Por dos abusos sexuales quedó en prisión el sujeto que fue denunciado ante la Policía de Investigaciones por la propia víctima, de 14 años de edad, hijastra del imputado.

Lo grave de este delito es que la madre le entregó por escrito, notarialmente, la custodia de la niña a su pareja, debido a que tuvo que viajar a otra zona del país a cuidar a sus padres, que están delicados de salud, ausentándose por un tiempo prolongado, desde enero a la fecha.

Aprovechándose de esta circunstancia el padrastro comenzó a abusar sexualmente de la menor, con tocaciones, insinuaciones y besos en el cuello. Aunque ella denunció que también la violó, y amenazó para que no contara nada con el pretexto de ayudar económicamente a la familia.

El sujeto vivía con la niña en un pequeño domicilio, con un solo dormitorio, donde incluso la dejaba encerrada cuando salía.

Denuncia

El calvario que vivía no daba para más. El lunes 7 de junio, en horas de la tarde, el padrastro llegó a su domicilio y comenzó con los abusos a la niña.

Este episodio resultó ser clave para la develación de estos hechos. Esa misma tarde la menor le pidió permiso al hombre para ir a comprar algo de comer, porque tenía mucha hambre.

“Esta situación fue aprovechada por la menor para pedir ayuda y acudir al cuartel de la Policía de Investigaciones a denunciar los hechos”, relató el fiscal Fernando Dobson, al formalizar ayer al padrastro por dos delitos de abuso sexual.

Ayuda de una tía

Sin embargo, en la audiencia se dejó establecido que la ayuda de una tía del imputado fue crucial para que la niña estampara la denuncia.

Ese día la menor la llamó por celular y le confesó que no estaba bien porque su padre había intentado violarla. Aprovechó que el sujeto se duchaba y a escondidas tomó el teléfono, contando que la tenían encerrada.

“Le dije que estuviera tranquila, que intentara escapar porque íbamos con mi pareja a buscarla”.

Llegaron alrededor de las 19,30 horas y esperaron en la calle a la menor, que salió rápidamente, antes que se enterara el padrastro y la acompañaron hasta el cuartel de la PDI a estampar la denuncia.

En la misma jornada, y en forma simultánea, la madre acudió a la Policía de Investigaciones de La Unión, donde prestó una declaración, sabiendo que su hija hacía el mismo trámite en Punta Arenas.

Dijo tener una relación de pareja con el denunciado de hace 6 años, cuando vivían en Porvenir. Pero en enero de este año se trasladaron a Punta Arenas, porque ella tuvo que viajar al norte del país.

Antes de la denuncia la hija le confesó los abusos que venía cometiendo el padrastro y ella la instó a buscar ayuda con la tía, quien finalmente la acompañó a la policía.

Cuatro meses se fijaron de plazo para el cierre de la investigación, tiempo que el detenido lo pasará en prisión, según lo resolvió el juez Ricardo Larenas, que rechazó los argumentos de la defensa, que apuntaban a que su cliente esperara el término del proceso judicial en libertad.