Necrológicas

Un nuevo comodato suscribirá el Club de Volantes por el autódromo

Por La Prensa Austral Lunes 27 de Diciembre del 2021

Compartir esta noticia
137
Visitas

Con una nueva directiva cuenta el Club de Volantes de Magallanes luego de realizada recientemente una segunda asamblea extraordinaria, oportunidad en la que los socios asistentes decidieron mantener como presidente a Manuel González por un nuevo periodo de dos años.

Recordemos que en una primera convocatoria no se logró alcanzar el quórum mínimo de 41 socios que exigen los estatutos del club, llegando sólo una treintena de asociados por lo que no se pudo efectuar la elección.

Pero la misma normativa permite que en una segunda citación sí se pueda realizar el cambio de directorio o adoptar otras resoluciones, sin importar la cantidad de socios asistentes.

Es así que 28 asociados decidieron mantener a “Pacín” González como presidente, dejando en el cargo de vicepresidente Alejandro Cumicheo quien pasó a reemplazar a Javier Barría, mientras que sigue en el puesto de secretario Camilo Barbería y como tesorero Iván González Mimica, dejando como director a Rodrigo Andrade.

“Son personas que vienen trabajando desde hace bastante tiempo con nosotros, aún sin tener un cargo. Es gente entusiasta que tienen ganas de trabajar y lo están haciendo por el automovilismo”, señaló “Pacín” al ser consultado por nuestro medio.

NUEVO COMODATO

Además, la misma asamblea autorizó a la directiva para que suscriba un nuevo comodato con la municipalidad o el gobierno regional para ceder por un periodo acotado los terrenos del autódromo, convenio que posibilitará la inversión de recursos fiscales en la reparación, arreglos, mejoras y obras nuevas que se quieren realizar en el autódromo.

“Debemos (el comodato) hacerlo como corresponde, con un compromiso firmado ante el conservador de bienes raíces ya que de lo contrario el documento no tendrá mucha validez”, argumentó el timonel del Volantes.

“También aprovechamos la oportunidad para conformar un comité de disciplina, que en la directiva anterior no se había creado, que nos permitirá analizar la situación de personas que en la actualidad no participan en el club, que están sólo haciendo número, y a las cuales podríamos llegar a suspenderlas como socios”.

“Lo que pasa es que un montón de veces hemos citado a reuniones para la toma de decisiones importantes en las que estamos obligados a juntar el cincuenta por ciento más uno de los asociados. Nunca hemos logrado ese quórum y eso nos limita porque no nos permite avanzar ni hacer nada”.

PROXIMOS PASOS

Con respecto a los próximos pasos a seguir como directiva reelecta, Manuel González señaló que lo primero será concretar el nuevo comodato, “aún no nos han informado si será con la municipalidad o con el gobierno regional. Me parece mucho que debería ser con el gobierno”.

“Ahora están trabajando en conjunto las unidades técnicas de ambas entidades, armando una carpeta nueva en la que nos están pidiendo permanentemente antecedentes que respondemos de forma inmediata porque tenemos que dejar todo armado el 2022 y se supone que al año siguiente (2023) empezarían los trabajos en el autódromo”.

“Aún no se sabe de montos exactos que se podrían invertir. Sí conocemos que con mil doscientos millones hacemos nueva la actual pista, pero el propio gobernador nos señaló que se debería pensar en asfaltar el trazado antiguo más largo, de 5.200 metros, lo que nos permitiría poder traer otras categorías de afuera”.

“Nosotros estamos trabajamos de la mano con Apimag. Uno igual podría eliminar Apimag y nosotros como club organizar las carreras, pero eso se ve como muy autoritario ya que estaríamos manejándolo todo”.

“Es preferible tener al club sin fines de lucro y disponer de Apimag como institución organizadora de competencias, donde todos los clubes estén girando en torno a la asociación. Cuesta mucho efectuar carreras, sobre todo cuando la cantidad de personas interesadas en participar es grande y donde también es fácil que la organización pueda ser sobrepasada”, subrayó.

 

CON RESPALDO “CASI UNANIME”

Manuel “Pacín” González se mostró muy satisfecho por la respuesta que recibió por parte de la asamblea a la gestión realizada. “Hubo un respaldo casi unánime por el trabajo que estamos haciendo, a pesar de que el recuento de los dos primeros años tiene más cosas malas que buenas”, enfatizó.

“Tuvimos que enfrentar dos juicios, aclarar una directiva falsa presentada al IND por la gente que estaba antes que nosotros, utilizando nuestro mismo RUT, situación que fue arreglada rápidamente por el propio IND. Nosotros no hacemos nada que esté fuera del marco de la ley”.

“La directiva anterior a la nuestra aún no nos entrega un balance de ningún tipo y ahora, tras la demora por el tema de la pandemia, el juicio que presentamos ante tribunales se reactivó por lo que nuevamente seremos citados a declarar”.

“Les habíamos pedido (a la antigua directiva) de todas las formas que nos sentemos a la mesa para conversar y hacer entrega de los cargos en una asamblea, frente a la gente, pero nunca nos consideraron y finalmente tuvimos que judicializar el tema”.

“Hay mucha plata que no está rendida. Más de 67 millones de pesos de los que ni siquiera tenemos un papelito que indique en que se gastaron. Es plata del automovilismo que nosotros, al estar a cargo del Club de Volantes, tenemos el deber de transparentar”.

FALTA DE DIRIGENTES

Por otro lado, González lamentó la falta de personas interesadas en ejercer labores dirigenciales en el automovilismo. “Muchas veces hay reclamos de la misma gente, pero resulta que nadie quiere integrar una comisión o estar en la dirección. En el mismo club nos costó conformar la directiva. Cuando citamos a reuniones siempre llegan los mismos. Nadie quiere meterse en nada o asumir responsabilidades. Lo quieren todo servido”.

“Con Apimag estamos bastante cohesionados, si al final el secretario del club (Camilo Barbería) es también presidente de Apimag. Yo le pedí que se presente de presidente luego que renunciara ‘Pancho’ Cárdenas porque no había nadie que quisiera asumir”.

“Conocemos los problemas que teníamos antes, con la Asociación por un lado y el Club de Volantes por otro, en una rivalidad en la que estuvimos cuarenta años y no logramos poner un clavo. Si seguíamos así podían haber pasado otros cuarenta años alegando estupideces y sin hacer nada”.

“A mi no me interesa ser presidente del club pero llevo el automovilismo en el corazón y tenía que estar si quería que la actividad se mantuviera en el tiempo, por lo que tuve que buscar gente que me apoyara para conformar un equipo”, concluyó Manuel González.