Necrológicas
  • Alvaro Patricio Langer Moreno
  • Gonzalo Barrientos García
  • Adolfo Fariña Aguilera
  • Edilia Mansilla Cárdenas
  • Rafael Humberto Peragallo Sepúlveda
  • Ana Maria Riquelme Parra
  • Maria iris Torres Torres

“Todo en todas partes al mismo tiempo”

Por La Prensa Austral Domingo 19 de Marzo del 2023

Compartir esta noticia
129
Visitas

2022, EE.UU.
Directores: Dan Kwan y Daniel Scheinert
Michelle Yeoh, Ke Huy Quan, Jamie Lee Curtis.
En Amazon Prime y ocasionalmente en algunas salas de cine de Punta Arenas

 

La reciente ganadora del Oscar a Mejor Película “Todo en todas partes al mismo tiempo” tiene garantizado un lugar en la historia del cine por lo mismo: ser ganadora del Oscar. Su trascendencia lo decidirá otra generación de espectadores, críticos y de cómo se vea ha crecido, envejecido o si se ha marchitado como una flor que no resistió el paso del tiempo.

Y sobre esta idea es que se afirma la película porque se trata de una obra que juega con las barreras del tiempo y el espacio y donde la ciencia ficción ha sido su mejor exponente, como en “Volver al futuro” (1985) y “Terminator”, (1984) aventuras de largo aliento donde el futuro (o presente) irrumpe para modificar el destino.

En la trama, Evelyn es una  inmigrante que lucha junto a su familia por mantener el emprendimiento de una lavandería. La acompaña su marido que, sin saberlo ella, planifica el divorcio, su hija que necesita el reconocimiento familiar de su novia, y su padre, un anciano gruñón que vive anclado al pasado al igual que en su silla de ruedas. Hasta aquí todo apunta al melodrama sobre la vida inmigrante en Estados Unidos, cuando a los pocos minutos el relato sufre un desvío abrupto y Evelyn aparece envuelta en una intriga más allá que internacional y peor, porque son universos paralelos de otras vidas de ella, y para más peor todavía, de eso depende la supervivencia del planeta… perdón del universo…

El peso de la historia está sobre los hombros de Evelyn, interpretada con versatilidad por Michelle Yeoh, mujer de 6 décadas ya y que es  ama y señora de estos lugares en el cine, porque alguna vez fue una experta en  artes marciales en “El tigre y el dragón” (2000), una espía en la serie de James Bond y también la voz de la cabra sabia y pitonisa en “Kung Fu Panda 2” (2011). La rodean secundarios como una Jamie Lee Curtis, cumplidora como siempre y, mejor aún, con camino recorrido y que por eso y muchas cosas más fue premiada con un Oscar por este papel.

La película pasa del melodrama a la ciencia ficción y la acción sin arrugarse y parece ser aquí donde se siente más cómoda, ya sea por malabarismo visual o simplemente porque puestas allí las fichas el negocio es más seguro para el éxito. Pero allí está la idea del multiverso popularizada por las películas de superhéroes de los estudios Marvel; la lucha de la raza humana contra la realidad controlada por una inteligencia superior como en en “Matrix” (1999) o de las artes marciales fantasiosas como el “Kill Bill” (2003) de Quentin Tarantino. 

A todas ellas las películas alude y rinde tributo y de no reconocerlo la haría seriamente sospechosa. La película navega por estos mares y se despliega con entusiasmo y juventud por un “multiverso” donde se agradece la excentricidad y arrojo del guión y que, sobre todo, busque contar una historia. 

Lo cierto es que “Ahora en todas partes al mismo tiempo” es la ganadora del Oscar a Mejor Película y de seis Oscar más por otras categorías. Un golpe absoluto e innegable. Otra cosa será si trasciende o se olvida. Todo puede ser. Quizás en un universo paralelo. Quizás en este. Eso lo decidirá el más sabio y experto crítico que ha tenido el cine: el paso del tiempo.