Necrológicas
  • Baltazar Paredes Navarro
  • Adolfo Jaime Oyarzún Ruiz
  • Jovino Oyarzún
  • Lavinia Mansilla Barría
Tras postulación a equipamiento

Fundación canadiense donó 40 máscaras respiratorias a la Bomba Aturo Prat

Por La Prensa Austral Viernes 11 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
123
Visitas

Buscaron apoyo en el exterior y lo encontraron. La Séptima Compañía Bomba Prat requería equipar urgentemente a sus voluntarios con mascarillas para el combate de incendios.

Los recursos siempre son exiguos así que el directorio buscó y encontró la fórmula. Se contactó con la fundación sin fines de lucro CAFSA (Canadian Aid for Fire Services Abroad) que lidera un chileno radicado hace 40 años en Canadá, Víctor Hugo Fernández.

Postularon la propuesta, junto a la de muchas otras compañías del mundo, y la de Punta Arenas encontró cabida.

Gracias a esto la fundación les envió 40 máscaras personales para equipos de respiración autónoma, “y con esta donación podemos disponer de una careta para cada equipo de respiración y por ende para cada bombero de nuestra compañía, algo que es casi imposible de lograr por su alto costo”, destacó el teniente primero de la Séptima Compañía, Cristopher Emmott Oyarzo.

La donación incluye filtros Scott y respiradores. La donación es equivalente a 50 millones de pesos, desembolso que hubiera hecho la Séptima Compañía para realizar la comprar en Chile.

Víctor Fernández es voluntario honorario de la Compañía Nº18 de Vitacura y de las cuatro décadas que lleva en Canadá, 35 años fue bombero profesional y paramédico en ese país.

“Con la idea de poder otorgar protección a los voluntarios, buscamos distintas opciones hasta que encontramos esta fundación. Tomamos contacto y postulamos, porque competíamos con otras compañías del mundo, y nos adjudicamos el proyecto, que es casi un concurso pero con fines de donación”, destacó Emmott Oyarzo.

Cafsa ha donado equipamiento para distintos países, como Argentina, Bolivia, Cuba y el continente africano.

Muy beneficioso

“Tener una careta propia significa que más bomberos puedan participar en una emergencia, porque a veces por escasez de material tenemos que reducir el número de voluntarios que entran a un siniestro”, destacó la voluntaria Javiera Yagello.

De paso el material ayuda al cuidado personal de cada uno de los bomberos.