Necrológicas

Todo tiempo pasado, ¿fue mejor?…

Por La Prensa Austral Martes 17 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
464
Visitas

La evolución del fútbol magallánico ya era tema en los ‘80, con férreos defensores de tiempos pretéritos y otros que reconocían virtudes a partir de la época, con el título nacional obtenido en casa como bandera.

A cada tanto, la eterna discusión vuelve al tapete, acompañada del popular adagio que también aplica en una tertulia futbolera. “Todo tiempo pasado fue mejor”, aseguran los “románticos” que antaño disfrutaron épocas de gloria en torno al balón, mientras hinchas y futbolistas más contemporáneos se empeñan en demostrar -resultados en mano- que los nuevos tiempos “la llevan”.

Lo que sí está claro es que el balompié magallánico no sólo ha sido cuna de grandes figuras, sino también se ha ganado un nombre en el concierto nacional a punta de talento y logros.

Incluso, promediando el siglo pasado las principales figuras de nuestra región eran tentadas por clubes profesionales, pero en su mayoría declinaban aceptar esos ofrecimientos porque simplemente no eran rentables. Es decir, ganaban más dinero desempeñándose en la zona en sus respectivos campos laborales. Claro que los tiempos han cambiado y hoy las cifras de los sueldos de futbolistas acumulan varios ceros más.

En materia de resultados, Punta Arenas suma dos títulos nacionales adultos (1980 en casa y 2008 en Vallenar), además de un protagonismo importante cada vez que se trata de defender la bandera magallánica, aunque el “buen fútbol”, entendiéndolo como conceptos de gambeta, técnica y lucimiento, hace casi cuatro décadas ya parecía declararse en retirada.

PASION DE MULTITUDES

Hurgando en los archivos de La Prensa Austral y El Magallanes, encontramos un reportaje del periodista Olegario Gómez, con fotografías de Tomás Dodman y José Villarroel, en el que se abordaba justamente el tema del balompié local, su evolución y los nuevos tiempos que se avecinaban en la primera mitad de la década del ‘80.

Las palabras eran de connotadas figuras que escribieron capítulos importantes del balompié magallánico. “El fútbol es pasión de multitudes. Se discute en todos los tiempos y todas las edades”, se leía a modo de introducción para luego dar paso a las opiniones de “diversas épocas”.

ADOLFO CROCIATTI

Fue un gran zaguero que nació en el club deportivo Colón durante la década del ‘20, luego pasó al Victoria, a Scout y ancló definitivamente en el Español en 1929, compartiendo camiseta con Reinerio García, Cornelio Kasic, Roberto Alvarado, Julio Almonacid, Alberto Leiva, Carlos Sgombic, Pedro Ojeda, Audolio Vargas,  Norberto Barrientos, Erwin Neracher, Fermín García, Hugo Wheler, Jorge Coto, Oscar Sarmiento y el “Negro” Ahumada, entre otros.

A la hora de poner en la balanza las épocas, Adolfo Crociatti se la jugaba por los viejos tiempos, porque “había muy buenos equipos: Sokol, Scout, Victoria, Chile, Español”.

“No había mucho entrenamiento, nos encontrábamos el domingo en el camarín y al grano. Se jugaba con más fuerza, pero siempre lealmente y no había esquemas de juego. ‘Tú cuidas a Zultano, tú a Mengano’, etc… Y todo se cumplía”, apuntaba en la nota.

“Recuerdo con cariño a Enrique Abello, me enseñó mucho. Y a Félix Corti, todo un señor del fútbol en esa época. Otro jugador de quien guardo gratos recuerdos es Atilio Cremaschi, también de un gran futbolista y goleador como Machuca Ruiz, y Daniel Galindo, todo un patrón de la cancha”, agregaba Crociatti, quien fue seleccionado puntarenense, logró seis títulos consecutivos con el Español y en el campo laboral jubiló como gerente del Banco de Punta Arenas.

MATEO KARMELIC

Otro entrevistado era Mateo Karmelic, también un gran futbolista de la época, para quien había un factor fundamental que no resistía comparación entre el fútbol del pasado y el ochentero. “El que se practicaba hace 25 años era más alegre y los jugadores con condiciones se deleitaban jugando. Sabían que podían crear juego, exhibir su juego. Era un fútbol abierto, libre, se dejaba jugar. Ahora hay tácticas que yo las considero antiestéticas, llegado el caso donde la marcación es tan estricta y un jugador sin mayores condiciones ni recursos, por el solo hecho de tener un buen estado físico, se permite frenar a una estrella del fútbol, incluso con golpes”, apuntaba la sempiterna figura sokolina, lamentando que el fútbol, a esa altura, “ya había perdido el carácter de espectáculo”.

