Necrológicas
  • Oscar Luis Cárdenas Ordenes
  • Ema Costa Iribarren
  • Manuel Suárez Mattioni
  • Mercedes Pizzulic Piffautt
Sus restos son velados en Don Bosco

Profundo pesar por muerte de madre trasplantada de riñón

Por La Prensa Austral Viernes 5 de Agosto del 2022

Compartir esta noticia
5,762
Visitas
  • Paola Barría participó en campañas para incentivar la donación de órganos.

Una sentida despedida tributan familiares y amigos a Paola Barría Caibul, madre magallánica de 46 años que murió producto de una neumonía por Covid-19, durante la noche del miércoles. Paola había sido trasplantada de riñón en octubre del año pasado y desde entonces había participado de distintas campañas para generar conciencia respecto de la importancia de la donación de órganos, la última desarrollada en el Hospital Clínico.

Era una mujer bella, fuerte, risueña y siempre positiva, con una palabra de aliento, a pesar de que enfrentó una compleja enfermedad. Al conocerse su partida sus redes sociales se llenaron de muestras de cariño que dan cuenta de la persona que fue y son esas amistades que hoy oran por su familia.

Paola fue diagnosticada con una nefritis aguda autoinmune y su salud se deterioró al punto que tuvo que ingresar a hemodiálisis, tratamiento que mantuvo por dos años, pero que tuvo graves secuelas ya que tenía problemas con su acceso vascular, y el desgaste del tratamiento la llevó a un trasplante.

La luz de esperanza llegó el 19 de octubre del año pasado, cuando fue intervenida en el Hospital Base de Valdivia para recibir el riñón que le permitió recuperar su salud. Su donante fue su marido Rodrigo Saldivia Sánchez y para Paola esta fue “una segunda oportunidad. Para mí es un regalo de Dios”, dijo en esa oportunidad.

Entre risas, Paola contaba que su marido “nació para mí” y es que él -afirmaba- “tenía un tercer riñón”, y eran compatibles, y pudo ser su donante. Estaba feliz y se había recuperado positivamente de su trasplante agradecida de esta nueva oportunidad.

Sin embargo, enfermó de Covid y su estado de salud se deterioró al punto que tuvo que ser internada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico de Magallanes, donde permaneció varias semanas hasta la noche de este miércoles, día de su deceso.

Su marido explicó que la enfermedad de Paola se complicó tanto que le sobrevino una neumonía, y se le habían dañado los pulmones, y ya no se pudo recuperar. Viendo que su salud se deterioraba, la familia buscó refugio en la fe y, de hecho, la familia buscó alguien que orara con ella.

“A pesar de todo tuvimos la oportunidad de compartir con ella para despedirnos”, relata su esposo, quien está agradecido del apoyo que le entregó el equipo del Hospital Clínico.

Sus restos son velados en Don Bosco, Maipú y Avenida Bulnes. Sus funerales se realizarán hoy a las 15,30 horas.