Necrológicas

Luciano Pereyra brilló a gimnasio lleno

Sábado 26 de Agosto del 2023

Compartir esta noticia
1,108
Visitas
  • Pedro Piedra abrió la fiesta, en la cual también destacó
    la presentación del cantante magallánico Faggú y su banda.

 

Similar expectativa a la que se dio en la jornada inaugural con Soledad, se vivió anoche durante la espera del estelar de la segunda noche de Festival: Luciano Pereyra.

La ansiedad inicial se fue disipando a medida que avanzó el show gracias a las sólidas presentaciones de Pedro Piedra y, muy en especial a la del magallánico Faggú. El primero tuvo la responsabilidad de abrir el espectáculo con un gimnasio que presentaba menos público que ayer.

Posteriormente vino el primer bloque de competencia con “La Huella del Canto Mío”, “Patagonia en Llamas”, “Ahí Viene Martillo”, “Entre Piedras Heridas”, “Aires de Cordillera” y “Duende de las Cocinas”.

Faggú fue el siguiente. Con varias décadas sobre los escenarios, demostró el oficio que lo ha mantenido vigente en el medio local y con varias interrogantes acerca de por qué no ha proyectado su carrera.

Acompañado por notables músicos magallánicos, destacando su hermano multi-instrumentista Juan Carlos G., instaló una verdadera fiesta de música chilena entre el folclore de raíz y popular. En la suma también destacar el bien elegido repertorio, todos elementos que le valieron llevarse los dos reconocimientos del festival: Ovejero y Ñandú.

Posteriormente fue el momento del homenaje. Esta vez se reconoció a Juan Carlos “Chapalele” Nancuante Oyarzún y al alcalde de Castro, Juan Vera Sanhueza.

El segundo bloque de competencia llegó poco antes de la medianoche, con los temas “Vengan los Colores”, “Nai Nai”, “Niño de Cobre”, “Los Amantes del Coroinal”, “Canta Hermano Canta” y “Ven a la Patagonia”.

A las 0,15 horas y luego de un receso, el gimnasio de la Confederación Deportiva de Magallanes ya presentaba un lleno total a la espera de Luciano Pereyra.

Fue así como 20 minutos después salió a escena el cantante argentino. Sin embargo, su éxito “Te estás enamorando de mí” fue empañado por la gente del sonido, que durante más de la mitad de la canción no se percató que el micrófono estaba apagado. El mismo público coreó “¡No se escucha!”, y ni aun así hubo respuesta técnica. Finalmente, el propio artista sonriendo tomó otro micrófono para seguir lo que a la larga sería otra fiesta en la Patagonia.

 

ÑANDUCERIAS

Ayuda a Soledad

Lucho Jara recordó a aquellos programas ochenteros de humor, cuando alguien pedía una ayuda en el público y aparecía un personaje, que era el mismo una y otra vez. Claro que lo que ocurrió sobre el escenario tuvo poco de chiste, porque el cantante chileno lució su calidad vocal nada más ni nada menos que a dúo con Soledad. La intérprete argentina dijo que a veces olvidaba las letras y que necesita ayuda, y atrás desde la oscuridad y entre público apareció “Don Lucho”. “Eso es oficio” dijo Soledad agradeciendo la colaboración.

Lo bueno, lo malo…

Varias cosas dejó la primera noche de Festival, y no sólo por lo que sucedió sobre el escenario. Como buen espectáculo hubo de lo bueno, lo malo, lo feo y de lo otro. Entre eso otro, estuvo el cuestionamiento (opinión para ser más justos) al sonido y la iluminación que, para algunos, no estuvo exento a algunos fallos. También se comentó sobre la demora entre artista y artista por el armado de los equipos e instrumentos. Pero, al final, son cosas del espectáculo, recurrentes, y a veces la impaciencia no es buena amiga de la ansiedad.

Cosas del sonido

Los cuestionamientos a la calidad del sonido hicieron recordar algunas polémicas suscitadas hace algunos años, como cuando se optó por traer el servicio desde el norte del país y se dejó en “lista de espera” a los locales, con una deuda que jamás se canceló. En esos tiempos, los de casa hacían lo que podían con una tecnología lejana a lo que entrega hoy y en un gimnasio como el antiguo Confederación que era una mole de cemento donde sí que costaba ajustar el sonido. 

Malestar “radial”

Profundamente molesto estaba el concejal Jorge Risco, quien aseguró que el municipio “a espaldas” de la organización contrató a una radio nacional para la transmisión del evento. Su malestar se fundó en por qué hay recursos para los de allá y, con suerte, las gracias a los de acá. “No entiendo que se tomen medidas de estas características sin consultar con la comisión”, enfatizó Risco.