Necrológicas

 – Alejandra Marzi Aravena

Patricio Fernández, alcalde de Cabo de Hornos

Alcalde de Cabo de Hornos: “A veces uno se siente un poco alejado del Estado”

Domingo 19 de Mayo del 2024

Compartir esta noticia
82
Visitas
  • El edil conversó con El Magallanes sobre su intención de estar doce años al mando de la comuna, el nuevo proyecto del Centro de Rehabilitación Cruz del Sur y el plan para duplicar la población del territorio más austral del mundo.

 

Una de las claves de su gestión alcaldicia es la comunicación, confidencia Patricio Fernández, quien en medio de todo el ajetreo que lleva ser el único alcalde que administra dos comunas en el país (Cabo de Hornos y Antártica), recibió a El Magallanes en su oficina. 

Según él, su gestión ha visibilizado a las autoridades regionales y nacionales los problemas de ser la comuna más austral de Chile.

Fernández comenzó como funcionario municipal hace más de 20 años, saltó a ser secretario municipal y, en 2016, decidió competir por el sillón alcaldicio.

Hoy aspira a un tercer periodo al mando de Cabo de Hornos. Uno de sus objetivos será construir un polideportivo en la ciudad. “Nos hace falta esta infraestructura deportiva que la tienen todas las provincias”, expresa.  Saca a relucir que en ocho años ha pavimentado gran parte de la comuna, se levantó el Centro Internacional Cabo de Hornos y entrará en operaciones el muelle multipropósito.

Fernández sueña con duplicar en un par de décadas la población de Cabo de Hornos. Sueño difícil de cumplir, ya que la capital de la Provincia Antártica es una de las pocas ciudades en las que las mujeres embarazadas deben dejar su tierra para tener su guagua, lo que aumenta el costo de traer un hijo al mundo en tan lejanas tierras.

– ¿Cómo pretende pasar de 2.500 habitantes a 5.000 en un par de décadas?

– “Estamos haciendo un trabajo con el Ministerio de Bienes Nacionales por el tema de la zonificación, después viene una planificación urbana con el Serviu para generar más viviendas y espacios cívicos. Nuestra expectativa es tener cinco mil habitantes, pueden ser más o menos, con el plan actual no se podía realizar este crecimiento (…) Aquí hemos puesto una mirada de Estado y se fortalecerá una zona extrema”.

– ¿Qué significa para la comuna contar con un centro de investigación internacional? ¿Ha dejado conocimientos en la zona? 

– “Por supuesto que ha dejado conocimiento (…) Muchos estudios se han dejado acá, a lo mejor la  comunidad no lo ha visto, porque no hemos sabido, o el Centro Subantártico no ha sabido divulgar algo tan científico a la comunidad. Creo que tiene una tarea pendiente en la comunicación e integración con la comunidad, de hacerlo más cercano y que la gente lo vea como algo que le pertenece”.

– ¿En qué estado se encuentra su idea de tener un observatorio en Puerto Williams?

– “Trabajándola mesuradamente, hay hartos actores que van a estar involucrados, sobre todo el área privada, la ciencia,  la astronomía está todo conjugándose y la idea es integrar también al Chic, ya que se adosará en la parte posterior del Centro de Internacional Cabo de Hornos”.

– ¿Ha conversado con algún centro o fundación?

– “Está interesada la Fundación Acrux, los astrónomos de la Universidad de Chile también están muy interesados. Nos hemos reunidos y han visto un potencial enorme”.

292 kilómetros

Esa es la distancia en línea recta entre Punta Arenas y Puerto Williams, en kilometraje el trayecto es similar al que existe entre Santiago-Talca. Debido a la compleja geografía de Magallanes y la inexistencia de caminos, este trayecto no se puede hacer en bus, sino que en barcaza o avión.

En barcaza, se recorren más de 500 kilómetros y un pasaje puede costar entre $32 mil a $160 mil; mientras que un billete de avión alcanza los $110 mil, monto similar a lo que cuesta movilizarse de la capital regional a Santiago. No siempre existe cupo en la barcaza y el avión a veces no puede aterrizar por las condiciones climáticas. Situaciones que aumentan la sensación de aislamiento en una población que requiere viajar constantemente a Punta Arenas para ver médico, tener acceso a servicios, entre otros requerimientos.

