Necrológicas
Municipio aceptó oferta de arrendamiento por tres años

La Polar se quedó finalmente con el edificio de Colón con Bories

Por La Prensa Austral Jueves 2 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
2,125
Visitas

S

erán poco más de $20 millones mensuales, por tres años, los que vincularán a Tienda La Polar con el municipio de Punta Arenas a partir de los próximos meses.

Lo anterior se estableció ayer luego que el Concejo Municipal acordara aceptar la propuesta de arriendo de la empresa de retail para la utilización del edificio ubicado en Bories esquina Colón.

En la sesión se conocieron de las dos propuestas allegadas al municipio, una de comercial Diciembre (sociedad china) y la otra de Tienda La Polar. La primera había sido evaluada negativamente en la comisión de Infraestructura, por lo que no extrañó que rápidamente fuera desestimada de manera unánime por alcalde y concejales. El principal punto de desacuerdo fue la solicitud de contrato por 10 años, tiempo que fue estimado excesivamente largo por los ediles.

Posteriormente se conocieron los antecedentes de la empresa de retail, la que fue aprobada con 6 votos a favor y 3 en contra, estos últimos de los concejales Jonathan Cárcamo, Verónica Aguilar y Jorge Risco.

Fueron estos dos últimos ediles quienes al justificar su voto cuestionaron la administración del alcalde Claudio Radonich, responsabilizándolo de la situación en que permanece el inmueble de calle Bories.

Por su parte, Cárcamo se lanzó en contra de los medios de comunicación, acusándolos de “editoriales amarillas” y de “generar falsas realidades”. Asimismo, fustigó a la empresa La Polar por “deslindar su responsabilidad hacia el sindicato, para que los trabajadores terminen negociando y haciendo protestas”.

Verónica Aguilar, en tanto, destacó la importancia patrimonial de este edificio y lo complejo que ha sido enfrentarse a una situación “que ocurrió porque esta administración lo permitió, porque se permite hacer negocios con privados, con una empresa que estafó a la mitad de Chile”.

En tanto, Risco lamentó que “el sindicato sea cómplice de la empresa” y que hayan permitido que se les pusiera “como punta de lanza” para lograr su objetivo en la negociación. Asimismo, dijo que su voto negativo “no es contra los trabajadores, es en favor de recuperar este edificio para la ciudad y la gente de Punta Arenas”.

El cambio de opinión

“Mi conciencia me dice que no los puedo abandonar”, señaló el concejal Alejandro Olate al justificar su voto a favor del arriendo del inmueble.

El edil, quien hace días se había mostrado en contra de la propuesta, dijo que su reflexión tiene que ver “con mi esencia. Aquí hay trabajadores, familias, menores, hogares que pueden quedar desabastecidos. Son más de 80 trabajadores que pueden quedar cesantes en muy corto tiempo y en un periodo totalmente complejo y difícil”.

Quien también votó a favor de la oferta pese a su ya conocida oposición fue José Becerra. El edil, presidente de la Comisión de Infraestructura, indicó que ello tiene que ver con la serie de condicionantes que dicha instancia pidió que se incluyan en el contrato: 3 años de contrato y eventual término anticipado por mutuo acuerdo; entrega del inmueble previo informe de estado; exigencia de boleta de garantía y el uso de los dineros para mejorar los inmuebles municipales.

 

La descalificación del concejal
Becerra a la seremi del Trabajo

 

Dentro de la discusión que generó la votación de arriendo del bien municipal, estuvo la mención que el concejal José Becerra hizo de la seremi del Trabajo, Victoria Cortés Schiattino, situación que generó el malestar del alcalde Claudio Radonich y del concejal Francisco León.

“Quiero manifestar mi malestar ante situaciones que se han generado. El nivel de rasquería política, incluyendo a la seremi del Trabajo, el nivel de amenazas, de presión que se ha tenido hacia este Concejo Municipal en las últimas semanas es insólito, es tremendo”, señaló Becerra.

Tras esto, el alcalde Radonich lamentó que se haya llegado a un nivel de descalificaciones, “porque el respeto es fundamental y no sólo cuando le conviene a alguien sino que para todos. Ese respeto que no hubo con una seremi también, porque aquí uno es o no es, y yo soy respetuoso”.

Más directo fue el concejal Francisco León, quien señaló que “no puedo aceptar lo que se dijo porque toda descalificación es impresentable, más aún cuando se trata de un funcionario o funcionaria pública. Victoria Cortés Schiattino es una seremi que de rasca no tiene nada y que siempre ha tenido actitudes transparentes y a favor de los trabajadores. Ella es una dama, distinguida abogada y madre magallánica que pertenece también a una familia muy distinguida”.