Necrológicas
  • María Juana Klein Hernández

El presidente de la Fundación Derechos Mayores, Michel Toledo Ortiz: “Es tan poco el valor que tienen los mayores en la sociedad que no están contemplados en las políticas de recuperación económica”

Por La Prensa Austral Domingo 17 de Enero del 2021

Compartir esta noticia
420
Visitas

El abandono, la pobreza, la falta de redes de apoyo y la dependencia son parte de las problemáticas que enfrentan los adultos mayores diariamente. Situaciones muchas veces invisibilizadas que éstos viven en soledad, las mismas que la contingencia sanitaria puso en evidencia de una manera brutal.

Tras un año complejo, el presidente de la Fundación Derechos Mayores, Michel Toledo Ortiz, busca poder instalar en la Constitución la protección de la calidad de vida en la vejez. El magallánico estuvo de precandidato constituyente, pero no pudo juntar las firmas necesarias para inscribir su postulación. Es, por ello, que hoy invita a los candidatos a trabajar en la promoción de políticas públicas de envejecimiento y también a  revalorizar el rol de las personas mayores en la sociedad.

“Son situaciones que muchas veces están invisibilizadas y hoy es tan poco el valor que tienen las personas mayores en la sociedad que no están contempladas en las políticas de recuperación económicas y tampoco son parte de los focos de atención, cuando en la última Encuesta Casen, el 40% de los jefes de hogar son adultos mayores. Entonces, si queremos que las familias no sufran los efectos económicos de la crisis sanitaria mundial también hay que trabajar con los adultos mayores”, dijo.

Respecto de los efectos de la pandemia, comentó que si pierdes el empleo a los 55 años es muy difícil volver a encontrar trabajo, con el efecto que ello tiene en la familia y en las futuras pensiones. Frente a ello, advierte sobre la falta de políticas públicas y apoyos para sobrellevar esta situación.

Otro de los efectos de la contingencia tiene que ver con la cantidad de personas fallecidas y el presidente de la Fundación Derechos Mayores advierte que la situación es dramática. Afirma que más del 80% de las muertes por Covid se produjeron en adultos mayores “y a nadie le llama la atención. Muchos de ellos en residencias. Entonces, ¿dónde están las políticas públicas para prevenir eso?”, cuestiona.

Problemas en residencias
para adultos mayores

Además acusa que han visto irregularidades en residencias de larga estadía, donde la gente puede entrar y salir, donde hay funcionarios a los que se le ocurre ir a comprar un café y vuelven a ingresar sin cumplir ningún protocolo. De la misma manera, acusan la faltan elementos de protección personal, debiendo los propios funcionarios comprarlos. “Vemos que no se está tomando en serio la gravedad de la situación y nos preocupan las medidas que se están adoptando para prevenir contagios y muerte”, señala.

Agrega que las personas que viven en la residencia tienen deterioros avanzados de distinto tipo y muchos están en una condición de abandono, entonces no tienen ninguna capacidad de defenderse. Es, por ello, que desde su fundación están enfocados a crear una política nacional de residencias.

El actual catastro es del año 2013, es decir, están años atrasados en estas políticas y la pandemia puso en evidencia ese problema. “Sabemos que es necesario contar con leyes que normalicen las residencias informales que son quienes están asumiendo el cuidado de los adultos mayores que están en situación de abandono, pero no existe ningún fondo social de inversión de residencias para que puedan ir mejorando su infraestructura y el servicio que prestan”, dijo.

La vejez siempre se vuelve complicada por la soledad, por el deterioro físico y cognitivo porque, si una persona no logra construir redes de apoyos, la calidad de vida en el proceso de envejecimiento se deteriora de manera importante, incluso lo material se va perdiendo porque con el menor ingreso ya no pueden costear los gastos de su vida.

A su juicio, es necesario generar un trabajo intersectorial. “Necesitamos políticas públicas de vejez y envejecimiento. Queremos discutir una nueva Constitución, pues es súper relevante garantizar una calidad de vida justa, plena y digna en la vejez. La dignidad tiene que ver con que esas políticas públicas garanticen esa calidad de vida. La gente autónoma y postrados tenemos que poder desarrollarnos con plenitud”, comentó.