Necrológicas
  • Angela Irlanda Navarro Arteaga

Candidato a senador, Alejandro Kusanovic: “Las instituciones del Estado hacen mal las cosas por falta de profesionalismo”

Por La Prensa Austral Domingo 14 de Noviembre del 2021

Compartir esta noticia
166
Visitas

“Hace más de 10 años me metí en el tema gremial, donde vi un montón de problemas en las instituciones del Estado, en que las cosas estaban mal hechas y empecé a pelear, incluso organicé dos movimientos del gas en 2009 y 2011 y pensé: ‘¿En qué puedo cooperar para hacer cambios en este tema?’. Y me metí a core y ahí, con la primera mayoría, empecé a luchar contra molinos de viento y seguí, terminando como presidente la segunda vez. Después tuve que renunciar, porque los parlamentarios no quieren competencia y te hacen renunciar un año antes, ¡pero ellos no renuncian!”.

Es la explicación que entrega Alejandro Kusanovic Glusevic a su candidatura a senador por Magallanes. En ese derrotero de cosas hechas  mal por el Estado, con inversiones inadecuadas y trabajos poco profesionales, con proyectos mal diseñados, decidió meterse a fondo en los temas yendo al Senado. “En las seremías hay una falta de profesionalismo, de dedicación, de estar enchufado con los problemas reales y transmitir las cosas bien hacia Santiago”, acusa.

Las soluciones deben
ser locales

“Uno de nuestros problemas es que creen que de Santiago van a venir a solucionar los problemas, pero los debemos identificar nosotros y presentar las soluciones con proyectos bien hechos. Creo que nos falta hacer bien las cosas, golpear la mesa, decir cosas reales, pero bien planificadas, bien estudiadas. Un ejemplo es lo sucedido con la Fibra Óptica Austral: todo perfecto, la fibra llegó, pero nadie pensó en el problema que podía haber para conectarse”.

Kusanovic cree que el proyecto fue mal planificado y peor estudiado, terminando en la negativa de las empresas a conectarse por sus altos costos. “Fue un proyecto con errores y lo peor es que nadie los quiere solucionar y el Estado concurre con fondos ‘parche’ pero, ¿por qué no estudian cuál fue el problema y lo solucionan de raíz? Ya han pasado 2 años de tremenda inversión y no se está utilizando”, reclama.

Asimismo, dado su conocimiento en una empresa marítima, señala la carencia de infraestructura portuaria, “y para peor, el Estado le pone montones de problemas al privado que quiere hacer una inversión: no le da la concesión, lo persigue, le trata de quitar la concesión, no le da ninguna facilidad… Ese tipo de cosas tiene que cambiar. Si alguien quiere instalar algo, ¡qué bien que lo haga! ‘¿Cuándo lo va a hacer, qué ayuda necesita?’, se debe preguntar, no que te persigan como si fuera un delincuente”.

Problemas en el tema de vivienda

El candidato independiente al Senado en la lista de Renovación Nacional rememoró que en 2004, el entonces ministro Rabinet, cambió las políticas de construcción y el Serviu pasó de construir 2 mil y hasta 3 mil casas a darle el subsidio a las personas para que compren su vivienda. “El error fue que las casas eran las mismas, pero creció la demanda sin crearse una oferta de viviendas. Entonces, las casas subieron de precio, el subsidio no alcanzaba y ahora tenemos un lío. El año 2000, Magallanes llegó a solucionar el déficit de viviendas, había más casas que gente que la necesitaba, incluso se entregaban con crédito del BancoEstado y se construían desde 1.000 a 3.000 casas y hoy se construyen 60 casas, salen como 80 a 100 millones de pesos y la plata no alcanza”.

Plantea que se debe volver a construir 2 mil viviendas para paliar el déficit de 5 mil casas en Magallanes, ya que la única manera de bajar los costos es la construcción masiva, lo que solucionaría el problema en corto tiempo. “Ese cambio de reglas se debe al ‘amiguismo’ que siempre hay y termina en una situación peor que antes y en vez de mejorar lo que funcionaba, lo vamos destruyendo y nadie quiere rectificar el error”, sentencia.

