Necrológicas

 – Alejandra Marzi Aravena

Independentistas catalanes pierden la mayoría, mientras que los socialistas ganan las elecciones regionales

Lunes 13 de Mayo del 2024

Compartir esta noticia
76
Visitas

El derechista partido independentista catalán JUNTS, liderado por el ex presidente Carles Puigdemont y el izquierdista Esquerra Republicana del actual presidente autonómico de Cataluña, Pere Aragonés perdieron la mayoría absoluta, tras una década en el poder. Ambos sumaron 55 escaños, por debajo de la cifra clave de 68 escaños necesaria para una mayoría en la cámara.

La contienda electoral fue ganada por el Partido Socialista, liderados por el exministro de Salud Salvador Illa, quien obtuvo 42 escaños, nueve más de los que logró en las pasadas elecciones autonómicas catalanas, cuando logró la mayoría de los votos, pero no logró formar gobierno.

Los socialistas necesitarán el respaldo de otros partidos para poner a Illa al mando. Los acuerdos en los próximos días, tal vez semanas, serán clave para formar un gobierno. Ni un parlamento sin mayoría ni unas nuevas elecciones están fuera de discusión. El líder de Esquerra Republicana, Pere Aragonés, en su comparecencia frente a los medios, aseguró que su partido será oposición y se cerró a formar un acuerdo. Los socialista querían gobernar con esta colectividad más el izquierdista partido Comunes, que obtuvo seis escaños.

El aumento de Illa es un buen augurio para el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y los socialistas antes de las elecciones al Parlamento Europeo el próximo mes.

Los separatistas han ocupado el gobierno regional en Barcelona desde 2012 y habían ganado mayorías en cuatro elecciones regionales consecutivas. En 2017, se intentaron independizar del Estado Español, que terminó con Puigdemont fugado y varios altos cargos procesados.

Desde entonces, los socialistas de Sánchez han gastado una gran cantidad de capital político en reducir las tensiones en Cataluña, incluido el indulto a separatistas de alto perfil encarcelados y la aprobación de una amnistía para Puigdemont y cientos más.

El Partido Popular, que es el partido más grande en el parlamento nacional de España, donde lidera la oposición, subió de tres a 15 escaños. Mientras que un partido de extrema derecha llamado Alianza Catalana, que se opone a la inmigración no autorizada y al Estado español, entrará en la cámara por primera vez con dos escaños.

Más de 5.7 millones de catalanes fueron llamados a las urnas, de los cuales participó un 59%.