“Antes no había tácticas, ni entrenamientos, ni planes de juego. Todo quedaba en manos del capitán, quien era el que mandaba. Había que marcar dos o tres puntos clave, nada más”, añadía Karmelic, quien en su época de jugador vivió una gran experiencia  entrenando un par de meses en Boca Juniors de Argentina.

MARIO URBINA

La nota citaba a continuación a Mario Urbina Adema, “uno de los más técnicos y elegantes jugadores que ha tenido el fútbol magallánico”, en palabras del periodista Olegario Gómez.

“Me confieso partidario del fútbol de antes, había más espectáculo, se dejaba crear. Ahora al jugador hábil se le anula por la fuerza, por la marca despiadada que muchas veces lo deja fuera de la cancha por mucho tiempo”, enfatizaba quien también fue seleccionado magallánico y doble campeón con Español.

NESTOR CARDENAS

Néstor Cárdenas coincidía en cuanto a su preferencia por el fútbol de antaño. “Me gustaba más el antiguo. Había más espectáculo, era más creativo. Le dejaban al jugador la facultad de improvisar. Ahora es todo rígido, todo mecanizado”, comentaba el ex half izquierdo que defendió a Scout y Magallanes.

“No quisiera enumerar nombres de mis tiempos. Eran todos parejos. Cuando se formaba una Selección había 40 jugadores, todos con opción para defender esta tierra”, graficaba.

RODOLFO ROGEL

Oriundo de Chiloé, Rodolfo Rogel llegó desde Iberia de Los Angeles para ser protagonista de primera línea con los colores de Punta Arenas.

Acaso por un tema generacional, su opinión contrastaba en algunos aspectos con la de los demás entrevistados. “La llegada de elementos foráneos al medio ha entonado el fútbol. Y al básquetbol le está pasando lo mismo”, advertía de entrada, para luego argumentar: “El fútbol actual indiscutiblemente es bueno, muy superior al que conocí hace años”.

No obstante, reconocía que “ahora lo único que tiene importancia es ganar, sin importar los medios; no dejan crear, no se puede explotar la habilidad. Por eso yo estoy a mis anchas cuando juego
babyfútbol, porque allí se crea, se improvisa, se siente y se goza el deporte”.

ALZANDO LA COPA

Por esas cosas del fútbol y tal vez del destino, Rogel ha estado presente en los dos grandes capítulos del fútbol magallánico a nivel adulto, pues fue campeón nacional con Punta Arenas como jugador en 1980 y luego repitió en calidad de entrenador el año 2008 en Vallenar, Región de Atacama.

Recordemos que el plantel que se coronó en 1980 en el estadio Fiscal fue dirigido por Guillermo Salinas y tuvo como preparador físico a Thanislha Freire. Lo integraron Osvaldo de la Torre, Fernando Arias, Sergio Vera, Víctor Oyarzún, Carlos Barría, Juan Carlos Cáceres, Esteban Fajardo, Luis Godoy, Pedro Gutiérrez, Juan Henríquez, Héctor Mansilla, Miguel Montt, Fernando Leiva, Juan Oyarzo, Rodolfo Rogel, Sergio Rogel, Manuel Soto y Didier Segovia.

En tanto, los campeones nacionales del año 2008 fueron Miguel Barrientos, Rodrigo Bórquez, Eduardo Cárcamo, Nolasco Cárdenas, José Espinoza, Nelson Martínez, Cristián Serón, Jaime Vega, Miguel Villarroel, Carlos Gómez, Camilo Jerez, Danilo Mansilla, Javier Pavicic, José Valenzuela, Cristián Hernández, Pablo Ovalle, Jorge Oyarzún, Héctor Calbún y Patricio Pinto, dirigidos por “Fito” Rogel, quien a su vez tuvo como ayudante de campo a Luis Vásquez y a Juan Moreira como preparador físico.

Cabe mencionar que en otras actuaciones destacadas de nuestras selecciones durante las últimas décadas, resaltan los vicecampeonatos nacionales en Illapel (año 2000) y en casa (2005), ambas finales perdidas por lanzamientos penales ante Illapel y Santa Cruz, respectivamente.