Necrológicas

La luga, sus precios y la realidad del mercado que ha afectado a Magallanes

Sábado 23 de Septiembre del 2023

Compartir esta noticia
1,888
Visitas

En Chile son al menos diez empresas compradoras de algas para exportación, sin embargo en la región son dos empresas procesadoras de luga roja las que se han establecido en la región -debido a altos mayores costos operativos- por décadas con importantes inversiones: Productos Químicos Algina S.A. y Danisco S.A. 

El recurso luga roja se encuentra distribuido en las costas de Chile, entre la Región de Los Ríos y la Región de Magallanes.  Es una de las algas rojas de aguas frías que se utiliza como materia prima para la fabricación de carragenina, un espesante que tiene utilizado a su vez como aditivo alimenticio y cosmético, con aplicaciones en las industrias alimentaria, cosmética y farmacéutica.

En la industria de la carragenina, más del 95% de las algas utilizadas como materia prima provienen de algas rojas de aguas cálidas, cultivadas principalmente en Asia y Africa, en países como Indonesia, Filipinas y Tanzania, siendo fuente de trabajo para cientos de miles de personas de comunidades costeras.

Dado que estas algas representan tal cantidad a nivel mundial, los precios de mercado de estas algas de cultivo son las que determinan el valor de mercado de la carragenina. Patricio Cáceres, gerente de Productos Químicos Algina S.A., explica que “Chile participa con un 4% en el mercado de la carragenina, de manera que el precio para fabricar la carragenina está determinado por el valor de
las algas de Asia”.

En tiempos de pandemia, producto de una escasez de oferta dada la contingencia global que afectó la mano de obra, cultivos y disponibilidad de mercado, el precio de la luga alcanzó valores históricos, llegando a pagarse $1.200 el kilo, generando grandes utilidades para quienes trabajaron el recurso. 

El precio que hoy día puede pagar la industria y ser competitivo es de $600 por kilo. Antes de la pandemia el valor en muelle era de $350 y $380 el kilo”, sentenció Cáceres, añadiendo que pagar sobre los $1.000 el kilo “hoy día no es sostenible, es imposible porque la industria no puede competir”.
Por otro lado, explicó que pese a que está abierto el poder comprador para este recurso, “no están llegando los pescadores porque se sienten amenazados. Hay muchos pescadores que quieren salir, armadores que nos han llamado en forma directa, que quieren salir a trabajar, pero sin embargo se sienten súper amenazados, las amenazas son reales. Hay bastante violencia”.

Denuncian amenazas

Armando Colín, encargado de compras de la empresa que abastece a Danisco S.A., señaló que posterior a la reunión de algunos sindicatos de Natales y de Punta Arenas no se llegó a ningún acuerdo, por lo que “la empresa está trabajando en este momento pero no se ha podido descargar luga por la amenaza de la gente, hay muchas amenazas”. Frente a esto, sólo impotencia manifestó.

Por otro lado, desde la empresa indican haber realizado un cálculo con armadores dispuestos a trabajar, que indica que el valor del kilo en muelle para una embarcación de 12 metros, con dos buzos operando y una capacidad de extracción de entre 12 a 18 toneladas del recurso en 20 días, no superaría los $180 por kilo.

“No es la totalidad de patrones de lancha que no están dispuesto a entregar la luga bajo este precio. De siete sindicatos tan sólo uno está movilizado (
) Si estas movilizaciones siguen, nosotros vamos a seguir adelante con las acciones legales pertinentes. Acá hay una responsabilidad penal de carácter evidente. Don Armando y su familia han sufrido amenazas las cuales constan en audios de WhatsApp e imágenes que tenemos”, indicó el abogado Ramón Ibáñez, representante de las empresas algueras.

En la misma línea legal irían respecto de poder descargar este recurso. “Acá una persona por ganarse el sustento de manera digna, no puede ser bajo ningún respecto privado de esta situación, eso sería un acto a criterio ilegal, porque no existe norma jurídica ni ley que ampara realizar un acto de esta
naturaleza”.