Necrológicas

– Ramón Alberto Carrasco Fuentealba

– Perina Yankovic Kuscic

Una universidad libre de violencia

Por La Prensa Austral Viernes 18 de Noviembre del 2022

Compartir esta noticia
132
Visitas

Desde hace un buen tiempo, las instituciones que conforman el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas han estado trabajando en conjunto y dentro de sus propios equipos para identificar, diseñar e implementar estrategias que permitan transformar a la educación superior en una institucionalidad libre de violencia.

En esto, la Dirección de Género del Cruch y las correspondientes unidades o direcciones de Género que se han ido creando al interior de cada una de las universidades han tenido un papel importante respecto de guiar tal debate y de fortalecer todos los lineamientos que permitan prevenir, atender oportunamente, sancionar y, en definitiva, erradicar la violencia, sobre todo la violencia de género, el acoso sexual y la discriminación de las minorías.

Para que este tipo de políticas y estrategias sean efectivas, se requiere dar muchos pasos, siendo uno de los principales trabajar de consuno con los tres estamentos universitarios.

La Universidad de Magallanes se ha unido a este trabajo, teniendo en su dirección de Género un pilar. Esto ha permitido que el tema cobre la relevancia que tiene en la institucionalidad de la principal casa de estudios superiores de nuestra región y que sea asumido así por el gobierno universitario. En efecto, la rápida respuesta que tiene hoy la Umag frente a denuncias de acoso sexual y/o agresiones es una muestra de aquello.

Como ejemplo, sólo cabe mencionar la pronta declaración que emitió ayer la rectoría, dando cuenta de todo lo obrado ante un caso denunciado por una estudiante y que derivó a la Justicia.

La Umag no sólo debe repudiar cualquier acto de agresión, acoso sexual, violencia y discriminación de género, sino que arbitrar las medidas internas que cada situación amerita, activando -como lo hizo en este caso- todos los procedimientos institucionales para determinar las responsabilidades administrativas y acompañar a la persona afectada y resguardar sus derechos.

Cabe valorar que hoy la Umag no sólo cuente con una Dirección de Género, sino con una unidad específica que realiza acciones de prevención y acompañamiento jurídico, psicológico y social para apoyar a las víctimas y una Fiscalía de Género con formación en Derechos Humanos y perspectiva de género para realizar las investigaciones.