Necrológicas

Delegada presidencial subrogante y proyecto de ley corta de pensión: “Esta ley busca favorecer a la clase media para que no queden bajo la línea de la pobreza”

Por La Prensa Austral Martes 21 de Septiembre del 2021

Compartir esta noticia
119
Visitas

En tanto, la seremi del Trabajo y Previsión Social, Victoria Cortés, abogó para que proyecto de ley reúna la voluntades políticas necesarias para mejorar las pensiones.

Las autoridades locales que representan al gobierno del Presidente Sebastián Piñera destacaron el valor del proyecto de ley corta de pensiones que entrará a trámite legislativo y que de aprobarse beneficiará directamente a casi 500 mil nuevos beneficiarios.

La iniciativa fortalece el Sistema de Pensiones Solidarias ampliando la cobertura desde un 60% al 80% más vulnerable, y aumenta la pensión básica solidaria a la línea de la pobreza, alcanzando una pensión mínima de $177 mil.

La delegada presidencial (s) de Magallanes, Margarita Norambuena expresó: “Esta ley que ingresó nuestro gobierno con suma urgencia, busca favorecer a la clase media, a las  mujeres y a todas aquellas personas para que no queden bajo la línea de la pobreza. Además, considera las lagunas previsionales, la cual se da mucho en las mujeres. Hace dos años, también se hicieron mejoras sustanciales que favorecieron a más de 1.7 millones de personas”.

En el caso de una persona con una pensión autofinanciada de $100 mil, ahora comenzará a recibir $141.693 adicionales por Aporte Previsional Solidario (APS), alcanzando una pensión total de $241.693. Igualmente, una persona con una pensión autofinanciada de $200 mil, en tanto, ahora comenzará a recibir $106.386 adicional por APS, alcanzando una pensión total de $306.386.

A su vez, la secretaria regional ministerial del Trabajo y Previsión Social, Victoria Cortés, precisó que “como gobierno esperamos que esta ley reúna las voluntades políticas necesarias para de una vez, mejorar las pensiones de nuestros adultos mayores que tanto lo necesitan”.

El costo de estas medidas es de alrededor de US$1.600 millones, equivalentes al 0,5% del Pib y será financiado con la eliminación y/o restricción de exenciones tributarias vigentes,  relacionadas con ganancias de capital en el mercado bursátil, créditos de Iva a empresas constructoras, beneficios de viviendas DFL2 a propietarios con más de dos viviendas, exenciones a servicios y al impuesto de herencias y donaciones de beneficios de seguros de vida.