Necrológicas

Candidato presidencial peruano prometió no dejar entrar a pobres extranjeros

Por Agencias Jueves 1 de Abril del 2021

Compartir esta noticia
106
Visitas

El veterano economista Hernando de Soto, candidato a la Presidencia del Perú, prometió que, en caso de ganar las elecciones, no dejaría entrar por la frontera “ni a delincuentes ni a pobres” de otros países, durante su presentación un debate presidencial.

El analista neoliberal, de 79 años, ha subido algunos puntos en la última encuesta y se metió en el pelotón del empate técnico entre seis candidatos que se disputan el pase a la segunda vuelta, por lo que su presentación era esperada en la segunda jornada de debates, divididos en tres noches por el alto número de candidatos (18).

Cuando expuso sobre temas de seguridad, dijo: “Hay que acordarse que los tiempos han cambiado, estamos en extrema pobreza, se han metido delincuentes de otros países y falta gente en las fronteras. Hemos iniciado conversaciones con las Naciones Unidas para vigilar las fronteras con respeto a los Derechos Humanos y no dejamos a entrar ni a delincuentes ni a los pobres de otros países”.

“Hay que acordarse que los tiempos han cambiado, estamos en extrema pobreza, se han metido delincuentes de otros países”

Sin hacer referencia a nacionalidades, De Soto agregó: “Que se ocupen sus gobiernos de ellos, nosotros nos ocuparemos de los nuestros”.

Perú, que en las últimas décadas no ha recibido grandes flujos migratorios y, por el contrario, cientos de miles de peruanos han salido del país en busca de mejores oportunidades, se vio sorprendido con la llegada de más de un millón de venezolanos que escaparon de la crisis humanitaria en su país. Por ello, los casos de delitos de extranjeros han tenido una gran resonancia y se ha convertido en un tema central en los debates.

El candidato de Avanza País se vio envuelto en una polémica en los últimos días al revelarse que viajó dos veces a Estados Unidos para ser vacunado contra el Covid-19, algo que en principio había negado. Semanas atrás, en referencia al escándalo de “vacunagate” en Perú, que implicó a decenas de políticos y allegados, aseguró que nunca usaría privilegios para ser inmunizado. Luego, argumentó que no le sacó la dosis “a ningún peruano”.