Necrológicas
  • Violeta del Carmen Ayán Ayán

Conmoción por la muerte en combate de ucraniano que viajó desde El Calafate para defender a su país de la invasión rusa

Por La Prensa Austral Jueves 10 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
193
Visitas
  • Taras Kuzmin (42) había regresado a Ucrania en marzo. “Mi deber como hombre, ciudadano y patriota es estar aquí”, había dicho entonces en una entrevista con Infobae. Su hermano, Nazar, también dejó Santa Cruz y se alistó a las tropas de su Nación.

Oriundo de la ciudad de Odesa, Taras Kuzmin era un ciudadano ucraniano que llegó a la Argentina junto a sus padres a mediados de los ‘90 y, tras un periodo en Buenos Aires, se instaló en la localidad de El Calafate, provincia de Santa Cruz. Cuando la guerra contra Rusia se desató en febrero pasado, volvió a su país para luchar y defenderlo de la invasión. El hombre, de 42 años, murió hace apenas unos días en combate con las fuerzas invasoras.

La noticia la dieron a conocer sus allegados más cercanos, entre ellos su hermano Nazar, quien también viajó a Ucrania para alistarse a las tropas de su nación. Rápidamente, en las redes sociales se multiplicaron los mensajes. Amigos y vecinos lamentaron la pérdida de Taras. También se expresó públicamente Soledad, la pareja del fallecido: “Tengo tanto dolor en mi corazón”, escribió en su perfil de Facebook.

Taras había viajado a mediados de marzo para sumarse como voluntario y pelear por las raíces familiares. Voló desde Ezeiza a Frankfurt y luego llegó por tierra a Ucrania. Días después, ya en Odessa, se reencontró con su padre, Leonid, quien vivió durante mucho tiempo en la Patagonia y retornó a su país hace cuatro años tras sufrir un accidente cerebro vascular. A raíz de esa situación, Kuzmin hijo se propuso trasladarlo cuanto antes a Polonia para ponerlo a resguardo.

En una entrevista con Infobae, había contado que la decisión de retornar a su tierra natal y participar de la guerra, ocurrió al segundo día de la invasión rusa, previamente consultado con su familia. “Mi familia está mal. Mi abuela de 90 años, sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial, hoy no puede bajar al sótano sola. Mi deber como hombre, ciudadano y patriota es estar aquí”, había dicho desde la campiña ucraniana.

Antes de su partida, Soledad le había dedicado las siguientes palabras, junto a una foto en la que ambos posaban abrazados y sonriendo: “Amor, Dios te proteja y te cuide. Sabés que estoy acá esperándote para cumplir nuestros proyectos juntos. Sé que vas a volver porque tengo fe y me lo prometiste. Me duele todo esto, pero entiendo que tenés que ir. Sos muy valiente y eso hace que te ame más”.

El desembarco de los Kuzmin en la Argentina fue hace 21 años a partir de la iniciativa de sus padres que buscaban un nuevo destino para sus hijos. Leonid y Taras fueron los primeros en llegar. Su primer destino fue Buenos Aires, pero luego de algunos años y experiencias decidieron radicarse en el sur patagónico, del cual se enamoraron en un viaje familiar. Los hermanos trabajaban allí como remiseros.

Conmoción en Santa Cruz

La muerte de Taras causó conmoción en la ciudad santacruceña. “Falleció en combate contra el cruel invasor ruso nuestro querido vecino de El Calafate Taras Kuzmin. El cielo tiene reservado un lugar especial para aquellos que caen en la lucha por la Libertad. Elevo una sentida oración en su memoria”, escribió un usuario de Facebook. “Que en paz descanses, amigo Taras. Mi más sentido pésame para toda su familia, en especial a su madre que está en El Calafate, y a su gran hermano y compañero Nazar”, posteó otro.

Sin formación militar pero con dominio de armas de guerra, Nazar, de 32 años, viajó a Ucrania durante abril. Reunió el dinero para afrontar los costos del traslado haciendo rifas y vendiendo pollos con guarnición. El deseo de lograr la paz para aquel país y que el pueblo pueda vivir tranquilo con su libertad fue lo que lo motivó para estar junto a su hermano y su papá y defender el país. “Esto no es una guerra porque ya bombardean todo. Esto es un crimen”, había dicho a Infobae desde El Calafate.

En el mismo sentido se había expresado Taras: “Siempre los ucranianos fuimos diferentes de los rusos, y siempre queríamos ser libres. Cuando tuvimos por fin la libertad, nos están atacando otra vez”.

Infobae