Necrológicas

– Paola Elizabeth Ortega Cubillos

– María Doberti Guic

– Guido Alberto Vera Bahamonde

– Mario Hernán Caro Barría

Dueña de perro que mordió a niñita en una plaza fue condenada a 100 días de presidio

Jueves 21 de Septiembre del 2023

Compartir esta noticia
2,039
Visitas

A cumplir una pena de 100 días de presidio fue sentenciada ayer una mujer, a quien la justicia hizo responsable del perro que tenía a su cuidado y que mordió gravemente a una niñita de entonces cinco años, cuando jugaba en una plaza cercana a su domicilio. 

Para el fiscal de la causa, Oliver Rammsy, “es muy importante este fallo porque la gente debe saber que cuando el dueño de un perro no se hace responsable de los daños que causa lo pueden acusar penalmente”.

La madre de la víctima presentó una querella en contra de la persona que terminó condenada por el juez Juan Villa por cometer un “cuasidelito de lesiones graves”.

La pena será de cumplimiento remitido. Esto significa que durante un año deberá firmar en Gendarmería y cancelar las costas de la causa.

Para la Fiscalía la acusada dejó suelto al perro y ello incidió directamente en que terminara mordiendo a la niña mientras jugaba en una plaza cercana a la casa, en la villa Suiza.

Para el fiscal acá existió un “descuido culpable”, porque el animal se encontraba libre en la vía pública y atacó a la pequeña, causándole lesiones graves.

La niña se divertía en la plaza cuando un perro color negro, que andaba circulando libremente en la vía pública, sin bozal, lazo o amarra de ningún tipo, y de propiedad de la imputada, atacó a la menor. La mordió en la zona facial, provocándole “una herida profunda en el puente nasal, herida a colgajo de pared nasal lateral izquierda, herida contusa cortante de mejilla”, según informe del Servicio Médico Legal.

Según la Fiscalía, el can portaba un collar con una placa donde por un lado se leía el nombre del animal, “Balu”, y por el otro lado el teléfono de la propietaria. 

Es más, “algunos vecinos del sector ya habían sufrido daños por el mismo can, contactando a la imputada, quien habría respondido que lo solucionaría”.

“El perro no es mío”

La acusada alegó que el perro no le pertenecía. Y por ende no le podían atribuir responsabilidad al tratarse de un perro callejero.

Pero la justicia acogió la llamada “culpa in vigilando”.

“Esto quiere decir que si yo tengo un perro feroz, que sé que puede causar lesiones y no lo mantengo encerrado o con bozal, debo responder”.

Es más, el perro portaba un collar con una placa con dos números de teléfono. El de la mujer y el de su pareja.

Este es un fallo que marca un precedente, ya que la Ley 21.020 hace responsable al dueño o al poseedor de un animal, como lo hizo ver Oliver Rammsy.

Este lamentable accidente ocurrió el 30 de diciembre de 2019, aproximadamente a las siete de la tarde, cuando la víctima jugaba en el parque, frente a su casa.

Defensor

Sebastián Núñez, defensor de la mujer condenada, esperaba que la pena no fuera superior a 61 días, sin embargo le aplicaron 100 días, aunque será firmando.

De todas maneras anticipó que recurrirá de nulidad a la Corte de Apelaciones.

“Como defensa postulábamos que era muy difícil hacer una conexión respecto del grado de responsabilidad de mi representada, dado que ella no era dueña del perro, sino que era callejero y que ocasionalmente ingresaba a la casa”.

Las consecuencias para la niña fueron lamentables, “pero son de cargo de la persona que representé”.

Consultado por el collar del perro, que según la Fiscalía tenía inscrito el número de teléfono de la acusada por un lado y el de la pareja por el otro, Núñez dijo que eso no fue posible acreditar, “porque eso sale de un relato de oídas de familiares de la niña, pero no hubo pruebas de que el collar existiera y las personas que supuestamente se contactaron a esos números tampoco declararon como testigos”.