Necrológicas

Arturo Díaz: “Hay pruebas contundentes que acreditan la ilegalidad en el accionar del concejal Aguilante”

Por La Prensa Austral Miércoles 28 de Octubre del 2020

Compartir esta noticia
1,040
Visitas

Destacó que tras la decisión en primera instancia, se recurrirá de apelación ante el Tribunal Calificador de Elecciones.

El concejal Arturo Díaz Valderrama dijo no compartir “en absoluto” el fallo entregado por el Tribunal Electoral Regional que rechazó el requerimiento en contra del también edil, José Aguilante Mansilla, a quien se le pedía la remoción de su cargo por tres causales.

“Habían pruebas contundentes que acreditan la ilegalidad en el accionar del concejal Aguilante. El mismo lo ha dicho, incluso en medio del Concejo Municipal, que sí ha tenido vínculo económico con escuelas municipalizadas, lo que se contrapone con lo que establece la Ley Orgánica Municipal”, enfatizó Díaz.

Para el concejal aquí no se trata de temas personales. De hecho, reconoce el trabajo que ha efectuado Aguilante en el municipio, sin embargo, sostiene que aquí existe un tema de probidad que no se puede dejar pasar a nadie.

Agregó que el fallo del Tribunal Electoral es de primera instancia y, por lo tanto, apelable ante el Tribunal Calificador de Elecciones. En este sentido, expresó que el jueves se interpondrá un recurso de apelación.

El caso llegó al Tribunal en 2018 cuando el propio Díaz aseguró que Aguilante obtenía pagos por servicios profesionales a establecimientos educacionales dependientes de la Corporación Municipal. Se adujo entonces un notable abandono de deberes, infracción grave a las normas de probidad administrativa e inhabilidad del concejal por llevar adelante acciones reiteradas que configurarían causales suficientes para el cese de su cargo.

De esta manera, el alcalde Claudio Radonich y los concejales Alicia Stipicic y Arturo Díaz, además del fallecido Vicente Karelovic, interpusieron el requerimiento en el Tribunal Electoral pidiendo el cese  y remoción del cargo de Aguilante, y que quedara inhabilitado para ocupar cargo u oficio público durante cinco años.

Tras conocerse este fallo en primera instancia, el denunciado concejal subrayó que con esto queda claro que las alusiones sólo tuvieron una intencionalidad política y que sólo buscaron perjudicar su imagen.