Necrológicas

– José Luis Ampuero Pena
– Guillermo Antonio Soto Santana
– María Angela Muñoz Bustamante
– María Matilde Ibarrola González

Kung Fu Panda 4

Domingo 17 de Marzo del 2024

Compartir esta noticia
259
Visitas

Por Guillermo Muñoz,
periodista

 

 

 

Estados Unidos, 2024

Director: Mike Mitchell

En salas de cine de Punta Arenas y Natales

Po, el oso panda que por circunstancias del destino se convirtió en el mítico Guerrero Dragón para equilibrar las energías y traer la paz exterior e interior en la ancestral China,  recibe la orden de buscar un sucesor para que él pueda convertirse en algo mayor, algo así como un líder espiritual, idea que no lo entusiasma mucho porque está cómodo y feliz “pateando traseros”  y sus mayores enemigos  no son los villanos poderosos que ha debido enfrentar, sino dos que al parecer nunca los supera: tener hambre y subir escaleras.

En medio de esta decisión,  un nuevo mal acecha, cuando es avistado Tai Lung, el primer enemigo de Po, pero que en realidad es “La Camaleona”, una emperatriz del crimen organizado que con elegancia y estilo es capaz de  asumir distintas formas e identidades. Entonces Po, advertido de esta amenaza decide postergar la elección del nuevo Guerrero Dragón y emprender un viaje que lo lleva, como siempre, a su destino final.

Esta es la trama de “Kung Fu Panda 4” que trae de vuelta al personaje tierno y entrañable que  llevó adelante la empresa Dreamworks Animation, con sus coloridos diseños y una fauna de divertidos personajes animales, pero sobre todo el asumir con humor aquella idea sobre la llegada de un mesías o líder que una profecía, también llamado destino, anuncia.

Los cuatro largometrajes de Kung Fu Panda, incluyendo las series que se produjeron para la pantalla más chica,  asumen como parte de su ADN esta idea que fue llevado a un punto máximo en “Kung Fu Panda 2” (2011), la mejor de todas, porque allí el destino se confunde con el origen y el consejo de que “eres lo que haces” corrió tanto para Po, como para su archirrival, Lord Shen, un pavo real que por temor al futuro advertido masacra a la comunidad panda sin darse cuenta que con este acto empujó para que se cumpliera.

Ahora en “Kung Fu Panda 4” no se cuenta con la participación de los “5 furiosos”, compañeros  de aventuras de Po, omisión que se siente, pero que también se entiende, porque la historia debe renovarse y buscar nuevos rumbos. Esos rumbos son darle mayor protagonismo a lo femenino, con Zhen, una pequeña zorra hábil con las artes marciales y que parece juega a dos bandos y la Camaleona, villana de gran elegancia que recuerda al personaje que interpretó Lucy Liu en “Kill Bill, vol. 1” (2003) de Quentin Tarantino y también al robot sicario T-1000 que interpretó Robert Patrick en “Terminator 2”(1991) cuando de suplantar identidades se trata.

De allí se destacan escenas y situaciones como la de un bar que pende de un hilo sobre una cumbre, la de un refugio de delincuentes animales con 3 tiernos conejitos que podrían ser en realidad pirañas y el humor constante de Po que, en su intento de ser un líder espiritual, apenas logra hilvanar una frase para el bronce.

“Kung Fu Panda 4”  es una película menor dentro de la saga, pero eso termina  siendo un detalle para un personaje que en la cadena de producciones  de “Shrek”, “Toy Story” y cuántas más que marcaron un antes y un después en la animación de las últimas décadas, se convirtió en un clásico. Porque como bien le advierte Zhen a Po antes de iniciar el viaje juntos : “Cada paso tiene una huella sin importar lo pequeña que sea”.