Necrológicas
  • Mario Manuel Varillas Cusevich
  • Yolanda Andrade Barría
  • Ramiro Lai Caipillán
  • Henry Mansilla Santander
  • Jorge Eugenio Millapinda
  • Mirna Alvarado Saldivia

Reconocimiento a la innovación y exploración recibe ecoturismo con lupa de Parque Omora

Por La Prensa Austral Sábado 21 de Noviembre del 2020

Compartir esta noticia
145
Visitas

– Cabo de Hornos: un laboratorio natural para el mundo, es fruto de un programa de cooperación impulsado hace dos décadas entre la Universidad de Magallanes, el Instituto de Ecología y Biodiversidad, la Universidad de North Texas y la Fundación Omora.

En el Palacio de La Moneda y en ceremonia encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand; del ministro de Ciencias, Andrés Couve; la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt y la ministra de Cultura, Consuelo Valdés, la Fundación Imagen de Chile, entregó el Premio Estrecho de Magallanes, en reconocimiento a la innovación y exploración con impacto global a la iniciativa “Ecoturismo con lupa y Cabo de Hornos: un laboratorio natural para el mundo” que se ha desarrollado desde hace más de  20 años en Puerto Williams al amparo del Parque Omora.

Este reconocimiento destaca el trabajo de cooperación en investigación, educación y conservación biológica y cultural que han impulsado la Universidad de Magallanes, el Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), la Universidad de North Texas y la Fundación Omora, a orillas del canal Beagle y en la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos.

Un reconocimiento que anticipa el futuro desafío de estas instituciones, que proyectarán aún más el trabajo de la ciencia y la educación, con el Centro Subantártico Cabo de Hornos a inaugurarse el próximo año con una inversión cercana a los $10 mil millones.

El canciller Allamand, al intervenir en la ceremonia señaló que “tal como el descubrimiento del estrecho de Magallanes no fue fruto del azar o de la suerte, sino el resultado de la creatividad, perseverancia y el alma emprendedora de Hernando de Magallanes, también son producto de la perseverancia y la capacidad de innovación la invención de la turbina eólica de Nicolás Orellana (ganador en la Categoría Nacional) y la transformación de Cabo de Hornos como polo de desarrollo científico, tecnológico y turístico por parte de Ricardo Rozzi. Los premiados hoy, encarnan el mismo espíritu que hace 500 años hizo de Magallanes el descubridor del Estrecho que lleva su nombre, y de Elcano el primer hombre en circunnavegar la tierra”.

En tanto, el Presidente Sebastián Piñera, quien se hizo presente a través de un video grabado, felicitó y agradeció especialmente a los premiados por su aporte a la Innovación Nacional y “por poner a Chile a la vanguardia en la búsqueda de soluciones para el futuro de un mundo mejor”. Además, agradeció a las Embajadas de Chile alrededor del mundo “por el gran trabajo que han hecho identificando talento, proyectos y visiones”.

Una nueva mirada

Los proyectos ganadores del Premio serán los protagonistas de las piezas de difusión con que Imagen de Chile promueve al país en el mundo.

El ecólogo y filósofo Ricardo Rozzi, académico de las universidades de Magallanes y North Texas y director del IEB, al intervenir en la ceremonia, expresó que “este premio es un hito que pone muy contentos a los magallánicos, porque con la actividad del Ecoturismo con lupa comienza un nuevo modo de mirar que trae consigo la inauguración del Centro Subantártico Cabo de Hornos en Puerto Williams, una plataforma internacional para monitorear el cambio climático global en la que Chile será un centinela del cambio climático en el extremo sur de América”.

Richard Glenn, jefe de la Misión de la Embajada de los Estados Unidos en Chile, destacó que una de las metas como misión diplomática es que haya mejor cooperación y coordinación en temas científicos. “Tenemos una larga historia de cooperación científica y es bueno para los dos países avanzar en asuntos científicos”, afirmó.

