Necrológicas

El Día del Patrimonio Regional y nuestra conducta inconsecuente

Por Emilio Boccazzi Campos Lunes 9 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
140
Visitas

El pasado 7 de noviembre se “instituyó” (entendía que el día del Patrimonio en Chile era el último domingo del mes de mayo) el Día del Patrimonio de Magallanes. Interesante ejercicio en tiempos de pandemia de las instancias, estructuras y organismos públicos encargados del fomento y la protección del patrimonio.

Pero si hacemos una revisión, cerramos los ojos por un instante y echamos a funcionar el mapa mental de nuestra ciudad y región, la verdad es que en esta materia (como en muchas otras) estamos completamente al debe. Tenemos un discurso completamente distinto a la acción. Para decirlo sin ambages, total inconsecuencia. Hasta ahora.

Echemos un vistazo a algunos elementos que fundamentan esta apreciación y afirmación.

En esta columna sólo quiero referirme (por la extensión que me es permitida), del Patrimonio Arquitectónico y Patrimonio Histórico de nuestra Punta Arenas y otros puntos de la Región de Magallanes y como hemos actuado en casi absoluta inconciencia.

Partamos recordando lo que permitimos (todos o casi todos) con el destino de el ex gimnasio de la Confederación Deportiva de Magallanes (gimnasio cubierto) que había sido síntesis de esfuerzo colectivo y erogaciones públicas para levantar esa hermosa mole que tantas historias deportivas, artísticas , sociales, culturales y políticas, desde fines de los 40 había tenido para la ciudad y región. Lo dejamos partir, sin mucha conciencia colectiva.

Sigamos por los destinos del ex Hospital Regional de calle Angamos, el cuál a casi 10 años de haberse desocupado, y de haber pasado tres gobiernos (con alternancia) y 8 intendentes, no hayamos sido capaces de readecuarlo, reconstruirlo o redestinarlo. Cuanta memoria histórica (feliz o dolorosa, que es al final, lo que es la vida) de cientos de magallánicos y sus historias vitales. Lo estamos dejando derruirse.

Que diferencia con lo que, los riogalleguenses hicieron con su ex Hospital Provincial. Un ejemplo de inteligencia y sensibilidad, al reutilizarlos para uso y funciones sociales, culturales y de venta menor de artesanos y comerciantes.

Es de esperar que los ex hospitales de Puerto Natales y Porvenir no corran la misma suerte y, se rediseñen con prontitud y se defina su intervención oportuna, para no seguir dilapidando nuestro patrimonio y, además en estructuras que permiten con algunos ajustes, seguir sirviendo a sus comunidades.

Por último y como pequeñas guindas de la torta, veamos cómo se encuentra, la Casa de los Derechos Humanos de Avenida Colón (que tenía el proyecto de arquitectura y de detalles efectuado por el Premio Nacional de Arquitectura, Miguel Lawner en el año 2015 y 2016) y que el municipio no prosiguió a pesar de estar en el Plan Especial de Zonas Extremas).

Edificio del ex Servicio Nacional de Salud en calle José Menéndez (ex Valdivia) esquina Chiloé, que además de haber sido la imagen pública de la salud en la región fue en sus inicios la Casa de Juan Bautista Contardi, destacado gestor de las letras y la Cultura (y uno de los fundadores del Diario El Magallanes). Fachada, con restos de lata en suspensión, pudiendo y debiéndose rescatar su interesante y bien lograda fachada y dar uso a ese solar. Propiedad botada y sin destino.

Y para qué seguir, guardo 4 ó 5 casos para una segunda edición. Felicitaciones por definir un día como el Patrimonio de Magallanes, esta columna sólo quiere ser recordatorio de nuestras omisiones que han provocado pérdida de identidad. Podemos hacerlo mucho mejor. Con conciencia de todos.