“Nos abastecemos vía marítima y eso tiene un costo que puede ser un 10 ó 15% más caro que en el resto del país”, es otra dificultad que observa Fernández.

– ¿Se sienten abandonados por el Estado?

– “La presencia del Estado cuando hay necesidades también no ha sido bueno (…) Nosotros no somos cualquier zona extrema, somos la isla del conflicto y deberíamos tener un tratamiento especial. Aquí el Estado tiene que posicionar la inversión a futuro de la mano con el gobierno regional para que podamos no tener esas debilidades.

“Cuando no hay comunicaciones con las delegaciones, cuando los programas del Estado no todos califican en Williams, creo que a veces uno se siente un poco alejado del Estado”.

– ¿Cómo es la relación con la delegada Muñoz y el delegado regional?

– “Si bien es cierto somos la municipalidad, nosotros acogemos los llamados de la comunidad ante la falta de algún servicio, pero hay otros actores que son indispensables en este modelo de gobernanza, y si hoy la delegación no funciona claro, nos va a ir mal a todos. La municipalidad no puede solventar las necesidades que son sectoriales”.

 

Centro de rehabilitación

Inicialmente, las obras del Centro de Rehabilitación en Puerto Williams iban comenzar a fines del año pasado. El proyecto en reiteradas ocasiones se ha caído por diferentes motivos. Este costará $2 mil 300 millones y se edificará en un terreno cedido por el Ministerio de Bienes Nacionales en comodato. Según Patricio Fernández, “en un par de semanas más se presentará el proyecto al Ministerio de Desarrollo Social. Esperamos que salga la recomendación satisfactoria y que se someta a votación en el Consejo Regional. El gobernador Flies ha manifestado su intención que todas las capitales provinciales tengan su centro de rehabilitación”.

¿A cuánta gente beneficiaría ese centro de rehabilitación?

– “No hay que pensar en que el centro de rehabilitación segrega, sino que unifica. Va a ser un aporte muy significativo a la labor que realiza el hospital comunitario Cristina Calderón, quizás en un futuro cuando tú tengas una rehabilitación estas se van a realizar en el Centro de Rehabilitación. Va a ayudar en el tratamiento de los niños Tea.

“¿Por qué no generar una atención gente que lo requiera desde Ushuaia? Podemos hacerlo, el centro lo puede hacer y eso abre las puertas a que el centro después siga creciendo entonces, creo que es una buena oportunidad”.

 

Data Center

El 29 de febrero Patricio Fernández se encontraba en Santiago cuando el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago decidió suspender el megaproyecto de Data Center de Google en la comuna de Cerrillos, tras ser impugnado por activistas locales quienes denunciaban que su puesta en marcha pondría en jaque el suministro de agua del sector, ya que este requería miles de litros por segundo para hacer funcionar los sistemas de refrigeración. Por coincidencias de la vida, en el mismo encuentro que estaba Fernández, se encontraba el dueño del El Mercurio, Cristián Edwards del Río, a quien le comentó la idea de llevarse el data center a Puerto Williams. No pasaron ni cinco minutos y el edil fue llamado por un periodista del diario, en donde salió una noticia sobre la intención de Fernández.

– ¿En qué estado se encuentran las conversaciones con Google?

Es importante tener un Data Center en la región. En Williams, nosotros ofrecemos una calidad distinta, imagínate un lugar en donde esté la ciencia, la astronomía, el tener un Data le da un plus enorme a la ciudad. Nadie está pidiendo un Data Center como el de Cerrillos, inimaginable. Estamos pidiendo un Data que conjugue el trabajo realizado por el Chic. Nos posicionaría como una ciudad netamente turística-científica”.

– ¿Cómo pretende hacer frente a la oposición de los medioambientalistas quienes denuncian que este tipo de instalaciones utilizan una gran cantidad de agua?

– “Todo es conversable y se debe hacer conforme a la ley. Si las cosas no funcionan, no se hace. Esto no es una central nuclear”.