Necrológicas

Poblador perdió su vivienda y emprendimiento a causa del fuego

Por La Prensa Austral Lunes 15 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
118
Visitas

En minutos las llamas destruyeron ayer en la madrugada la vivienda que por 42 años cobijó a Manuel Antonio Velásquez Mansilla, en calle Ainavillo Nº583, al llegar a Francisco Pizarro, en la población Santos Mardones.

Un descuido lo llevó a perder la casa y un pequeño emprendimiento que, con mucho esfuerzo y sacrificio había iniciado hace tan sólo un par de días.

“Al fondo de la casa monté una pequeña Pyme, vendíamos pichangas calientes y comida preparada”, dijo a La Prensa Austral el damnificado.

Eran cerca de las dos de la madrugada de este domingo. Habían terminado con el último pedido de la noche. El cansancio dio paso a un pequeño relajo. En la pieza donde freían lamentablemente olvidaron una olla con aceite sobre la cocina.

Como estaba en una pieza anexa, donde armaban los pedidos, no se dieron cuenta de nada hasta que la señora que trabaja con él le grita, “Manuel se está quemando la casa”.

El hombre tomó un recipiente, lo llenó de agua y trató de amagar el efecto de las llamas, pero era prácticamente imposible. El fuego ya estaba instalado en el entretecho y en minutos tenía envuelta la vivienda.

Incluso el dueño de casa pudo resultar lesionado porque se quedó al interior lo que más pudo, pensando que podría apagar el fuego, hasta que comenzó a gritar para que lo ayudaran a salir.

En ese momento Bomberos ya iba en camino. A las dos de la mañana la central despachó cuatro unidades. Los voluntarios trabajaron intensamente, sobre todo para que el fuego no se propagara a viviendas colindantes, que son pareadas.

“La vida continúa”

Manuel Velásquez cumple 64 años de edad el próximo mes, el 26 de diciembre.

Llama profundamente la atención el optimismo y ganas de salir adelante. Anhela poder reconstruir su casa, partiendo de la base que toda su vida la dedicó a la carpintería.

“Vivía solo, con mi nieto y un muchacho de Puerto Natales. Hace apenas unos días comencé a trabajar mi emprendimiento y ahora está todo destruido. Mis freezer, muebles, los elementos de cocina, mercadería y tantas cosas más. Pero en fin. Ahora hay que seguir adelante porque la vida continúa”, dijo el afectado, que ayer en la tarde recibió la solidaridad de los vecinos, hijas y amistades que lo conocen.

Las personas que quieran realizar un aporte, sobre todo materiales de construcción, lo pueden llamar al número de celular 9-6693 5084.