Necrológicas
EDITORIAL

Parricidio y su contexto de violencia intrafamiliar

Por La Prensa Austral Viernes 17 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
79
Visitas

La absolución penal de la mujer que ha cometido el delito de parricidio esgrimiendo diversas causales de exoneración de responsabilidad es un tema controversial del derecho y respecto del cual existen posturas encontradas.

En un largo proceso, la sociedad chilena ha ido tomando mayor conciencia sobre la violencia contra las mujeres y ha ido desnaturalizando todas las formas de agresión que este segmento poblacional sufre a diario.

Ello ha obligado a la modificación de nuestra legislación y es así, por ejemplo, que se logró tipificar el delito de femicidio. También crece la corriente de investigación que sostiene que los tribunales nacionales deben fallar en los casos en que las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar se transforman en victimarias teniendo presente las figuras de legítima defensa, estado de necesidad exculpante, miedo insuperable y fuerza irresistible, tanto como las circunstancias particulares que las afectan y aplicando la perspectiva de género.

En paralelo, hay posturas pro abolición de la figura de parricidio, considerándola una figura arcaica. Se plantea que el artículo 390 del Código Penal debe derogarse, ya que hace décadas el mayor reproche atribuido al parricida fue cediendo paso al comprenderse que este tipo de hechos ocurre en el marco de hogares o relaciones familiares muy dañadas, marcadas por el abuso, maltrato o arrebatos.

Recientemente, en los tribunales regionales se ventiló el caso de una mujer que ultimó a su ex cónyuge, el 20 de febrero del año pasado. Mientras la Fiscalía pedía para ella la sanción mínima que nuestra legislación establece para este tipo de delitos (15 años y 1 día de cárcel), la Defensoría Penal iba por su absolución, argumentando durante el juicio que la victimaria había sido, a su vez, víctima de violencia grave y reiterada.

Si bien la defensa no logró la absolución de la mujer, en el fallo judicial sí se consideró el historial de agresiones que ella exhibía desde su niñez. Admitir circunstancias atenuantes permitió que, aunque hallada culpable, pueda cumplir en libertad la sentencia. Queda ahora que se activen las redes de protección para que esta mujer pueda acceder a una vida sin violencia.