Necrológicas

– Juan Nicolás Vladilo Vásquez

– Hernán Segundo Méndez Vergara

– Mabel Prieto Iglesias

– José Raúl Curill Mansilla

– Javier Ahumada Gómez

– Luisa Iris Lago Rivera

PDI detuvo a sujeto que traficaba droga de elaboración propia y la vendía como cocaína

Domingo 27 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
8,402
Visitas

Con el argumento de estar frente a un sucedáneo, la defensa de una de las tres personas detenidas por la PDI intentó desvirtuar la imputación de tráfico de drogas, pero finalmente el juez validó la postura de la Fiscalía y lo envió a la cárcel a cumplir prisión preventiva.

Esta historia parte de una investigación reservada que a mediados de este mes inició el fiscal con especialidad en drogas, Manuel Soto, junto a la Brigada Antinarcóticos de la policía civil, que la bautizó como “Operación Broadway”, en concordancia con el nombre de un local donde distribuían la droga.

Los primeros resultados aparecieron el viernes, cuando con orden judicial en mano los detectives allanaron a las siete de la mañana dos domicilios.  Uno en la población Mauricio Braun, donde detuvieron a Alfonso Kuscic Villouta; y otro en la villa Alfredo Lorca, donde capturaron a Mayco Oyarzo Llancalahuán.

Pero esto no paró ahí. La PDI tenía en la mira a un tercer involucrado lo que dio paso a otro allanamiento. Ahora en la población Jorge Cvitanic, a orillas del río de las Minas, en un casa y un taller que era arrendado por Belarmino Maimai Vargas, quien si bien no estaba en ese momento, pero en conocimiento que era buscado por la policía decidió presentarse voluntariamente en el cuartel, acompañado de su abogado defensor.

El total de lo incautado en los tres procedimientos fue de casi un kilo y medio de cocaína, avaluado en el comercio ilegal en 28 millones de pesos, aproximadamente. Además en los allanamientos la policía encontró dinero en efectivo, balanzas digitales, bolsas dosificadoras y una pistola de fogueo, similar a un arma de fuego, más un vehículo.

Formalizados

En dos audiencias distintas, el fiscal formalizó ayer a Mayco Oyarzo por el delito de tráfico de pequeñas cantidades de droga y quedó bajo arresto domiciliario nocturno.

Mientras que Alfonso Kuscic enfrenta el cargo establecido en el artículo de la Ley 20.000 que sanciona a quienes trafiquen con materias primas que sirvan para obtener droga o induzcan, promuevan o faciliten el uso o consumo de estas sustancias.

El juez de Garantía, Juan Villa Martínez, accedió a lo solicitado por la Fiscalía y le impuso la medida de arresto domiciliario total.

Proveedor principal

Lo curioso vino cuando Belarmino Maimai fue formalizado por el delito de tráfico de drogas, y se ordenó el ingreso a la cárcel de Punta Arenas.

El informe del fiscal reveló que esta persona arrendaba una casa, con un taller contiguo, quedando al descubierto que tenía montado una suerte de cuasi laboratorio, donde elaboraba droga.

No por nada el jefe de la Brianco Punta Arenas, subprefecto Patricio Flores, dio cuenta que durante el registro de esta casa incautaron 875,75 gramos de cocaína, y sustancias como cafeína, creatina, lidocaína y una prensa hidráulica de 10 toneladas.

Maimai Vargas fue catalogado por el jefe policial como el proveedor principal de esta estructura criminal, quien de forma artesanal mezclaba este tipo de sustancias para la manufacturación y producción de la misma.

Defensa

Por eso Arcos, defensor privado del detenido, sacó a relucir como teoría, para evitar que lo enviaran a prisión, que a su cliente le incautaron precursores, sustancias que en sí no son droga.

“Acá estamos hablando de una persona que producía un sucedáneo de la cocaína. A través de estudios que realizaba, más información que recaba en internet, descubrió una fórmula para generar un producto similar a la cocaína, a partir de cafeína, lidocaína y vinagre blanco. Esa es la mezcla que él realizaba”.

“Digámoslo. Logró producir un elemento similar a la cocaína para estafar a traficantes que creían que estaban comprando cocaína, pero en realidad lo que adquirían era un sucedáneo”.

La teoría de la defensa no convenció al juez Juan Villa que ordenó el ingreso a la cárcel del tercer imputado.

En la denominada “operación Broadway”, en total fueron detenidas cinco personas, tres pasaron a control de detención y dos recobraron su libertad en el cuartel policial, quedando apercibidos, en espera de citación por parte de la Fiscalía.