Necrológicas

Complejo policial vs cuartel en sector sur

Por La Prensa Austral Martes 29 de Junio del 2021

Compartir esta noticia
68
Visitas

Han pasado 24 años desde que, en 1997, el entonces jefe zonal de Carabineros planteara que la institución requería de un complejo policial y que afirmara que éste se construiría dentro de dos años.

La necesidad estaba, también el proyecto y los terrenos (en calle Ignacio Carrera Pinto). Desde entonces, pese a que han transcurrido casi dos décadas y media, no sólo se mantiene el anhelo y la urgencia de levantar dichas dependencias, sino que los nuevos desafíos institucionales permiten sentenciar que hoy parece más importante que nunca dar curso a un complejo que permita albergar un comando policial donde se centralice y coordine el vasto accionar de Carabineros.

La semana pasada estuvo en la zona el general director de Carabineros, general Ricardo Yáñez Reveco, oportunidad en que planteó que el proyecto no ha muerto y que éste en nada se contrapone con lo que está solicitando el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich, respecto de contar con un cuartel policial en la zona sur de la ciudad. Ello, debido al crecimiento de la urbe y a las problemáticas delictuales que se están complejizando en dicha zona, sobre todo las vinculadas al narcotráfico.

Radonich está empeñado en sacar adelante su petición en su segundo período alcaldicio y, para ello, recientemente viajó a Santiago y se reunió con el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, y el propio general Yáñez para abordar la factibilidad de su requerimiento.

Ambas iniciativas no son para nada contradictorias ni excluyentes, pues a diario surge no sólo en el sector sur, sino en otras áreas de Punta Arenas la queja de pobladores por la falta de presencia policial en sus calles, entendiendo que ésta siempre es disuasiva de la actividad delictual y antisocial.

Ojalá que ambas coexistan y que logren el financiamiento que se necesita para llevarlas adelante.

La evolución de la ciudad, tanto respecto de su expansión como de su entramado social, demanda la profunda reforma de Carabineros de la que tanto se ha hablado, que la policía uniformada se profesionalice cada día más y que, en el caso puntual de Punta Arenas, se aumente la dotación y presencia de sus efectivos en la ciudad.