Necrológicas
  • Alvaro Patricio Langer Moreno
  • Gonzalo Barrientos García
  • Adolfo Fariña Aguilera
  • Edilia Mansilla Cárdenas
  • Rafael Humberto Peragallo Sepúlveda
  • Ana Maria Riquelme Parra
  • Maria iris Torres Torres

Abusador sexual de abuelitas de 92, 91 y 79 años de edad fue condenado por la justicia

Por La Prensa Austral Sábado 4 de Febrero del 2023

Compartir esta noticia
3,869
Visitas

El trío de jueces del Tribunal de Juicio Oral de Punta Arenas resolvió condenar ayer a José Marcelo Aya Reyes, de 55 años, acusado de cometer agresiones sexuales en perjuicio de tres mujeres adultas mayores, de 92, 91 y 79 años de edad. 

Los magistrados desestimaron la teoría de la defensa de la inimputabilidad del autor por supuestos problemas psiquiátricos, lo que impidió que fuera absuelto.

De acuerdo a la investigación policial, el sujeto verificaba primero que las víctimas estuviesen solas en su domicilio. Luego de esto les pedía agua y cuando las víctimas iban a buscar un vaso ingresaba a las viviendas.

Finalmente fueron efectivos de la Primera Comisaría de Carabineros quienes lo detuvieron en octubre de 2021, justo cuando abusaba de una de las mujeres que pedía ayuda a gritos.

Los policías irrumpieron en el domicilio y al entrar encontraron al sujeto sobre una de las víctimas.

Pero como habían otras denuncias similares, y las características del detenido coincidían, el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson Soto, entregó las indagatorias a la Brigada de Delitos Sexuales de la Policía de Investigaciones.

Una primera denuncia se estampó el domingo 24 de octubre de 2021, cuando el depravado atacó a una solitaria mujer de 92 años que vivía en un domicilio de la población Juan Williams.

Utilizando la misma técnica Aya golpeó la puerta de calle. Apareció una anciana mujer a la que pidió un vaso de agua. Al dirigirse a la cocina el hombre ingresó, procediendo a agredirla sexualmente.

“En señal de defensa comenzó a gritar el nombre de familiares lo que alertó al imputado que se retiró de la casa”, sostuvo en su momento Dobson.

Días después el sujeto volvió a la carga. Esta vez fue una mujer de 91 años de edad, que también vivía sola. Con el truco del agua terminó aprovechándose de la nonagenaria víctima. Se abalanzó sobre ella. La empujó a un sillón y abuso de ella pero esta vez intentó violarla. Objetivo que no logró dada la férrea resistencia de la víctima, que incluso golpeó al sujeto, pese a que este la tomó fuerte de los hombros y muñecas.

La víctima logró zafarse y salir a la calle a pedir ayuda a gritos. Una vecina escuchó y la socorrió, tras lo cual el tipo se fuga del lugar. 

Ese mismo día, pero en la tarde, Aya protagonizó un tercer ataque. Fue al interior de un domicilio de la población Cecil Rasmussen.

Con la artimaña del vaso de agua una dueña de casa, de 79 años, cayó con el cuento. El sujeto agredió a la mujer, la arrojó al suelo hasta que logró bajarle la ropa.

Mientras la víctima gritaba y pedía auxilio, logró ser escuchada por funcionarios de Carabineros, quienes ya habían sido alertados de la presencia del sujeto en el lugar.

Los carabineros lograron frustrar la violación y procedieron a su detención.

La sentencia en contra del acusado se conocerá el próximo miércoles 8 de febrero.

Dobson pide 5 años de cárcel por cada uno de los delitos. Y 541 días por violación de morada, pero los jueces absolvieron por este delito.