Necrológicas
  • Ramón Lincomán Manel
Las prestaciones se han mantenido con normalidad a pesar de la pandemia

En Magallanes, 25 mujeres han accedido a interrupción voluntaria del embarazo

Por La Prensa Austral Domingo 20 de Diciembre del 2020
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1,102
Visitas

A tres años de la implementación de la ley, organizaciones feministas buscan legalizar el aborto libre.

Silvia Leiva

sleiva@laprensaaustral.cl

A tres años de su entrada en vigencia, son 25 mujeres que han accedido a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en tres causales en Magallanes. Según las cifras entregadas por el Hospital Clínico de Magallanes -a través de Transparencia-, a noviembre hay una fuerte caída respecto de los procedimientos realizados en el mismo periodo del año anterior.

La misma tendencia se registró a nivel nacional, en que -según el Ministerio de Salud- 228 mujeres hicieron uso de esta norma, es decir, un 35% menos que las 350 interrupciones del año anterior.

El 2017 (la ley comenzó a regir en septiembre) se atendió a una paciente por la tercera causal. En 2018 se atendieron once mujeres, de ellas tres fueron por la primera causal, cinco por la segunda y tres por la tercera causal. El 2019 se atendieron nueve pacientes, cuatro por la primera causal, dos por la segunda y cuatro por la tercera. Este año se han atendido cuatro pacientes en la primera y segunda causal, todos durante meses de pandemia.

El médico jefe del Centro de Responsabilidad de la Mujer del Hospital Clínico de Magallanes, Raúl Martínez Guzmán, comentó que efectivamente este año hay una baja importante de las mujeres que han solicitado esta atención. Sin embargo, el especialista descarta que sea por la pandemia, explicando: “Mantenemos sin ninguna variación el ingreso de estas pacientes y el equipo psicosocial ha funcionado absolutamente normal, sin ninguna variación, y los no objetores se han mantenido sin variaciones tanto en obstetras como en anestesistas”, comentó.

Agrega que las puertas de acceso a la ley de interrupción del embarazo son fundamentalmente dos: la consulta en la atención primaria de salud y el Servicio de Urgencias, que habitualmente se utiliza para invocar la tercera causal. “En ese servicio, no hay cambios. Se ha mantenido la atención presencial a todas las personas que llegan a consultar del mismo modo que si no hubiese pandemia”, dijo el especialista.

En relación a las interrupciones realizadas durante este año, explicó que las enfermedades bajo la primera causal dicen relación con riesgos de hemorragias masivas, que tienen placentas previas oclusivas o accreta, o trastornos hipertensivos que hacen preeclampsia en etapas muy tempranas del embarazo. En la segunda causal, el factor más importante es la anencefalia (es un defecto de nacimiento grave en el cual el bebé nace sin partes del encéfalo y el cráneo).

También han tenido casos en que se configura la primera causal (riesgo de vida de la madre), pero la paciente ha decidido esperar la madurez fetal, después de las 24 semanas se considera viable y de las 28 semanas tiene buenas posibilidades de sobrevida. El médico recordó de un caso en que se había configurado la segunda causal, donde la mamá tenía problemas de infertilidad y, por lo mismo, decidió continuar con el embarazo para mejorar el pronóstico para el bebé, que afortunadamente llegó a buen término.