Necrológicas

– José Luis Ampuero Pena
– Guillermo Antonio Soto Santana
– María Angela Muñoz Bustamante
– María Matilde Ibarrola González

Gloria Hutt, presidenta de Evópoli

“El gobierno tiene un cierto desprecio por la gestión”

Lunes 4 de Marzo del 2024

Compartir esta noticia
145
Visitas
  • La ex ministra de Transportes durante la segunda administración de Sebastián Piñera
    extraña las inauguraciones y cortes de cintas. “Para muchos de izquierda es poco atractivo
    tener reglas de gestión, planificación ordenada y medir los impactos”, sentencia.

 

Saltó a la política a los 55 años cuando el difunto Presidente Sebastián Piñera la nombró subsecretaria de Transportes en 2010 y, en menos de quince años, se transformó en una figura relevante dentro de la centroderecha nacional. Fue la impulsora de la electrificación del transporte público. Su particular estilo la llevó a encumbrarse como la líder de la derecha moderna, esa que no tiene tapujos de hablar de dictadura, apoyar el matrimonio igualitario y que ve como modelo a seguir la Democracia Cristiana Alemana.

Hutt es de ascendencia alemana, tiene un pensamiento estructurado y se caracteriza por ser ordenada. Siempre que tiene algún problema recurre a papel y lápiz, y comienza a diseñar estrategias para resolver los problemas. Ese estilo sedujo al Presidente Piñera, quien en ambos gobiernos la llamó a colaborar y se mantuvo los ocho años de mandato.

Incluso suena como precandidata presidencial. “No puedo ser candidata presidencial porque estoy inhabilitada por haber sido consejera constitucional”, cuenta. Eso la tiene en una posición bastante tranquila y con libertad de acción.

Como a muchos la fatídica muerte del Presidente Piñera la tomó por sorpresa. Una de las cosas que más le sorprendió fue lo masivo del funeral, cree que “fue una reivindicación de su figura”. En la entrevista concedida a La Prensa Austral a casi un mes de la partida del ex Mandatario deja entrever que el cariño a Piñera no se debe tanto a reformas políticas, sino que a la gestión y creación de infraestructura en transporte, vivienda y vialidad. “Esas cosas le cambian la vida de forma directa a las personas”, expresa.

– ¿Cuál es el legado que deja el Presidente Sebastián Piñera para Chile?

– “El dejó una huella marcada, muy ampliamente reconocida por las personas que fueran a despedirlo (…) Su visión de país al que quería avanzar era uno desarrollado con oportunidades para todas las personas, con mucha valoración del mérito, con creatividad, fomento a la innovación, al emprendimiento y con equilibrio entre el desarrollo económico y social”.

– ¿La derecha cómo se hará cargo de los huérfanos de Piñera?

“Para el primer mes hemos hecho una convocatoria masiva de colaboradores del gobierno del Presidente Piñera para coordinar toda esta energía que se generó en las personas en un nuevo programa de gobierno que recoja la visión política de Piñera, quien se transformó en un referente para nuestro sector”.

– ¿Cuál es el rostro de la derecha que puede asumir el liderazgo del sector tras la muerte de Piñera?

“El liderazgo del Presidente Piñera es único (…) a medida que van cambiando los contextos surgen otras figuras que tienen respaldo popular (…) Creo que la persona que debe asumir el liderazgo del sector es la que esté mejor posicionada y pueda defender las ideas de la democracia y la libertad”.

– ¿Quién sería esa persona? ¿Matthei?

– “Evelyn Matthei está liderando desde hace mucho tiempo las encuestas, tiene una gran trayectoria política muy cercana al ideario del Presidente Piñera (…) Más allá de rostros, nos debemos preocupar de tener una oferta programática que le haga sentido a la persona y trabajar para obtener resultados que los beneficien”.

Gestión del Presidente Boric

El magallánico Gabriel Boric cumple este 11 de marzo dos años de gestión presidencial. Un gobierno que se ha caracterizado por una fuerte oposición y un largo proceso de instalación, explicado por el ministro de Justicia, Luis Cordero en la llamada “curva de aprendizaje”. El magallánico ha tenido que hacer frente con mayor o menor éxito a la crisis migratoria de Colchane, el aumento de la sensación de inseguridad, un creciente desempleo y una economía al borde de la recesión. En dos años no ha logrado ninguna gran reforma, recién obtuvo su primer triunfo parlamentario en enero de este año con la aprobación de la idea de legislar.

