Necrológicas
  • Edith Petovich Niesel
  • Sara del Carmen Gómez Allba
  • Sara del Carmen Gómez Allba

Club Storm Magallanes brilló en campeonato Cheer Classic realizado en la Región Metropolitana

Por La Prensa Austral Jueves 8 de Diciembre del 2022

Compartir esta noticia
510
Visitas
  • El logro obtenido lo tributaron al cabo primero Gonzalo Burgos, entrenador y fundador de la entidad, quien falleció hace tres años en el accidente del avión Fach, cuando volaba rumbo a la Antártica.

Hace tres años que nació el Club Storm Magallanes, que agrupa a más de 70 niñas y jóvenes, y ya este año lograron un título importante en esta disciplina al ganar el Campeonato Regional Cheer Classic, que en esta oportunidad reunió en la Región Metropolitana a competidores de Iquique a Magallanes. Una presentación brillante, que fue un sentido homenaje al cabo primero de la Fuerza Aérea de Chile, Gonzalo Burgos, entrenador y fundador del club, fallecido en el accidente del avión Hércules C-130 en el mar de Drake. 

Paula Sandoval Paredes, directora y coach del Club Storm Magallanes explica que viajaron recientemente a Santiago al Campeonato Regional Cheer Classic y salieron campeonas en todas sus categorías. El equipo senior, que tiene la mayor cantidad de niñas que fueron educadas por Gonzalo, ganaron el “Gran Campeón Chile” y el “Campeón de Campeones”.

Además, lograron muy buenos puntajes así el equipo senior tuvo 84,08 puntos categoría Brave Warrior logrando el segundo lugar nacional y el equipo junior tuvo 83,2 Golden Girls logrando el primer lugar nacional.

El Club Storm Magallanes nace en febrero de 2019, de la mano de Gonzalo Burgos, entrenador de cheer y de Paula Sandoval, quien era su asistente en este proceso. Ese año las clases comenzaron el mes de marzo, con 40 niñas en categoría mini, junior y senior. “En diciembre de 2019 Gonzalo emprendió un viaje y no volvió a casa, unas semanas después, su equipo tuvo su gala, en que su equipo bailó por él. De ahí en adelante me ha tocado hacer cursos, enfrentar la pandemia y las clases online y sacar a las chicas adelante, con todo el dolor que traían”, explicó Paula.

Fue así, que cuando se abrió una ventana en 2021, comenzó a hacer clases presenciales, primero en el patio de su casa. “Pero este año comenzamos con las clases en recinto, hemos tenido ayuda del Instituto Nacional del Deporte, trabajando en el Centro Deportivo Integral, en el Instituto Superior de Comercio, donde pagamos arriendo y en una sede más pequeña del sector, que también se arrienda para las niñas más pequeñas”, describe.

La historia del Club
Storm Magallanes

Paula Sandoval es profesora de danza y conoció a Gonzalo Burgos en una academia donde trabajaban con equipos de cheer. Aprendió del funcionario de la Fach, cuando ella trabajaba como su asistente. “Cuando salimos de esa academia fundamos el Club Storm Magallanes, ese año hicimos el llamado, algunas niñas que ya entrenaban con nosotros, nos siguieron y otras llegaron nuevas”, dijo la directora del club.

El nombre del Club Storm Magallanes lo inventó Gonzalo Burgos. “Me dijo que el club se iba a llamar Storm por mi apodo”, indicó.

Hay 70 niñas en los distintos equipos y se reciben nuevas alumnas, pero cualquier información la pueden solicitar a través de las redes sociales. En Facebook se encuentran con el nombre Storm Magallanes.

El homenaje

Cuando comenzó el Club Storm Magallanes, el entrenador Gonzalo Burgos, quería que las chicas viajaran y fueran al Cheer Chile. Eso fue el primer año. “Cuando él falleció me hice la promesa que iba a llevar a las chicas al campeonato y para que ganaran todo lo que tenían que ganar, hacerlo en honor a él y así fue”, señaló. 

La directora manifiesta que para ellos es difícil viajar a otras ciudades todos los meses, por los costos de cada pasaje y el aislamiento. “Este año las más pequeñas fueron al Best Cheer, como son pequeñas y es un grupo formativo, a donde viajen siempre son campeonas”, dice.

“Llegamos a Santiago y tuvimos muchos problemas, por el calor y también porque las chicas tuvieron varios accidentes. Las niñas llegaron fatigadas, y el entrenamiento era necesario porque era la primera vez que se subían al tabling, que es un escenario o piso con resorte que les permite saltar sin lesionarse, ese día fue complejo, pero el día dos de la competencia salió todo lo que tenía que salir”.