Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín
EDITORIAL

Centro Subantártico Cabo de Hornos

Hace, al menos, dos décadas, ha-
[…]

Por La Prensa Austral Martes 5 de Enero del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
172
Visitas

Hace, al menos, dos décadas, ha-
bía un investigador que hablaba de los bosques en miniatura y llevaba a quien lo quisiera escuchar a observarlos. También planteaba que se podía postular a que la Unesco declarara a Cabo de Hornos como Reserva de la Biósfera, cuando pocos sabían o entendían tal concepto.
Finalmente, aquello que parecía cosa de un loco, se hizo realidad en 2005. Hoy todos se maravillan con el Parque Etnobotánico Omora y otras zonas de Magallanes también postularon a tal certificación mundial.
Ahora, otro sueño de años ya comienza a hacerse realidad: el Centro Subantártico Cabo de Hornos.
Su diseño está concluido y fue presentado ayer a la Comisión de Ciencias, Energía y Nuevas Tecnologías del Consejo Regional, a la espera que se ponga en tabla para que su construcción sea aprobada durante enero y se inicien las labores este año.
Está pensado y diseñado para que sea un ícono, un referente a nivel mundial que colocará a Magallanes y a la Provincia Antártica, en particular, a la vanguardia arquitectónica y de sustentabilidad.
Con una arquitectura visualmente poco invasiva, su construcción demandará invertir unos 7 mil 800 millones de pesos y se espera que sea inaugurado a fines de 2017.
Una vez construido, este centro atraerá a los exponentes de la comunidad científica internacional.
Detrás, está, sin duda, el empeño de profesionales que son capaces de ver más allá de las fronteras regionales y de ser visionarios respecto del futuro que puede tener nuestra zona, precisamente por su proyección antártica e inigualable ubicación geográfica, que la convierte en un laboratorio viviente.
Pensar en grande. Convocar a concursos de diseño de nivel internacional, usando las últimas tecnologías que aseguren la sustentabilidad de los proyectos.
Pensar en grande. Esa debe ser la consigna de las autoridades, de las jefaturas de cada servicio y municipalidad, de los parlamentarios, de los profesionales, pues sólo pensando en grande se logra el reconocimiento internacional y Magallanes podrá estar a la altura de lo que se ha propuesto: ser un polo y referente de la investigación y la ciencia mundiales.