– ¿Cómo usted evalúa el rol de la oposición?

– “En el plano parlamentario ha sido difícil porque no logramos avanzar hacia lo concreto. El gobierno tiene una gran debilidad sobre todo en cosas sectoriales como obras públicas u otros temas que no necesitan el apoyo del Congreso”.

– ¿Por qué lo ve débil?

“El gobierno tiene un cierto desprecio por la gestión, piensan que todo tiene un trasfondo político (…) Para muchos de izquierda es poco atractivo tener reglas de gestión, planificación ordenada y medir los impactos (…) Yo creo que el Presidente tiene buenas intenciones, pero en dos años de gobierno se tienen que mostrar cosas medibles”.

– ¿Cuáles son los principales problemas que tiene Chile?

– “Recuperar el crecimiento económico, indispensable en el empleo (…) la necesidad de una mejor recaudación para las políticas sociales. Por otro lado, recuperar la educación. El sistema educacional está en un estado lamentable (…) Tenemos un Estado e incorporar la tecnología al servicio de los ciudadanos”.

 

 

Reforma previsional

-¿Cómo le explican a la gente el cambio de postura en el 3 y 3?
¿En 2019 estaban a favor y hoy están en contra?

– “Cuando el Presidente Piñera propuso el 3 y 3 no existía la Pensión Garantizada Universal, con la llegada de esta el escenario cambió completamente. Creemos que es importante reforzar el componente solidario, pero se debe garantizar desde un fondo central. 

“El gobierno nos dice que los cotizantes actuales aportarían a las pensiones actuales, pero sacrificando su proyección de creación futura. (…) nosotros no podemos aprobar algo que sabemos que nos va a perjudicar. No se puede ser irresponsable”.

 

 

El Crecimiento de Evópoli en Magallanes

En las últimas elecciones parlamentaria el parlamentario que ganó por Chile Vamos es cercano a sus filas, mientras que en las de consejero constitucional fueron el partido más votado con el 15% de los votos, incluso su ex candidato Ariel Mihovilovic sonó como contendor de Jorge Flies en la batalla por el gobierno regional.

– ¿Cuál es el objetivo de su partido en Magallanes?

-“Nuestros resultados en Magallanes demuestran que hay un potencial en la derecha liberal (…) Hemos hecho propuestas que sintonizan con la voluntad de las personas. 

“Para las próximas municipales presentaremos candidatos en Laguna Blanca y Torres del Paine. Tienen buena trayectoria de voto y apoyo local”.

– ¿Evópoli apoyará a Barría o Norambuena en Timaukel?

-“Todavía no está cerrado, pueden ir los dos, pero la idea es que vaya sólo uno”.

– ¿Cómo valoran que a nivel regional la derecha le haya dado el cupo a Republicanos?

-“Todavía está abierto, porque la conversación a nivel central con Republicanos respecto a un pacto por omisión o un acuerdo todavía no ocurre. Y ese acuerdo puede que avance o se caiga”.

 

– ¿Qué debería pasar para que ese acuerdo se caiga?

-“El nivel de exigencia que pidan en la negociación (…)  Aún estamos en conversaciones”.

– ¿Cuáles son los mínimos comunes para lograr un acuerdo municipal con Republicanos?

-“El compromiso con la libertad, la democracia y una trayectoria sólida son los mínimos comunes que buscamos”. 

 

 

Mea culpa constitucional 

– ¿Fue un error apoyar la propuesta constitucional de los republicanos? ¿A un porcentaje de los votantes de Piñera no les gustó el texto y lo rechazaron?

– “Yo creo que la gente prefirió quedarse con lo conocido más que realizar un cambio profundo, fue algo que pasó en los dos procesos constitucionales (…) Se instaló en la ciudadanía la imagen de que la constitución tenía la marca republicana muy fuerte, yo trabajé muy fuerte para que eso cambiara y el texto quedará más equilibrado. Pero fue tarde porque en la ciudadanía quedó la imagen de un texto conservador en una sociedad que avanza hacia lo liberal.

“La lectura de la pérdida de libertad en el caso de las mujeres, por una frase que quedó en el texto y que no tenía ningún impacto, pero la gente lo vio como un riesgo y decidió no innovar (…) Estos procesos no pueden quedar a cargo de extremos y las personas necesitan tiempo para decantar los cambios (…) Un mes de campaña era muy poquito para entender la complejidad de un texto”.