Necrológicas

Casos magallánicos son parte de investigación por adopciones ilegales y sustracción de menores

Por La Prensa Austral Viernes 7 de Enero del 2022

Compartir esta noticia
1,206
Visitas

Un tercer caso que da cuenta de adopciones ilegales y que involucra el eventual delito de sustracción de menores se conoció ayer en Punta Arenas, luego que una familia iniciara diligencias para ubicar a un hermano que hace algunos años habría sido vendido como parte de una red, donde incluso aparece vinculado un destacado profesional magallánico ya fallecido.

Fue en mayo de 2019 cuando el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Jaime Balmaceda, asumió dedicación exclusiva para indagar sobre casos de adopciones irregulares y de sustracción de niños fuera del periodo del gobierno de facto y donde se estima se cometieron este tipo de violaciones a los derechos humanos. La investigación, entonces, se centró en hechos que pudieron ocurrir eventualmente antes del 11 de septiembre de 1973 y con posterioridad a marzo de 1990.

De esta manera se conoció el caso de una magallánica que hace más de 50 años fue víctima de una adopción ilegal. La mujer aparece con doble inscripción en dos localidades diferentes. 

Otro caso revelado da cuenta de otra mujer residente en Santiago, quien siendo mayor supo que había nacido en Puerto Natales y adoptada por un matrimonio de Santiago. Sin embargo, y pese a su incesante búsqueda, no ha podido dar con sus padres biológicos ni con las circunstancias en que se produjo su adopción.

El primero de los casos fue respaldo en la querella en contra de quienes resulten responsables del delito de sustracción de menores y que fue incorporado a la causa que se lleva adelante en la Corte de Apelaciones de Santiago. El escrito permite conocer antecedentes que se remontan a la década del ‘60 y donde aparece vinculado un magallánico, quien habría recibido una importante suma de dinero para ejecutar los trámites que le aseguraran a un matrimonio la entrega de la recién nacida.

También se da cuenta que el hombre en cuestión tenía todo “un negocio” montado para este tipo de prácticas sancionadas en el artículo 142 del Código Penal, que sanciona la sustracción de menores con presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo, “si se ejecutare para obtener un rescate, imponer exigencias, arrancar decisiones o si resultare un grave daño en la persona del menor”; y con presidio mayor en su grado medio a máximo en los demás casos.

En Puerto Natales

El caso de Puerto Natales tiene como protagonista a Elizabeth Sánchez Moreno, quien el año pasado se reencontró con la ciudad donde nació y que abandonó sólo días después de su nacimiento para hacer su vida en el norte del país.

Ayer, justamente desde la capital señaló que todos los antecedentes de su caso son parte de la causa que lleva adelante el ministro Balmaceda. “En diciembre asistí al segundo Congreso Internacional de Hijos y Madres del Silencio, que se desarrolló en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Ahí pude conocer muchos casos que tienen que ver con Magallanes”, señaló.

Elizabeth participa de esta agrupación, que reúne  tanto a padres como a hijos que no cesan en la búsqueda de sus familiares biológicos y de la verdad acerca de sus orígenes. De su situación particular, señala que al menos sabe que su madre es de Ultima Esperanza y que familiares de su padres aún viven en Punta Arenas. Sin embargo, no le ha sido posible identificarlos, tomando en cuenta además la limitante de la distancia. Por esta última razón, dice tener la decisión tomada de establecerse en fecha próxima en su natal Puerto Natales.