Andrés Couve, ministro de Ciencias, resaltó la importancia de reconocimiento a la investigación y frente al rol que juegan instituciones como la Universidad de Magallanes en el extremo sur en el trabajo conjunto con las otras instituciones, señaló que no sólo hay que lograr investigación de calidad, sino que “haya una investigación muy coordinada, muy articulada entre las universidades, entre los centros de investigación, entre el mundo privado, entre la sociedad civil, sector público por ejemplo con la participación de diversos sectores y las Fuerzas Armadas hace que la combinación de expertise y capacidad nos permite hacer cosas que son únicas. No solamente que seamos puerta de entrada a la Antártica o región subantártica, sino que podamos desarrollar polos científicos tecnológicos que sean capaces de atraer talento e inversión”.

Ricardo Rozzi, quien ha liderado este trabajo en las últimas dos décadas, sostiene: “Este premio al laboratorio natural Cabo de Hornos nos alegra a los magallánicos porque trae una esperanza de mayor salud y bienestar para los seres humanos y el conjunto de los seres vivos con que co-habitamos en el planeta. Con la actividad ‘ecoturismo con lupa’ se inaugura un nuevo modo de mirar”.

“Y este nuevo modo de mirar –agrega- inaugurará en 2021 el Centro Cabo de Hornos en Puerto Williams donde se ha establecido una plataforma internacional para un tipo de conservación que integra la sustentabilidad social, económica y ambiental. Se superan así dicotomías entre conservación y economía, y el ecoturismo con lupa pone en valor una biodiversidad que había permanecido ‘invisible’ para la cultura, la educación y la ciencia. Además, con el nuevo Centro Cabo de Hornos en Chile se consolidará un centinela del cambio global para el mundo”, dice el investigador.

“La lupa nos da un sentido para apreciar esta maravillosa diversidad de los ‘bosques en miniatura del Cabo de  Hornos’, en momentos que los organismos diminutos cobran especial relevancia en los tiempos de dolor del Covid-19, pero también ofrecen nuevos horizontes para una economía y sustentabilidad pos Covid”, señala Rozzi.

Eric Catalfamo, consejero de Prensa y Cultura de la Embajada de Estados Unidos en Chile, opina ante este reconocimiento y la cooperación que se ha dado entre ambos países a través de las universidades de Magallanes y de North Texas que “la Embajada de los Estados Unidos tiene un estrecho vínculo con la Región de Magallanes y sus instituciones, que se ha desarrollado a lo largo de los años y que se ha visto reflejado en las visitas regulares de nuestros embajadores y funcionarios de la embajada, como también de la National Science Foundation, Nasa, y otras entidades. En ese contexto, nuestro apoyo para el desarrollo del Programa de Conservación Biocultural Subantártica y del Centro Cabo de Hornos es un reflejo de esa extensa y sólida colaboración”.     

Refiriéndose al futuro Centro Cabo de Hornos, opina: “Este programa posee el enorme potencial de convertir a Magallanes en un polo de investigación científica”.    

Alvaro Fischer, presidente del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, destaca: “Este premio lo que hace es relevar la disposición a hacer investigación científica en lugares muy emblemáticos del territorio nacional, como es en particular la zona Cabo de Hornos en el extremo sur de Chile, así como lo es también la zona de Atacama en el extremo norte del país”.

Juan Oyarzo, rector de la Universidad de Magallanes, realza que este premio debe enorgullecer a los magallánicos porque son 20 años en que el trabajo realizado conjuntamente con la Universidad de North Texas que ha propiciado poner un primer plano al Cabo de Hornos. “Lugar que nos presenta grandes características al ser un laboratorio natural, que nos permite estudiar y monitorear la biodiversidad, donde podremos observar los efectos del cambio climático a nivel mundial. Este reconocimiento nos estimula para seguir apoyando el trabajo de Ricardo Rozzi y su equipo “.

“En 2021 entrará en funcionamiento el Centro Cabo de Hornos en Puerto Williams, un espacio que permitirá en el futuro un monitoreo permanente del cambio climático a nivel mundial, transformándolo en un ‘centinela’ en esta materia. No podemos dejar de lado el trabajo que se está desarrollando con la declaración del Parque Marino Islas Diego Ramírez-Paso Drake, cuyo aporte a la soberanía y a los ecosistemas más invisibles para el ser humano permitirán la conservación de los océanos y con ellos beneficiar a toda la biodiversidad, protegiendo los recursos naturales y culturales de manera sostenible”, concluyó Oyarzo.