Necrológicas

– Juan Antonio Bustamante López

– Nancy Miranda Lagos

“Doy por soñado todo lo vivido”. Memorias sin censura Patricio Manns

Domingo 14 de Abril del 2024

Compartir esta noticia
171
Visitas

Patricio Manns (1937-2021) dejó inconclusas estas memorias que siempre quiso fueran “memorias sin censura”, no obstante, en vida, entregó información a sus editores de las fuentes de numerosos registros de sus vivencias, como otros libros con aspectos biográficos, reportajes y entrevistas. Fueron los editores y Liselotte, la hija de Manns, quienes dieron forma definitiva a estos recuerdos.

Iván Patricio Eugenio Manns de Folliot nació en Nacimiento (“en que otra parte se puede nacer”, bromeaba en una entrevista). Ahí, su familia inició su periplo por localidades del sur chileno, incluyendo las cordilleras y la Isla de Chiloé, gracias a lo cual forjó su carácter y se preparó para lo que viniera, para ganarse la vida en cualquier oficio, y así lo hizo. No se trata del manoseado cliché del artista que alguna vez tuvo que lavar platos, pues lo suyo nunca fue una anécdota, y por necesidad bajó a las minas de carbón en Lota, fue tripulante de barcos de cabotaje, capataz en obras de construcción de caminos y puentes en Chiloé o arriero en la cordillera, por dar algunos ejemplos.

Hijo de Gonzalo Manns Ihl (con antepasados suizos y alemanes) y de Jersey de Folliot Núñez (descendiente de franceses y españoles) fue el segundo de cinco hermanos. Su padre era técnico agrícola y se convirtió en profesor para seguir por el sur de Chile a su esposa profesora primaria. Ambos eran músicos y buenos lectores, contaban con una muy nutrida biblioteca y eso lo captó y absorbió a muy temprana edad Patricio.

A pesar de la ascendencia extranjera, en su hogar siempre se habló español y se rompieron los vínculos con Europa, a diferencia de otros integrantes de su familia, que mantuvieron la lengua de origen y a quienes critica “sin censura” por, entre otras cosas, sus conductas con el pueblo y la tierra que los acogió. Esta crítica da cuenta de su profundo sentimiento latinoamericanista, contrario a toda forma de imperialismo que volcó en su obra.

Sus padres participaban activamente en política, eran radicales, ello influyó en la pronta definición de Patricio Manns por las ideas de izquierda que sostuvo hasta su muerte, para las cuales hizo de su obra un compromiso. En estas memorias da cuenta de su militancia o adhesión al Mir (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) el Frente Patriótico Manuel Rodríguez y el Partido Comunista.

A Patricio Manns se lo recuerda principalmente como músico y escritor, pero también fue periodista (y de los buenos) trabajando en la década de 1950 e inicios de la de 1960 en diversos medios; con el paso del tiempo seguiría cultivando el oficio con la edición de textos de reportaje. En la década de 1960 grabó sus primeras canciones y publicó sus primeros libros (en literatura cultivó prácticamente todos los géneros). La evolución de sus creaciones literarias y musicales denotan la búsqueda permanente de nuevas formas de escritura, composición o instrumentación, como también, la presencia de una delicada poesía como telón de fondo. Su sólida formación técnica y cultural autodidacta (no completó la enseñanza primaria formal) el profundo conocimiento de nuestro país (su historia, su geografía y sus gentes) su gran capacidad de trabajo y un talento notable, le permitieron destacarse en las facetas señaladas.       

Su canción “Arriba en la cordillera” marcó un hito a mediados de los `60, en 2009 fue elegida como “La mejor canción chilena de todos los tiempos”. Manns participó del movimiento de la Nueva Canción Chilena, surgido en el primer lustro de la década de 1960; siempre hemos sostenido que es el más importante de sus integrantes, el verdadero impulsor y renovador, por sobre Violeta Parra, Víctor Jara o Rolando Alarcón.

Luego del golpe de estado de 1973, se va de Chile y regresa definitivamente en 2000. Durante su exilio sufrió tres duros golpes, las muertes en trágicas circunstancias de su madre y uno de sus hermanos en Venezuela y la de un hijo en Chile. En septiembre de 2020 murió  Alejandra: “mi luminosa compañera de más de cuarenta años, decidió separarse de mí para siempre, mal aconsejada por la muerte”.

Este libro es un completo recorrido por la vida y obra de un artista de primera línea, que habría merecido con creces el Premio Nacional de Artes Musicales, el de Literatura, o ambos. No se llevó ninguno de los dos, pero a cambio de ellos se fue con el inmenso cariño de un pueblo.

Patricio Manns vivió y murió en su ley; así lo resume en una frase, refiriéndose a estas memorias: “Mi libro es de combate, no le paso la mano en el lomo a nadie”

“Doy por soñado todo lo vivido”. Memorias sin censura, Patricio Manns, 1ª edición. Ed. Catalonia. Santiago, Chile, 2023, 320 págs. Dirección editorial: Arturo Infante Reñasco; Colaboración periodística y editorial: Rodrigo Lara Serrano; Fuentes y bibliografía: Liselotte Manns.