Necrológicas
  • José Arecheta González
  • Carolina Saldivia Andrade
  • Vicente Pouso González
  • Patricio Yensen Canales

Padre de pescador desaparecido soñó con su hijo quien le decía: “Búscame papá”

Por La Prensa Austral Miércoles 21 de Julio del 2021

Compartir esta noticia
4,354
Visitas

Atribulado pidió a las autoridades que reanuden las labores de rebusca en el canal Trinidad

Carlos Freddy Huenchumán, padre del joven pescador Diego Huenchumán Salazar (23 años) desaparecido en las aguas del canal Trinidad el pasado jueves 17 de junio, le pidió a las autoridades reanudar la búsqueda de su hijo.

El atribulado trabajador de la construcción viajó desde Pitrufquén junto a su esposa, un día después que fueron informados que su hijo había desaparecido mientras se encontraba en faenas de la pesca del róbalo a bordo de la lancha motor Rayén-Mapu en el canal Trinidad, ubicado a 250 kilómetros al norte de Puerto Natales.

El domingo cumplieron un mes en Puerto Natales realizando gestiones para que se logre ubicar a su hijo (el segundo de cuatro hermanos)

Carlos Huenchumán conocía Puerto Natales donde estuvo trabajando desde el año 2014 en la construcción del nuevo hospital de la ciudad hasta que finalizaron las obras. Tras ello decidió quedarse a realizar trabajos de construcción, junto con su hijo Diego, quien finalmente optó por trabajar en el mar. El por su parte retornó a Pitrufquén y su hijo se quedó en Natales, donde conoció a su pareja y tuvo a una pequeña que hoy tiene tres años.

Malas noticias

El jueves 17 de junio recibió una triste llamada telefónica donde le informaron que su hijo había caído al mar. “Nos desesperamos. No hallamos que hacer” recordó. Tras reponerse de la mala noticia de inmediato tomó junto a su esposa la decisión de viajar a Natales. Todo se dio para que pudieran trasladarse de inmediato al quedar liberados dos pasajes aéreos desde Puerto Montt, ciudad a la que viajaron durante la noche para tomar el vuelo en la mañana y llegar finalmente a Puerto Natales pasadas las 19,30 horas del viernes 18 de junio.

Extraño sueño

El mes que han estado en la región ha pasado muy rápido. Los días se les hacen cortos y con ello llega nuevamente la desesperación que no lograr resultados positivos.

Por ello está haciendo gestiones y efectuando llamados públicos a las autoridades para reanudar la búsqueda.

“Quisiera que volviera la Armada a hacer un nuevo intento, ojalá con drones o el robot que estuvo dos días en el lugar. Pido eso para estar más tranquilos como familia “ expresó.

Informó que la empresa Aquachile está dispuesta a facilitar el robot para trabajar en el lugar entre cuatro y cinco días, lo que sin embardo, debe contar con la autorización de la Armada.

En la noche del lunes recién pasado no pudo dormir. A media noche soñó con su hijo quien le dijo “papá búscame. Estoy ahí mismo”. Por ello está convencido que es posible dar con su paradero si se realiza una nueva rebusca.

Cada día que pasa la pena y el dolor se acrecientan y también la impotencia al ver como poco a poco se aleja la posibilidad de ubicar a su hijo. Ya perdió la esperanza de encontrarlo con vida, pero como sea quiere tener algo de él para recordarlo. A veces también le atacan sentimientos de culpa porque “como yo lo traje (a Natales) igual me siento mal por eso” reconoció.

Añadió que “lo único que quiero es que me lo encuentren. No se como estará su cuerpo pero lo único que quiero es encontrarlo”.

En las últimos días se acercó a conversar con la delegada provincial, Ericka Farías, quien lo recibió y le dijo que “haría todo lo que estuviese en sus manos”.

El atribulado hombre pidió que la Gobernación Marítima estudie nuevamente el caso de su hijo y reanuda la búsqueda.

Con su esposa, Elsa Salazar, tienen su retorno a su ciudad para fines de mes. Antes de ello esperan tener una respuesta que en parte los consuele ante lo ocurrido.

Diego Huenchumán Salazar, nació en Temuco, aunque con su familia se encuentra radicado desde hace años en Pitrufquén. En Ultima Esperanza se desempeñaba como ayudante de buzo a bordo de la lancha motor Rayén-Mapu, embarcación en la cual se encontraba a bordo cuando perdió el equilibrio y cayó al mar. De acuerdo a testigos su compañero de labores le lanzó un salvavidas e intentó darle alcance con la lancha, incluso se lanzó al mar para rescatarlo, sin embargo la corriente lo alejó rápidamente del lugar, perdiéndose desde ese momento todo rastro de su paradero.