Necrológicas
Dos familias salvaron con lo puesto

Drama en población Carlos Ibáñez: 10 damnificados deja incendio

Por La Prensa Austral Lunes 6 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
781
Visitas

A

yuda para las dos familias que resultaron damnificadas a causa de un voraz incendio que estalló poco antes de las 9 de la mañana de este domingo, formuló una de las jóvenes madres afectadas mientras removía los escombros de lo que había sido su hogar.

Dos familias, conformadas por 6 adultos y 4 niños, quedaron sin hogar luego que el fuego arrasara una propiedad emplazada en la población Carlos Ibáñez, en Punta Arenas.

Eran las 8,52 horas cuando la Central del Cuerpo de Bomberos alertó del incendio en una propiedad de calle Eusebio Lillo 773, despachando al lugar cinco unidades. El viento conspiró para un eficaz control del fuego. En todo caso el accionar bomberil evitó que la casa ubicada al costado derecho y sólo separada por un muro de poco más de 2 metros no terminara también presa de las llamas, resultando sólo dañada una bodega de propiedad de María Sánchez Bustamante, casa signada con el número 783 de la misma calle.

Sin embargo, resultó imposible contrarrestar las llamas que se propagaron varios metros hacia el fondo de la vivienda, afectando una construcción independiente ubicada debajo de la misma y un inmueble emplazado en la misma propiedad.

El comandante de Bomberos, René Mancilla, reconoció que sus voluntarios desarrollaron una ardua labor focalizada no sólo en la extinción de las llamas que afectaron a la propiedad principal, sino también a evitar que el siniestro no se propagara a las casas colindantes. Asimismo, dijo que no había indicios de las causas del incendio, lo que se conocería luego a través del resultado de los peritajes.

Ya durante la tarde era posible observar los daños totales que dejó la emergencia. A lo estructural se sumaba la pérdida de todos los enseres.

La propiedad destruida pertenece a la familia Mena Gallardo y los dos grupos familiares afectados la arrendaban alrededor de 5 años.

Uno de las familias corresponde a Claudia Casanova Miranda y la segunda a Consuelo Jara Escobar. A la hora de comenzar el fuego, todos dormían, por lo que consiguieron escapar con lo puesto.

Jara Escobar pidió encarecidamente poder conseguir una casa para arrendar, como asimismo pañales y leche para sus hijos, y vestuario.