Necrológicas

– Ramón Alberto Carrasco Fuentealba

– Perina Yankovic Kuscic

Paro de Confusam: marcharon en rechazo a insuficiente presupuesto

Miércoles 16 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
95
Visitas

Con turnos éticos, la Federación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipalizada (Confusam) Magallanes realizó un paro de actividades por 24 horas en protesta al reajuste del financiamiento para la atención primaria contemplado en la Ley de Presupuesto, que ha sido calificado como insuficiente por los funcionarios, quienes esperan que al menos se reajuste de acuerdo al IPC. Este martes, en Punta Arenas, los trabajadores marcharon por el centro de Punta Arenas, llegando hasta la Plaza de Armas, demandando a las autoridades aumentar el presupuesto para mantener todas las atenciones actuales.

El per cápita es el monto que paga el gobierno por cada usuario inscrito en la salud municipal, con lo que deben financiar todas sus atenciones. Para este año es de 9.048 pesos con lo que se financian las atenciones de médico, enfermera, matrona, dentista, curaciones, exámenes y todo lo que se realiza en un consultorio. 

Desde la Confusam, acusan que el gobierno, acordó con los alcaldes y a espaldas de los funcionarios, un per cápita cercano a los $10 mil, sin embargo, sólo para recuperar el poder adquisitivo, es decir, para comprar lo mismo que este año el presupuesto debiera subir a 10.150, porque la inflación es del 12%, es decir, la salud municipal tendrá menos presupuesto para mantener las atenciones. Con el alza de los precios, debido a la inflación, no será posible ni siquiera comprar la misma cantidad de medicamentos e insumos para curaciones porque todo está mucho más caro.

La dirigenta de la Confusam Magallanes, Patricia Pérez, planteó que “el IPC es del 12% y nosotros estamos pidiendo al gobierno 10.150 pesos, siendo la única forma de entregar una salud digna. Los estudios realizados a nivel nacional dan cuenta que el per cápita debería ser de 15 mil pesos.

Para la presidenta de los Consejos de Desarrollo, Tatiana Leuquén, “el paro sigue siendo una medida de presión y una forma de ser escuchados”, señalando que las demandas en salud son crecientes, por lo que son necesarios recursos reales para poder cumplir.