Necrológicas
  • Marcos Sepulveda Guajardo

A fines de 2021, estará funcionando proyecto piloto para producir hidrógeno verde en Magallanes

Por fabian vasquez Sábado 3 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
142
Visitas

– Con un lanzamiento mundial vía streaming, ayer se presentó Highly Innovative Fuels (Hif), la empresa que liderará esta iniciativa desde nuestra región y que tendrá como futuros socios a Enel Green Power, Siemens Energy, Porsche y Enap.

Una verdadera luz en medio de un panorama incierto y ennegrecido por el fuerte impacto económico que está teniendo la pandemia en Magallanes. Así se presenta el proyecto de construir una planta de producción de hidrógeno verde en nuestra región, usando la energía eólica como punto de partida de un proceso de conversión y síntesis de elementos carbono neutrales.

La apuesta pondrá a Magallanes en el centro de un proceso mayúsculo de descarbonización de la matriz energética no sólo del país, sino global. Atraerá, de paso, talento y capital humano de primer nivel y nuevas inversiones y oportunidades.

Para ello, se constituyó a fines del año pasado la empresa Highly Innovative Fuels (Hif), que ayer hizo su presentación en sociedad.

César Norton, presidente de Andes Mining & Energy (Ame) -empresa que está detrás de Hif-, fue el anfitrión del lanzamiento vía streaming del proyecto, quien explicó que sus futuros socios serán Enel Green Power, Siemens Energy, Porsche y Enap.

Primera planta en Cabo Negro

El inicio del proyecto tendrá como centro de operaciones el complejo de Cabo Negro.

Norton dijo que próximamente ingresarán al sistema de evaluación ambiental y otras instancias las solicitudes y documentación pertinentes.

“Venimos trabajando con tecnología y empresas de primer nivel de todo el mundo. Queremos tener un proyecto piloto en operación a fines de 2021, seguido, en 2023, por el inicio de la construcción de nuestra primera planta comercial y, luego, unidades adicionales de descarbonización hasta completar, antes de 2030, nuestro objetivo de retirar anualmente 14 millones de toneladas de CO2 de la atmósfera”, explicó Norton.

Para alcanzar tal meta, el complejo magallánico deberá producir hasta 7,8 millones de toneladas de metanol por año o su equivalente de gasolina, es decir, 3,25 millones de toneladas de este combustible verde, lo que será suficiente para proveer el 100% de la gasolina que se requiere en Chile.

“Hif nace en Magallanes”, destacó Norton, aludiendo a la fuerza del viento como elemento primordial del proyecto, que les permitirá producir “combustible con el aire mientras lo descarbonizamos”. Dijo que se trata de “un combustible tan potente como para hacer despegar al avión más grande”, aludiendo con ello a uno de los mayores problemas que han tenido las energías renovables: sustituir a los combustibles fósiles en el transporte de gran envergadura.

Acotó que este proyecto marcará un antes y un después, logrando con “la naturaleza sanar a la naturaleza”.

Haciendo una asociación poética, dijo que Hif usará los mismos vientos que, hace 500 años, impulsaron a las naves de Hernando de Magallanes y lo trajeron a estas tierras, donde descubrió para los europeos al estrecho que hoy lleva su nombre, paso marítimo que conectó por primera vez globalmente al planeta.

“Hoy, ese mismo viento es el que nos va a ayudar a la descarbonización de nuestra atmósfera y combatir el cambio climático”, puntualizó.

Proceso y ciclo

Bajo la premisa de que “es posible”, Norton dijo que es factible dejar de contaminar con CO2 la atmósfera y producir un combustible de alta potencia que reemplace a los combustibles fósiles en todos sus usos y, al mismo tiempo,  descarbonizar el aire al utilizarlos.

“El viento nos va dar energía y con energía limpia produciremos electricidad generada eólicamente. Con ésta, vamos a obtener hidrógeno, separando, a través de electrólisis, el oxígeno del hidrógeno presente en el agua. Después de un proceso de filtrado, vamos a capturar el CO2 presente en la atmósfera, purificando el aire. Luego, vamos a combinar el hidrógeno obtenido de la electrólisis con el CO2 capturado de la atmósfera, mediante un proceso de síntesis. El resultado será un combustible neutro en CO2. Los e-combustibles reducen hasta un 90% las emisiones de gases de efecto invernadero. Cuando se usen, la cantidad de CO2 que emitan la volveremos a capturar para producir más e-combustible”, explicó el ciclo.