Necrológicas
  • Héctor Hugo Pérez Ojeda
  • Rubén Barrientos Figueroa
  • Luis Alberto Bórquez Sánchez

José Muñiz también fue un ganador en Cabo Negro

Por La Prensa Austral Domingo 4 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
103
Visitas

Desde su inauguración en 1971, el autódromo de Cabo Negro reunió a lo más granado de los pilotos que actuaban en la Patagonia chilena – argentina, brindando grandes espectáculos varios de ellos que aún son recordados por los más antiguos.

Uno que hizo historia no sólo en la Patagonia fue José Muñiz, destacado corredor de Río Gallegos quien es recordado hasta nuestros días como una de las grandes figuras de todos los tiempos en el automovilismo de esta parte del mundo.

José Muñiz en Puerto Santa Cruz, Argentina, pero desde muy joven llegó a Río Gallegos donde finalmente se radicó dedicándose al comercio y en especial a la representación de marcas automotrices.

INICIOS

Se inició en el automovilismo en los años cuarenta, ganando -entre otras competencias – el Gran Premio Independencia que se disputó en Santa Cruz con un recorrido de 706 kilómetros.

En su primera época también corrió la recordada prueba Buenos Aires – Caracas – Buenos Aires sobre una distancia de 10 mil kilómetros, casi dos meses de carrera y donde terminó undécimo en la clasificación general entre 136 participantes.

En la década del ‘60 se “reenganchó” en su etapa como piloto con una marcada presencia en las carreras de integración con nuestra región, tanto en nuestra ciudad como en Porvenir.

En uno de esos encuentros, el 17 de febrero de 1963, se disputó el “Gran Premio Automovilístico Abrazo del Estrecho”, que se corrió en la zona de Río Chico, donde Muñiz fue ganador indiscutido al comando de un Ford Mercury modelo 1957.

RECORDADOS
DUELOS

También son recordados por esos años los duelos en el circuito “Arturo Prat” junto a grandes figuras de ambos lados como Godfrey Finlayson, el doctor Raúl Chiflet, Mario Vitelle, Bartolomé Ortiz, Raúl “Papín” Jara, Boris Garafulic, Marcos Lausic, Ramón Ibarra, Goico Maslov, Antonio Rubio, Ivo Milovic, Humberto “Betoto” Vera, Jorge Kusanovic y Esteban Capkovic, entre muchos otros.

Para todos ellos José Muñiz fue un difícil y respetado contrincante, quien los superó en reiteradas ocasiones tanto como local, donde se hacía invencible, como cuando la historia se trasladaba al “Arturo Prat”, donde el panorama no cambiaba mucho.

En los ‘70 siguió teniendo un gran protagonismo, ganando la edición de 1972 de las 24 Horas de Río Gallegos acompañado por su sobrino Luis Ramiro “Cholo” López y por Edgardo “Gordo” Thevenon, conduciendo un Peugeot 504.

En esa época también llegó hasta Cabo Negro, en los inicios de nuestro autódromo que disponía de un piso de tierra, para ganar carreras en la que debió imponerse a grandes corredores locales de esos tiempos como Goico Maslov, Esteban Capkovic, Mario Vitelle o Esteban Guic, entre otros.

AMO Y SEÑOR

La nota de nuestro diario señalaba sobre uno de sus triunfos “el representante de Río Gallegos, José Muñiz, nuevamente fue el amo y señor del circuito Cabo Negro. Goico Maslov no pudo ser de la partida y (Esteban) Capkovic tuvo que retirarse en la primera manga por rotura de la dirección”.

“Hubo una larga tregua para el inicio del espectáculo, esperando la llegada de Goico Maslov, quien estaba cambiando el motor de su coche pero no pudo llegar al circuito porque rompió un freno en el camino cuando se dirigía a Cabo Negro”.

“José Muñiz embaló de partida y ‘buenas noches los pastores’. Sacó en la primera manga dos minutos y doce segundos de ventaja a Esteban Guic, quien hizo una bonita carrera”.

“En la segunda batería Muñiz empleó en las quince vueltas 28 segundos más que en la primera, mejorando se rendimiento Guic quien estableció un promedio horario de diez kilómetros más que en la primera etapa”.

“Tercero clasificó Francisco Vera, el nuevo dueño – en ese tiempo- del coche que era de Mario Vitelle quien terminó con dos vueltas menos que Muñiz”.

CATEGORIA
MENOR

En esa oportunidad también actuó una categoría menor hasta 1.100 c.c. que se adjudicó el porvenireño Miguel Vukasovic, donde “La Prensa Austral” señalaba que “Miguel Vukasovic, reeditando la performance cumplida en el circuito “René Schneider” (Porvenir), hizo suya la prueba para coches Austin Mini, aventajando a Rolando Kovacic y Mario Agüero”.

“Por su parte, la prueba para autos de 1.151 a 2.000 c.c. de cilindrada fue ganada en gran forma por Leopoldo Turina, quien demostró valentía y ‘muñeca’, corriendo a un promedio cercano a los cien kilómetros por hora. Llegó segundo Andrés Nielsen y tercero Luis Domic”.

José Muñiz se despidió de los circuitos en 1980 con 57 años de edad, oportunidad en la que compartió máquina con Miguel Mayeste y Vito Pantín.

Como reconocimiento a su destacada y dilatada trayectoria deportiva, en el 2005 el Automóvil Club de Río Gallegos le hizo uno de los últimos homenajes en vida al renombrar el autódromo de esa ciudad con su nombre, falleciendo en noviembre del 2007 a los noventa años de edad.