Carencia de médicos

Otro problema grave que, de ser electo espera poner en la mesa de la Cámara Alta en forma urgente, es atender la falta de médicos que en 40 años el Estado no se preocupó de generar de acuerdo a las necesidades. “Hoy en día hay un déficit de más de 7 mil médicos en Chile. Yo soy ingeniero y hay ingenieros manejando taxi. Cuando vea un médico manejando taxi, diré: ‘Estamos el ‘descueve’. Se creó una profesión de elite, porque hay grupos de poder que regulan la cantidad de médicos. El Estado no dice cuántos médicos son necesarios, al Estado le dicen qué cantidad de médicos tiene que haber”.

“¡Eso no puede ser!”, exclama con énfasis Kusanovic, ya que en su opinión debe ser el Estado quien determine el número de médicos que necesita la salud pública. Y si no hay médicos generales, tampoco se va a tener la cantidad de especialistas, formando una cadena de carencias.

“Para solucionar esto tenemos 10 años y la única manera es convalidar los títulos de las universidades que en el mundo cumplan los estándares que Chile quiere. La Universidad de Buenos Aires, ¿cumple esos estándares? Creo que sí, ya que hasta tiene premios en la profesión y sus títulos debieran convalidarse automáticamente, sobre todo en las regiones australes de Aysén y Magallanes, sin pruebas de convalidación. Esas son las tiranías del control, que lo único que hacen es limitar la libertad de las personas y generar injusticias y abuso”.

Al mismo tiempo cree que se debe mejorar la gestión y convalidar las demás profesiones que cumplan los estándares, revisando las condiciones de las universidades en que egresaron. Afirma que ha habido bastante inversión en infraestructura hospitalaria en Chile y en Magallanes “con tremendos hospitales, pero la atención sigue igual de mala producto de la falta de médicos y de todo tipo de personal”.

“Incluso de médicos especialistas que han tratado de convalidar sus títulos en Chile, pero por todo los tramitan. Otro ejemplo son los centros de diálisis, que no tienen enfermeras especializadas en todas partes. También hay una escasez de paramédicos, que también, quizás, vamos a tener que recurrir al extranjero, mientras el Estado de Chile regula las cantidades”.

Yerros de la educación
pública y las AFP

El otro gran tema que Alejandro Kusanovic plantea llevar al Senado es el de la educación pública, que considera muy mal administrada. “Eso hace que la gente deba pagar un colegio privado súper caro y los padres se sacrifican para darle una buena educación a sus hijos. No tendrían por qué hacerlo porque la educación pública debe ser tan buena como la privada. Pero nadie dice nada”.

“Hay muchas cosas que arreglar: las jubilaciones, donde han hecho las de ‘kiko y caco’ en 30 años, todos los cambios fueron a favor de las AFP y contra los ahorrantes. La AFP era un Ford T que había que mejorar, pero en vez de eso le fuimos sacando las puertas, ruedas, motor y terminamos con una carretilla, porque las AFP les pagaban las campañas a los parlamentarios y cuando perdían, les daban ‘pega’ a las empresas que controlaban”.

Propone aumentar un punto cada 2 años, para llegar a un 20% de aporte, y arreglar los temas de la gente que ya jubiló. “El Estado nunca se preocupó de ir monitoreando, porque todo es cambiante. Uno tiene que ir reinventando permanentemente y cambiando cosas. Pero nos quedamos dormidos en los laureles y nos volvimos tránsfugas y corruptos”.


La falta de energía

A propósito de energía, Kusanovic se centra en la naciente industria del hidrógeno verde que se instalará en la zona. “Es una apuesta interesante y hay que ver si va a funcionar. El problema que tenemos en Magallanes es que no hay energía a bajo costo, ni tampoco para industrias que se quieran instalar. Nadie lo ha solucionado y todos se tapan con una venda los ojos”.

“Una empresa se instala y no le pueden entregar gas, que está subsidiado, con precio oculto, dicen 7 u 8 dólares el millón de BTU y la verdad es que cuesta mucho más. Una región, para desarrollarse, tiene que tener energía a bajo costo, eso es primordial. Cuando se crecía al 7% en Chile con gas argentino, se decía que 2 puntos de ese porcentaje era gracias al gas barato del vecino país”, pone como ejemplo.