Necrológicas
  • Graciela del Carmen Mancilla Bustos
  • Alvaro Millalonco Saldivia
  • Francisco Orozco López
  • Drago Pesutic Eterovic
  • Silvia Hidalgo Huerta

Alcalde Jorge Radonich: “Estamos faltos de protección. El Estado de derecho no existe acá”

Por Agencias Lunes 13 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
268
Visitas

El sábado, un nuevo ataque incendiario ocurrió en la comuna de Cañete, Región del Biobío. Dos viviendas, tres bodegas y siete vehículos incendiados fue el saldo que dejó el hecho realizado por un grupo de individuos (preliminarmente cuatro) al fundo Santa Luisa.

Y así lo confirmó ayer el jefe de la Tercera Comisaría de Cañete, comandante Patricio Gómez, quien dijo al diario El Sur que testigos informaron sobre “un grupo de encapuchados que mediante el uso de armas de fuego y disparos al aire habrían amedrentado a las personas en el lugar, para posteriormente incendiar la totalidad de vehículos, la casa patronal y bodegas”.

Según consignó el medio, el hecho ocurrió a eso de las 1,30 de la madrugada en propiedad de un reconocido comerciante local, dueño de la tienda Armonie, que tiene sucursales en varias comunas de la provincia de Arauco.

Ante eso, el jefe comunal, Jorge Radonich, dijo al medio que si bien desconoce los motivos del hecho la situación en la comuna es preocupante. “Lo que me preocupa es que estamos faltos de protección. El Estado de derecho no existe en Cañete”.

Agregó que “hemos reclamado hasta el cansancio, necesitamos mayor vigilancia policial, (Carabineros) no tiene vehículos policiales y si no los tienen cómo pueden auxiliar. No existe ni el personal, ni las herramientas tecnológicas para concurrir a los distintos hechos”.

Quien también se refirió al hecho fue el delegado provincial de Arauco, Mauricio Alarcón. “No hubo personas lesionadas, no hubo disparos, ni tampoco reivindicaciones que permitan vincular de manera preliminar con hechos de violencia rural”, sostuvo y añadió que es un hecho grave y se está investigando para encontrar a los participantes del hecho.

En tanto, el propietario del fundo Santa Luisa, Luis Emilio Sánchez, señaló al medio que pensó que era un salto, porque quebraron vidrios y se metieron a la casa. “Como la vivienda es grande, me encerré en mi pieza y después unos familiares me sacaron de la pieza que se estaba incendiando”.

En relación a las pérdidas, las cuantificó en $1.500 millones. Lamentó el daño que provoca este tipo de hechos y aseguró que los vecinos del sector quedan asustados de que les pueda ocurrir una situación similar. Emol