Necrológicas

La Polar trabaja en tercera oferta de arriendo por edificio municipal

Por La Prensa Austral Viernes 12 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
62
Visitas

Una gestión para exponer su situación al candidato presidencial de Apruebo Dignidad y diputado Gabriel Boric realizó el sindicato de trabajadores de Tienda La Polar, que lamentó que los concejales ligados a ese sector sean contrarios al arriendo del edificio de Bories con Colón.

La secretaria de la organización, Daniela Neira, dijo que lo primero que se debe dejar en claro es que los trabajadores están velando por su fuente laboral y en ningún caso defendiendo a la empresa. Asimismo, lamentó que eso no sea entendido por quienes “también olvidaron que llegaron donde están por el voto de los ciudadanos”.

Explicó que la situación es compleja, toda vez que se trata de 120 personas que en diciembre quedarán sin trabajo, en su mayoría mujeres, madres y que, peor aún, que ya hicieron uso de recursos asociados al seguro de cesantía o retiros de fondos de pensiones. La dirigenta agrega, además, que hoy al contrario de lo que muchos creen, buscar trabajo no es fácil “y menos encontrar un lugar como éste donde el ambiente laboral es bueno por la calidad de las personas”.

Daniela Neira agregó que los plazos comienzan a acortarse y que la empresa les comunicó que hará una tercera oferta al municipio (la primera fue por $16 millones y la segunda por $18), mientras ellos están a la espera de una respuesta por parte del candidato Gabriel Boric para poder exponerle la situación y solicitar que interceda ante los concejales opositores a la propuesta.

Esto último tiene que ver directamente con la posición de los concejales ligados a su sector, como Jonathan Cárcamo y los independientes Verónica Aguilar y Alejandro Olate, además de los independientes (ex PPD) José Becerra y Jorge Risco, quienes hace algunos días emitieron una “aclaración” en la que sustentan su decisión de rechazar la propuesta de La Polar señalando que “la ley Orgánica de Municipalidades en su artículo 34 establece que “los bienes inmuebles municipales sólo podrán ser enajenados, gravados o arrendados en caso de necesidad o utilidad manifiesta. El procedimiento que se seguirá para la enajenación será el remate o la licitación pública”. Actualmente el municipio se encuentra con “números azules”, es decir no puede demostrar una necesidad o utilidad manifiesta en este caso” y en que “complementando el punto anterior, el municipio proyecta reparar el edificio para el traslado de 3 departamentos municipales, cuyos actuales arriendos superan los 25 millones de pesos mensuales”.