Necrológicas

“El Conde”, de la Patagonia a Hollywood

Sábado 9 de Marzo del 2024
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
547
Visitas

El cine chileno está viviendo uno de sus mejores momentos con la histórica doble nominación a los Premios Oscar 2024, con “El Conde” de Pablo Larraín, a Mejor Cinematografía y “La Memoria Infinita” de Maite Alberdi a Mejor Documental, un hito cuyo desenlace se conocerá este domingo 10 de marzo cuando se realice la ceremonia de premiación en Los Angeles, Estados Unidos. 

William Levet, de Patagonia Film Commission, destaca el hecho de que una película como “El Conde”, con locaciones en Magallanes esté nominada en la categoría de cinematografía, ya que además del gran trabajo de Edward Lachman como director de fotografía y de Pablo Larraín como director del film, esto tiene directa relación también con los paisajes, ya que son un componente fundamental entre los elementos visuales que se ven en pantalla. La elección de la ex Estancia Oazy Harbour, conocida en tiempos antiguos como Gringos Duros, una de las más antiguas de Magallanes, donde también se filmó la serie de televisión “Helga y Flora”, no fue al azar. Este escenario de la Patagonia chilena en pleno invierno austral, sirvió cabalmente para retratar el refugio de este vampiro en el fin del mundo. 

Para Levet, esta es una gran oportunidad para la región, ya que los parajes magallánicos se están paseando por el mundo. “Venimos trabajando hace años en promocionar la región y sus rincones como lugares privilegiados para filmar producciones nacionales e internacionales, un proceso que comenzó en 2017 y que en sus inicios contó con el apoyo del otrora Consejo Nacional de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, pero que después con la pandemia se estancó. 

Si bien, el Estado ha tenido un rol relativamente importante en el éxito de la industria audiovisual nacional en los últimos años, a través de los distintos fondos concursables, así como también con los esfuerzos realizados por el Ministerio de Hacienda, Economía, Corfo, CNTV, Banco Estado y el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través de la Film Commission Chile, que hoy ya no funciona. Este es un camino en el que debemos avanzar, porque hay muchos países que nos llevan la ventaja a la hora de apoyar la industria cinematográfica y promocionar sus territorios como locaciones, ofreciendo incentivos económicos a grandes producciones, realizando campañas, participando en ferias y festivales o simplemente con una política pública que defina claramente los lineamientos y orientaciones del quehacer del Estado en el campo audiovisual, como la Política Nacional de Cultura 2017-2022 que se presentó en el contexto de la creación del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Este 2024, se presenta desafiante para el cine chileno, con este fenómeno de éxito que se viene produciendo hace un tiempo, tal vez podríamos decir, desde enero de 2013, cuando “NO”, se convirtió en la primera cinta chilena candidata al Oscar a la mejor película extranjera, perdiendo en esa ocasión ante la austríaca “Amour”. Luego en 2016, con el cortometraje animado “Historia de un Oso”, realizado por los chilenos Gabriel Osorio y Patricio Escala, que se convirtió en la primera producción nacional en ganar un premio de este prestigioso certamen hollywoodense. Y en 2018, la cinta nacional “Una Mujer Fantástica”, dirigida por Sebastián Lelio y protagonizada por Daniela Vega, es galardonada como Mejor Largometraje Internacional, rompiendo todas las proyecciones y entregándole su segundo Premio Oscar al país.

Este domingo sabremos si hay un nuevo Oscar para el cine chileno y a propósito de esto, Levet recuerda las palabras de la cineasta chilena, Marialy Rivas, quién señaló: “Que nadie dimensiona la tremenda hazaña de estas nominaciones. Los cineastas chilenos han hecho todo a punta de esfuerzo personal, sin reales apoyos, en un país pequeño, simplemente una maravilla”. 

Nuestro cine está en una excelente posición internacional y qué más evidente que las distinciones que ha recibido en certámenes internacionales, por lo que se hace insoslayable un apoyo decidido del Estado y de todos los sectores, puntualizó Levet.