Necrológicas
  • Jorge Babarovic Novakovic
  • Mauricio Davison Miranda
  • Sara Muñoz Rivera vda. de Crisóstomo
  • Raúl Enérico Gómez Delgado
  • Etelvina García Aguilar
  • José Pillampel Pillampel
  • Vicenta García del Valle

Clínica Imet cumple 4 años apuntando a ampliar sus prestaciones de salud

Por La Prensa Austral Sábado 21 de Mayo del 2022

Compartir esta noticia
94
Visitas

Un proyecto integral que apunta a ampliar sus prestaciones está desarrollando la Clínica Imet, establecimiento emplazado en Avenida Bulnes y que se celebró el miércoles pasado 4 años de existencia.

Su gerente general, Mario Ramírez, habló de los nuevos desafíos que tiene este centro de salud y aprovechó de entregar su visión acerca de la realidad que se vive en Magallanes a la hora de requerir atención médica.

Su experiencia lo avala. Ramírez viene de la salud privada, desempeñándose durante 4 años en la Clínica Dávila, una década en la Universidad Católica y por 6 en la Mutual de Seguridad.

Hace poco más de un año llegó a Magallanes, “un inicio que fue un poco para ordenar la casa luego de lo que significó el estallido y la pandemia, porque para todos el crecimiento natural tuvo un impacto importante, y luego hubo que aprender muchas cosas dentro de los nuevos protocolos, como los aforos y el distanciamiento social. En el caso nuestro hubo que armar una plataforma de telemedicina para atender a los pacientes y otra de teletrabajo para asumir buena parte de lo administrativo”.

Ramírez destaca que el proyecto que se encuentra hoy en ciernes responde a la visión que tienen los fundadores de la clínica respecto de la necesidad importante de cubrir otras áreas y de involucrar a otros actores en el área de la salud privada, “la que siempre requiere del complemento con el sistema público. Claramente hay una oportunidad de crecimiento, de la mano también de las necesidades que existen en Magallanes y donde cada vez es más necesario tener la capacidad de entregar un diagnóstico de salud precoz y efectivo para determinar si los tratamientos se pueden efectuar acá o en el norte del país”.

Señala que esto último es importante porque evita que la gente tenga que gastar tiempo y recursos viajando a Santiago u otras ciudades. “Ante ello es que nuestros esfuerzos van hacia algo potente en el ámbito de la medicina ambulatoria. Ese ahí hacia donde nos dirigimos, porque no vamos a construir camas, no está proyectado así en la visión de nuestro modelo de negocios. Aquí hay muchas cirugías que hoy se hacen bajo un modelo de ingreso temprano en la mañana, de operarse, ir a recuperación y por la tarde estar en sus casas con un tratamiento, porque muchas cirugías no requieren de una cama para la recuperación”.

El gerente general enfatiza, además, con el hecho de que lo anterior “también va a ser un aporte al sistema público, porque vamos a descongestionar un poco el uso de los hospitales, fundamentalmente de pacientes que no requieren de una hospitalización que vaya más allá de un día. Entonces nos parece una buena alternativa, importante también para pacientes de otras ciudades, como Natales, Porvenir y a mediano plazo de localidades vecinas de Argentina”.

Abierta para todos

Mario Ramírez explica que en lo profesional Imet mantiene personal clínico y administrativo contratado, como un importante staff de médicos. De esta manera, el usuario puede encontrar atención de traumatología, dermatología, oftalmología, geriatría, medicina general y odontología, entre otras. Destaca, puntualmente, la incorporación de un nuevo dermatólogo y la futura implementación de cirugía de cataratas.

En cuanto a los pacientes, señala que “estamos abiertos a toda la comunidad, con más del 50% usuarios de Fonasa, con convenios con las Isapres y proyectando convenio de planes para empresas”. Además, también se proyecta sumar un servicio para atenciones de urgencia.

Su visión de Magallanes

Sobre lo que ha podido observar en cuanto a las prestaciones médicas que se entregan en Magallanes, Mario Ramírez opina que evidentemente se requiere de más especialistas, “y eso es un gran desafío. Ahora, también es una primera mirada, porque hoy son cada vez más los jóvenes profesionales que se quieren desarrollar en regiones. El estallido social gatilló lo que en algún momento parecía iba a suceder y que las leyes no fueron capaces de hacer, que era desconcentrar un poco Santiago. Producto de este fenómeno social la gente comenzó a salir para buscar silencio, tranquilidad, y los médicos jóvenes desarrollarse de la mano de su proyecto de familia, y no en una ciudad cada día menos amigable como es Santiago. En eso las regiones son una tremenda oportunidad y Punta Arenas entrega esa tranquilidad, esos espacios y un aire limpio. Aquí se puede salir a la calle y no andar preocupado de que te van a robar el celular, o puedes dejar tu mochila en una oficina y no te la van a sacar. Esta zona tiene esa suerte todavía, y eso es motivo de un orgullo que ojalá nunca se pierda”. 

Asimismo, Ramírez se refirió a la visión que tiene del Hospital Clínico de Magallanes: “Es un establecimiento de buen nivel de resolución, y se nota que es relativamente nuevo. Ahora, si bien me parece que tiene una buena oferta, no todo es infraestructura y equipamiento, se requiere de especialistas y ahí todavía falta contingente médico. De hecho, muchos de los profesionales que atienden en nuestra clínica por la mañana están en el hospital. Eso habla también de una complementariedad natural entre lo público y lo privado, pero también de la realidad en cuanto a la falta de especialistas”.

Desde hace
cuatro años

La Clínica Imet nació en el papel antes de 2013. Tres años después se inició la construcción en los terrenos de Avenida Bulnes 04236.

La idea, concebida por un grupo de médicos especialistas residentes en Punta Arenas, fue la de implementar un modelo asistencial ambulatorio en el que coexistieran el paciente traumatológico como principal sujeto de la atención médica, médicos traumatólogos, y un servicio de imágenes que brindara apoyo diagnóstico confiable a las decisiones de tratamiento tomadas por los profesionales de la salud.

Así se erigió el edificio con dos plantas, que considera consultas traumatológicas y de diversas especialidades, servicio de imágenes médicas y área de recepción, además de pabellones de cirugía menor y dental, auditorio, área de recuperación, toma de muestras de sangre, salas de estar y un sector comercial.