Necrológicas
  • Alicia Morbello Vera
  • Alicia Morbello Vera
  • Tito Cárdenas Mercado
  • Antonio Stefanac Radocaj
  • Carlos Sánchez Paredes

Funcionaria del Hogar de Cristo, tras anuncio de cierre de la residencia de calle Balmaceda: “Los mismos abuelos dicen que nosotros somos su familia”

Por La Prensa Austral Jueves 1 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
34
Visitas

La medida tomada por el Hogar de Cristo, de cerrar 28 de sus centros en el país, entre ellos la emblemática residencia de calle Balmaceda, en Punta Arenas, puso en alerta a los funcionarios y voluntarios, especialmente aquellos que día a día trabajan con los 28 adultos mayores que permanecen en este espacio, a los que se suma una treintena que es atendida en sus domicilios, a través del Programa de Adultos Mayores en Casa. Es por eso que ayer, algunos representantes de estos trabajadores, llegaron hasta la intendencia para entregar una carta y solicitar una mediación para encontrar una solución a este drama.

Entienden la complicada situación económica que condujo a esta medida, pero el pensamiento y la acción de ellos es por los adultos mayores, muchos de los cuales llevan viviendo 15 ó 20 años en la residencia y con quienes tienen un vínculo casi familiar.

La funcionaria Nicole Vera indicó que el personal que trabaja en la Residencia Juan Pablo II alcanza las 35 personas, entre técnicos en enfermería, enfermeras y asistentes de adulto mayor. “No es un tema de que nos quedemos sin trabajo, son los adultos mayores. Llevo 7 años trabajando en la fundación y los abuelos son tu familia, siempre digo que son sus últimos años de vida y hay que hacerles la vida mejor y no peor, como se la van a hacer ahora. Yo atiendo a dos abuelos que con suerte los han llamado sus familiares, entonces no sé de qué hablan cuando dicen que serán enviados donde sus familiares. Los mismos abuelos dicen que nosotros somos su familia y el dolor más grande es que los saquen de su propia casa, la residencia es su hogar, hay uno que vive desde hace 20 años”, manifestó la funcionaria.

Por eso pedirán que el gobierno pueda brindarles una solución para que la residencia pueda ser administrada por otro organismo. “Y que la comunidad sepa que amamos a nuestros abuelos y que vamos a dar la lucha hasta donde más podamos”, recalcó Nicole Vera, que además denunció que cuando se acercaron a la intendencia, fueron amenazadas por una funcionaria policial de Carabineros, de que, si no se retiraban, serían detenidas.

A su vez, el secretario de la Asociación Regional de Voluntarios, Juan Carlos Aguila añadió que la situación los tiene muy apenados. “Entendemos que los van a derivar a un buen lugar, eso no está en tela de juicio, pero el punto que ponemos es que la mayoría de los abuelos supera los 15 años en la residencia, el Hogar de Cristo como residencia es su casa y los residentes son su familia. Incluso, cuando fallece uno de los abuelos, se contrata un bus y todos los que pueden, van a despedir a su compañero, eso habla de una vinculación familiar que no ocurrirá en otros hogares. A los abuelos los van a sacar de un día para otro de su casa y van a perder a su familia. Eso conlleva un terrible problema de salud mental. La única solución real es que sigan todos juntos, pero no derivarlos separados a otras residencias y eso vamos a pelear. Otro punto es algo más espiritual: el Hogar de Cristo es un patrimonio espiritual de Punta Arenas, es una obra del santo de Chile, la inauguró el Papa Juan Pablo II y ahora perdemos un patrimonio espiritual de la ciudad, que ha sido visitado por tantos niños y jóvenes, que han conocido la espiritualidad de Padre Hurtado y que también se va a perder”.

Senama

En tanto, la defensora mayor de la coordinación regional del Servicio Nacional del Adulto Mayor Magallanes, Constanza Hernández, comunicó a través de un video que “hemos tomado conocimiento que el Hogar de Cristo, como ente privado, ha decidido poner fin o término a varios de sus programas, entre los que se incluyen residencias que trabajan con personas mayores, y que en el caso de nuestra región, afectaría al Eleam Juan Pablo II de Punta Arenas. Nuestro compromiso está siempre con las personas mayores razón por las que en este caso así como en otros que se puedan suscitar en el futuro, nos preocuparemos siempre de velar por el bienestar de los residentes, así como también del respeto de sus derechos”.