Necrológicas
  • MarioLatorre Díaz

En la huella de los grandes: los dos títulos nacionales de Punta Arenas en series menores

Por La Prensa Austral Miércoles 7 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
39
Visitas

Dos títulos nacionales de fútbol federado a nivel adulto tiene en su palmarés la Asociación Punta Arenas: el de 1980 en casa y el conseguido en 2008 en Vallenar (Región de Atacama).

Cada tanto ambos saltan a la palestra y son recordados en fechas especiales como verdaderas hazañas, lo que es absolutamente válido, pues sólo los que han vivido desde dentro estos logros, saben lo difícil que ha sido alcanzarlos.

Pero hay también dos importantísimos hitos mucho más recientes -tal vez algo traicionados por la memoria- e igual de meritorios: los dos títulos nacionales de menores conquistados por selecciones de la misma Asociación Punta Arenas a nivel sub-15 y sub-17, otro gran motivo de orgullo para toda la familia futbolera magallánica.

SUB-17 EN CURICO

El 13 de febrero de 2016 el cuadro puntarenense gritó campeón en el Nacional Sub-17 efectuado en Curicó, Región del Maule.

La finalísima fue contra el representativo subsede, Teno, en el estadio Bicentenario La Granja y registró un vibrante empate 4-4 en el tiempo reglamentario que obligó a ir al alargue, instancia en la que los dirigidos de Mauricio Alvial ganaron 2-0 para ceñirse la corona.

Punta Arenas, con una gran campaña, llegaba en calidad de invicto al encuentro decisivo, que, como el marcador lo demuestra, fue de ida y vuelta.

A los 15’ abrió la cuenta Joshua Figueroa -el refuerzo natalino de Punta Arenas- pero a los 33’ empató Robinson Valenzuela. Sin embargo, Punta Arenas, con un mejor juego colectivo, consiguió ponerse en ventaja de 3-1 con dianas de Nicolás Valle a los 34’ y Felipe Oyarzún a los 44’.

En la segunda etapa, a los 17’ descontó Robinson Valenzuela para los del Maule. A los 28’ nuevamente Joshua Figueroa le dio tranquilidad a los magallánicos dejando el marcador 4-2.

Pero Teno reaccionó y consiguió, con goles de Kevin Marambio a los 34’ y Patricio Rojas a los 42’, empatar a cuatro, lo que obligó a jugar el suplementario de 15 minutos por lado.

Lo meritorio fue que en esta instancia Punta Arenas pudo superarse anímica y físicamente para, con dos goles de Nicolás Valle (11’ y 22’) ganar el tiempo extra 2-0 y el partido con marcador global de 6-4, coronándose merecidamente como campeón invicto.

CAMPAÑA NOTABLE

En semifinales el representativo de nuestra región había goleado 4-0 a La Unión (Los Ríos), mientras que en cuartos de final eliminó al dueño de casa Curicó, igualando 1-1 en el tiempo reglamentario e imponiéndose 6-5 en la definición desde los doce pasos.

En la primera fase, el conjunto magallánico ocupó el primer lugar de su grupo al empatar 3-3 con Llay Llay y derrotar a Iquique 3-1 y Vallenar 3-0.

GRANDES FIGURAS

En la ceremonia de premiación, tres jugadores de Punta Arenas fueron distinguidos como los más destacados del Nacional Sub-17: Felipe Oyarzún, mejor jugador; Wilson Pérez, mejor arquero y Joshua Figueroa, goleador (9 tantos).

Integraron el plantel campeón los siguientes jugadores: Matías Gallardo, Nicolás Valle, Alvaro Inostroza, Felipe Oyarzún, Pablo Ruiz y Matías Gaete, del Sokol; Wilson Pérez, Erick Navarro, Sebastián González y Gustavo Vásquez, del Prat; Esteban Gálvez, Sergio Hernández y José Asencio, del Chile; Brian Brevis y Maximiliano Sosa, del Victoria; Ignacio Oyarzún, del Español; más los refuerzos José González, del Cruz del Sur y Joshua Figueroa, de Universidad de Chile (Puerto Natales).

NACIONAL SUB-15

La noche del 20 de enero de 2018 el fútbol magallánico logró el segundo título chileno de su historia a nivel de series menores, cuando el seleccionado de la Asociación Punta Arenas se impuso por la cuenta mínima al representativo de Temuco en la final del Torneo Nacional Sub-15 que se disputó en Arica.

Cumpliendo una campaña de menos a más, que partió en la fase grupal con una derrota frente al mismo elenco de La Araucanía, el cuadro magallánico dirigido por Walter Krause se quedó merecidamente con la corona gracias al gol anotado en la finalísima por Martín Cárcamo Villarroel en el mítico estadio “Carlos Dittborn” de la puerta norte del país.

“Punta Arenas y Temuco se habían enfrentado en el primer partido de la fase grupal ya que estaban en el mismo grupo, ocasión en que el equipo magallánico perdió 0-1. Por lo tanto, se conocían bien y es así que el trámite de la final fue parejo, terminando sin goles los dos tiempos de 35 minutos cada uno (que es el tiempo reglamentario de juego para esta serie)”, comentó La Prensa Austral al día siguiente del gran logro de los magallánicos.

“Tuvieron que ir a un alargue de diez minutos por lado y a los 6’ del primer tiempo extra Martín Cárcamo, en gran jugada personal, anotó el gol que a la larga sería el del triunfo”, agregó.

DE MENOS A MAS

En cuanto a la campaña de los campeones, tras la derrota frente al mismo cuadro de La Araucanía en el inicio del torneo, comenzó la recuperación del seleccionado de nuestra región, ganándole a continuación a Aysén 1-0 y Arica 4-0.

En cuartos de final derrotó a Concepción 1-0 y en las semifinales venció a Coquimbo 2-0 para meterse en la disputa de la corona.

Luego de asegurar el título, la ceremonia de premiación fue un cúmulo de emociones en la delegación magallánica. “Nos trataron muy bien. Me quedo con el mejor recuerdo de Arica. Nos llevamos el cariño y aprecio de esta gente hermosa”, destacaba el técnico puntarenense Walter Krause.

“Soy un convencido que los que vivimos en las regiones extremas, somos especiales. Desde el primer minuto los funcionarios que trabajan en el albergue de la Municipalidad de Arica, nos acogieron, nos cuidaron y nos entregaron todas las cosas que necesitábamos”, agradecía Kraus, subrayando la inmensa felicidad que sentía por el logro de sus jugadores y cuerpo técnico.

Ya en Punta Arenas, el recibimiento a los campeones en el aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo por parte de familiares, amigos y público presente en el terminal aéreo sería también una mezcla de sentimientos y satisfacción por el logro alcanzado, tal como también ocurrió dos años antes con los chicos de la Sub-17. Dos selecciones que pasarán a la historia como orgullo de los magallánicos.