Necrológicas
  • Violeta del Carmen Ayán Ayán

Investigación del Inia analiza los sistemas de control de heladas en el cultivo de papas en Magallanes

Por La Prensa Austral Miércoles 19 de Octubre del 2022

Compartir esta noticia
162
Visitas
  • La investigación -liderada por Nicolás Ojeda y Carolla Martínez- considera tres temporadas de prueba para cinco métodos de control de heladas en contraste a un control, con el fin de determinar su efectividad en la protección de las plantas y su efecto en el rendimiento del cultivo (relación de kilo por hectárea)
  • Para evaluar los diferentes métodos de control se establecieron dieciocho parcelas: tres parcelas por cada sistema de control de heladas y tres repeticiones del tratamiento control o testigo (sin control de heladas)

    Investigador Nicolás Ojeda.

    Investigadora Carolla Martínez.

     

Abordar la problemática de las heladas ocurridas durante la temporada productiva del cultivo de la papa propició la evaluación de metodologías de control de heladas a través del programa “Transferencia y aplicación de tecnologías para potenciar la producción de papas en la agricultura de Magallanes”, ejecutado por Inia Kampenaike.
La investigación -liderada por Nicolás Ojeda y Carolla Martínez- considera tres temporadas de prueba para cinco métodos de control de heladas en contraste a un control, con el fin de determinar su efectividad en la protección de las plantas y su efecto en el rendimiento del cultivo (relación de kilo por hectárea).

En la primera temporada de evaluación (2020-2021) ocurrieron cuatro heladas, mientras que en la segunda (2021-2022) hubo seis; lo que permitió contar con los primeros resultados que se presentan en este documento.

Para evaluar los diferentes métodos de control se establecieron dieciocho parcelas: tres parcelas por cada sistema de control de heladas y tres repeticiones del tratamiento control o testigo (sin control de heladas). 

En la temporada 2020-2021 se realizó un diseño completamente al azar, mientras que en la temporada 2021-2022 un diseño de bloques completamente al azar, para disminuir el error producto de la distancia del cortaviento Oeste (viento predominante).

Métodos de trabajo utilizados

Manto térmico (MT): Consiste en cubrir el cultivo con una malla “antiheladas” de polipropileno, que permite formar un microclima con diferencias de 1 y 5°C de temperatura entre el interior y exterior del manto. En Magallanes es recomendable utilizar la técnica de microtúneles a través de arcos de fierro, revestidos en plástico (mangueras o cintas de riego en desuso), debido a las severas condiciones de viento y la fragilidad del material textil.

Crioprotector Mineral (CPM): Se trata de la aplicación por aspersión, de una solución mineral diluida en agua al 1 %, que estimula una enzima presente de forma natural en la planta, que a su vez convierte polímeros de almidón en monómeros de glucosa, los cuales se translocan por toda la planta de forma sistémica, aumentando el contenido de solutos disueltos y disminuyendo así el punto de congelación. 

Crioprotector Orgánico (CPO): Es la aplicación por aspersión de un producto orgánico líquido, formulado en base a resina de algas, que se aplica diluido en agua al 2%. Este producto forma una capa o falsa epidermis que recubre el follaje, aumentando la tolerancia del cultivo ante eventos de congelación, evitando la deshidratación posterior a la helada.

Riego por aspersión: Este método consiste en aplicar agua por aspersión sobre el follaje del cultivo durante la helada. Cuando esto ocurre, el agua comienza a congelarse y se cristaliza sobre la hoja, liberando energía en forma de calor latente (80 calorías por cada gramo de agua que se congela) evitando que la temperatura descienda de 0°C y con ello la congelación de la planta. Es importante considerar que el riego debe iniciar cuando la temperatura es de 1°C y terminar cuando el hielo sobre las hojas se haya derretido completamente. 

Resultados preliminares

Durante la temporada 2020-2021, a pesar de evidenciarse un alto grado de protección del follaje en MT, MA y FL (cercana a un 100%), en contraste a lo ocurrido en CPM, CPO y CO, donde se perdió la totalidad de la masa foliar; no hubo diferencias significativas en rendimiento y número de tubérculos por planta y calibre, entre los 6 tratamientos evaluados. Esto se atribuye a que las heladas fueron tardías (los 4 eventos en marzo) y, por ende, tanto el número de tubérculos como el llenado (peso de los tubérculos) se encontraban prácticamente definidos. 

 Respecto de la temporada 2021-2022, las tres primeras heladas no produjeron mayor daño al cultivo de papas (independiente del método de control), debido a que la severidad (temperatura mínima y duración) fue baja (-0,7°C, 4 horas; -0,5°C, 4 horas y -0,4°C, 1 hora, respectivamente). En tanto, las heladas siguientes afectaron parcialmente a los tratamientos CPM, CPO y CO (necrosis y deshidratación de foliolos) y, en contraste, no tuvieron mayor efecto en MT, FL y MA. 

En relación al rendimiento, MT (54.775 ± 584 kg/ha), fue significativamente superior a los demás tratamientos (p<0,05). MA (40.362 ± 5.461 kg/ha), FL (42.399 ±4.959 kg/ha), CPM (38.074 ± 4.343 kg/ha) y CO (43.165 ± 5.774 kg/ha), fueron similares entre ellos y mayores a CPO (29.940 ± 5.357 kg/ha). Sin embargo, lo anterior no se considera atribuible al control de heladas, ya que tal como la temporada anterior, aquellos eventos que produjeron daño fueron tardíos (marzo). Respecto al número de tubérculos por planta y por calibre, no hubo diferencias estadísticas entre tratamientos.

 Altos promedios de
producción en relación al rendimiento nacional

Los rendimientos obtenidos en ambas temporadas se consideran altos en relación al promedio del rendimiento nacional (29 ton/ha). Por otro lado, las plantas tuvieron una rápida recuperación al contar con fertilización racional, cortavientos, riego, semilla certificada y control oportuno de malezas. Las heladas no tuvieron efecto en el rendimiento y número de tubérculos en los sistemas que no lograron proteger al cultivo, lo que se podría deber a que estas se dieron en marzo, en un estado fenológico avanzado (número y peso de tubérculos ya definido), cercano a la cosecha. 

Se considera que el riego constante en los días posteriores a las heladas fue determinante en la recuperación de las plantas (cultivos con foliolos nuevos en 12 días, en ambas temporadas). Los tratamientos que no sufrieron daño por congelación fueron manto térmico, flipper y microjet; en tanto el crioprotector orgánico, crioprotector mineral y control, durante la temporada 2020-2021, perdieron la totalidad de sus foliolos y tuvieron severos daños durante la temporada 2021-2022, con necrosis al día siguiente de cada helada y desecamiento en días sucesivos. 

Los métodos más ventajosos en la protección del follaje fueron microjet y manto térmico, a pesar de que es muy importante considerar que la altura del microtúnel debe ser suficiente para no aplastar el cultivo, ya que se estima que durante la primera temporada de investigación existió estrés por aplastamiento.

Flipper también logró controlar las heladas, sin embargo, hubo claro efecto borde en ambas temporadas, no evidenciable en las variables cuantitativas, ya que solo se evaluaron las 3 hileras centrales. 

El rendimiento durante la segunda temporada fue significativamente más alto en manto térmico respecto a los demás, no obstante, este fenómeno estaría dado principalmente por el efecto del aumento de la temperatura en la anticipación de la emergencia de las plantas y mayor crecimiento en etapas iniciales, además de la protección al viento dada durante todo el ciclo. Por otro lado, el crioprotector orgánico obtuvo significativamente menor rendimiento que los demás métodos (incluso menor al control), lo cual podría explicarse en que, de alguna forma, la capa de resina que se forma sobre el follaje estaría inhibiendo la actividad fotosintética de las plantas y por lo tanto, disminuyendo la producción de fotoasimilados translocables a los tubérculos. Sin embargo, se estima que falta evaluar estas variables para poder llegar a una conclusión.

Los resultados preliminares, indican que los métodos de control de heladas a través de riego por aspersión y manto térmico, son capaces de proteger el follaje de las plantas de papas, durante eventos de alta severidad en Magallanes. Lo anterior podría aumentar los rendimientos en escenarios de ocurrencia de heladas severas en etapas fenológicas de tuberización y llenado de tubérculos, quedando como tarea definir cuál de estos sistemas es el más apropiado para la Región de Magallanes, considerando aspectos técnicos, costos y resultados finales obtenidos.

Un desafío para la agricultura

La protección de los cultivos sensibles al daño por congelación siempre ha sido un gran desafío para la agricultura, existiendo hoy diferentes métodos de control de heladas. No obstante, éstos han sido escasamente estudiados en el cultivo de papas, el cual se encuentra en el grupo de cultivos de mayor susceptibilidad a las heladas.

En Magallanes, a diferencia de otras regiones, no existe un periodo libre de heladas en la temporada productiva del cultivo de papas que permita garantizar una producción sin pérdidas de rendimiento por eventos de congelación, registrándose de 3 a 28 eventos entre los meses de octubre a abril en los últimos años. Por lo tanto, la temporada productiva está definida principalmente por el periodo en que la temperatura media diaria del aire es superior a la temperatura base del cultivo (4°C).